Simeone carga contra los árbitros, mientras llora por el '9' que nunca llegó

08.02.2017 – 00:14 H. Exigió y apretó al máximo a la dirigencia. Les hizo ver el Cholo Simeone a los que mandan que era necesario contratar un goleador de ...

08.02.201700:14 H.

Exigió y apretó al máximo a la dirigencia. Les hizo ver el Cholo Simeone a los que mandan que era necesario contratar un goleador de primer nivel para poder aspirar esta temporada a todos los títulos en juego. Se hicieron todo tipo de gestiones, varios candidatos fueron tanteados, pero el entrenador argentino no se pudo salir por la suya. Se tuvo que conformar con Kevin Gameiro, pero a día de hoy le sigue faltando ese elemento vital. En el Camp Nou completó un gran partido el equipo rojiblanco, pero al final esa pieza que tanto reclamó se echó en falta. El Barcelona tiene a Luis Suárez, el Atleti no… Se fue más caliente a casa que nunca el técnico, que cargó abierta y frontalmente contra los árbitros y el sistema. “Ya sé por qué tenemos más opciones en Champions que en la Copa y en la Liga”, dijo el Cholo en el micrófono de GOL.


Gemma Herrero. Barcelona

Es su cuarta final copera consecutiva, pero después de empatar de manera agónica con nueve jugadores y ante un Atlético al que anularon un gol legal y que falló un penalti

Las gestiones para recuperar a Diego Costa fueron intensas, constantes. El delantero nacido en Lagarto quería volver al precio que fuera. Londres nunca ha sido una ciudad en la que se haya sentido excesivamente cómodo. El Atlético de Madrid es su casa, siempre la consideró así, y presionó a los dirigentes del Chelsea para que le dejaran volar con rumbo al nido que abandonó en 2014. Fue imposible. Antonio Conte, que tras la Eurocopa de Francia se hizo cargo de la escuadra azul, le cerró la puerta de salida. Álvaro Morata, Cavani, Aubameyang… Ninguno de los que aparecieron por detrás del internacional español pudo ser captado.

Siempre echó de menos Simeone a Diego Costa. Desde el primer momento. El Atlético de Madrid apostó por Mandzukic para ocupar el hueco que había dejado el goleador del Chelsea. En aquella lejana pretemporada, el argentino torció el gesto cuando vio desde cerca al tanque croata. No le gustó y comunicó al club que en el futuro no se podía errar con ese tiro, que el goleador del equipo debía ser un primer espada en toda regla. Pero por mucho que se han ‘tocado’ candidatos, los deseados por el técnico nunca pudieron vestir la camiseta rayada. Y por ahí se le escapó la final de la Copa, especial porque será la que clausure el histórico Vicente Calderón.

En la imagen, Leo Messi junto a Griezmann. (EFE)En la imagen, Leo Messi junto a Griezmann. (EFE)

El Cholo Simeone, que en principio ocupará el banquillo del Atlético la temporada próxima, no quiere que se repita la historia en la que alumbrará el Wanda Metropolitano, pero por desgracia para él, y la entidad, todo queda a expensas de la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) a vueltas con la sanción de la FIFA. Antes de junio, se conocerá si el club puede fichar el próximo verano; si finalmente se le levanta el castigo y es así, la apuesta por un goleador estelar es ya innegociable. Antes no se pudo gastar porque la situación económica no lo permitía; lo que no permitirá Simeone es iniciar otro proyecto sin un depredador ‘top’.

El entrenador argentino no se cortó: “Felicidades al Barcelona por manejarlo todo muy bien”

Esta temporada, al menos hasta el momento, los números de los atacantes del equipo madrileño no son los esperados. Griezmann es el mascarón de proa en esta faceta; suma en total de 15 goles, ocho en la Liga, tres en Champions y cuatro en Copa. Pero los números de Gameiro, el en teoría encargado de liderar, o al menos compartir con su paisano, esta faceta, solo suma ocho unidades (seis, uno y uno). Fernando Torres, que ha vivido, al menos hasta ahora, en segunda línea, solo tiene en su cuenta cinco (cuatro en el torneo doméstico y uno en el del KO). La comparación con los delanteros del Barcelona no se sostiene…

Gameiro se lamenta tras un penalti fallado que fue determinante. (Reuters)Gameiro se lamenta tras un penalti fallado que fue determinante. (Reuters)

Los penaltis están matando al Atlético de Madrid en determinados y decisivos momentos. En el Camp Nou, fue Gameiro el encargado de asumir la responsabilidad porque Griezmann está negado en esta faceta. El pasado sábado, falló su quinta pena máxima con el Atlético, y en Barcelona cedió el protagonismo a su compatriota. Y Kevin no estuvo a la altura, enviando el balón a la grada. De haberlo marcado, habría sellado el empate y con muchos minutos por delante. Las penas están siendo máximas en la casa rojiblanca en este apartado; Griezmann falló uno que pudo ser fundamental en la final de Milán, que fue coronada con una tanda fatídica para el Atlético.

“Siento que algo bueno puede venir”, dijo Simeone tras el partido, aunque lo que le comía por dentro era la actuación arbitral. Nunca había cargado con tanta dureza contra el sistema. “Felicidades al Barcelona por manejarlo todo muy bien”, disparó el enfurecido entrenador. “Ustedes —dirigiéndose a los periodistas— lo ven todo. Por eso no hace falta que me pregunten a mí. Por nuestra parte, hablamos de fútbol, mientras que son ustedes lo que deben hablar de lo que normalmente hablan”. Y se fue con un punto de optimismo: “Quedan tres meses fantásticos si repetimos lo hecho ante el Barcelona”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes