Simeone reina en el Calderón: el duro desafío de explicar su enigmática fuga

18.09.2016 – 05:00 H. Lo que sucedió lo sabía hasta el menos avispado del lugar. Tras días de tensión, coronados con la confirmación oficial del ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

18.09.201605:00 H.

Lo que sucedió lo sabía hasta el menos avispado del lugar. Tras días de tensión, coronados con la confirmación oficial del protagonista en una rueda de prensa ofrecida este viernes pasado, la grada del Vicente Calderón tomó la palabra. Y el mensaje fue el esperado, a la par que contundente. El Cholo Simeone fue largamente jaleado por los miles de aficionados que se dieron cita para presenciar un partido que no tuvo historia. Hasta el ‘Mono’ Burgos tuvo que salir a saludar. El técnico argentino reina y gobierna en la institución rojiblanca. Nadie le hace ni le puede hacer sombra. Ahora toca esperar acontecimientos, que el balón marque el camino para lo que sucederá en el futuro.

La cruda realidad es que el Atlético de Madrid tiene dos años por delante -si no menos- para explicar a su gente las razones por las que el indiscutible líder de la manada ha decidido marcharse a otra parte antes de lo previsto. En el interior del club se sabe de sobra que de puertas hacia fuera no se puede chocar bajo ningún concepto con el entrenador argentino, porque la afición no va a tener dudas cuando tenga, llegado el caso, que dar la razón a una u otra parte. Lo que sucedió este sábado, con la visita del Sporting de Gijón, es más de lo mismo, por las circunstancias más sonoro que otras veces; es la realidad que se vive a orillas del Manzanares desde el Cholo agarró el timón de una nave que no tenía rumbo claro. Manda él, por mucho que le pese a alguno.

Simeone reina en el Calderón: el duro desafío de explicar su enigmática fuga

Tensión

Lo cierto es que el escenario, como ha venido informando este periódico en los últimos tiempos, no es el más idílico, con una creciente distancia entre el exitoso entrenador y el amo del club. La situación se ha tensado de manera considerable, provocando que el técnico meditara profundamente abandonar el Atlético de Madrid tras la final de la Champions League que el equipo rojiblanco perdió en Milán ante el gran e histórico enemigo. El desgaste ha sido más que evidente a la vista de los que viven en primera línea la vida diaria de la institución; una tirantez progresiva que se revela en diferentes episodios.

Cuestiones cotidianas se convierten en un problema de gran tamaño por ese deterioro en la siempre compleja relación entre Simeone y Miguel Ángel Gil Marín. También con otros ejecutivos. De sobra es sabido, por poner un ejemplo, que los horarios que marcan Javier Tebas y su amigo Jaume Roures disgustan a la mayoría, en especial al Cholo, que muchas veces ha preferido morderse la lengua en público. En privado ya es otra cosa y no hace mucho tuvo lugar un duro enfrentamiento entre el cuerpo técnico y algún que otro ejecutivo rojiblanco. Se le echó en cara a la dirigencia el poco poder que tiene el Atlético ante instituciones como la Liga. No es la primera vez que sucede…

Simeone estuvo, ante el Sporting de Gijón, igual de activo que en otras oportunidades. (EFE)Simeone estuvo, ante el Sporting de Gijón, igual de activo que en otras oportunidades. (EFE)

“La gente respalda la decisión”

Tras dos temporadas sin ganar títulos, el Atlético de Madrid volverá a pelear por todos, como ha sido siempre desde que Simeone se hizo cargo del equipo rojiblanco. Con una plantilla de gran profundidad y elementos de sobra y categoría en todas las líneas, será de nuevo enemigo temible para cualquiera, en España y en Europa. La trayectoria de la escuadra atlética y lo que suceda a su alrededor será determinante para que esas dudas que tuvo el Cholo, que en su día quedaron desveladas, se despejen o crezcan de tamaño. También repartir con tino los minutos entre los jugadores será básico para que la buena convivencia ayude al técnico a seguir en la lucha.

La comunión de la grada con su entrenador alcanzó un grado de emotividad superior este sábado. El Cholo Simeone habló tras el partido, al recordar el recibimiento que le tributó la afición, de “sensibilidad y emoción”, para recalcar que “confirma lo que siento y que cuando uno va detrás de lo que le marca el corazón, casi nunca falla; y si falla, uno siempre es feliz porque hay un grupo y una gente que respalda esa decisión”. La masa social nunca le va a dar la espalda, se trata de que no se la dé a la dirigencia, pues en un frontal cuerpo a cuerpo con el idolatrado estratega, siempre tendrá las de perder…

Fuente: ElConfidencial – Deportes