Un gol de penalti de Messi en el descuento resuelve un partido loco en Mestalla

22.10.2016 – 18:45 H. Se está convirtiendo en tradición que los Valencia-Barcelona se decidan en los últimos minutos. El año pasado empataron los locales ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

22.10.201618:45 H.

Se está convirtiendo en tradición que los Valencia-Barcelona se decidan en los últimos minutos. El año pasado empataron los locales en el 86 y hace dos ganaron los visitantes con un gol en el 89. Esta temporada, la acción decisiva tardó aún más en suceder. Un penalti en el 92 dio a Messi la opción de cerrar un partido loco y cargado de tensión que tuvo de todo, incluida una grave lesión de Andrés Iniesta. En Mestalla, el Barcelona se dejó por el camino a su capitán y casi se deja dos puntos.

El centrocampista azulgrana se lesionó en una entrada de Enzo Pérez. El argentino se tiró al suelo y tocó el balón, pero también trabó la pierna derecha de Iniesta, que al instante se dio cuenta de que aquello era algo importante, como confirmó el Barça después: lesión parcial del ligamento lateral externo que le mantendrá de baja entre 6 y 8 semanas. “¡Una detrás de otra!”, gritaba Luis Enrique desde la banda. No había pasado ni un cuarto de hora de partido y el técnico azulgrana ya estaba harto de Undiano Mallenco, cuyo arbitraje provocó unanimidad: no le gustó a nadie. “Ha habido un penalti no pitado, un gol ilegal y una expulsión perdonada. Pero vamos a seguir luchando”, tuiteó el perfil oficial del Valencia al descanso.

El equipo local reclamó un penalti de Umtiti a Rodrigo, un fuera de juego de Suárez en el 0-1 de Messi y la segunda amarilla para Busquets. De las tres acciones, la más clara fue la del fuera de juego. Suárez estaba por detrás del último defensor y dificultó la visión de Diego Alves del disparo de Messi desde la frontal. El portero valencianista vio una amarilla por protestar. Sin amonestar hasta el minuto 69 estuvo Mario Suárez, que realizó a André Gomes la entrada más dura de todo el partido. Hubo motivos de sobra para quejarse del arbitraje.

Iniesta se lesionó en el minuto 11 (Biel Aliño/EFE)Iniesta se lesionó en el minuto 11 (Biel Aliño/EFE)

Todo cambia en 5 minutos

El plan del Valencia era esperar al Barça en su campo y salir al contragolpe con Nani, Rodrigo y Joao Cancelo. El del Barça, controlar el balón y que aparecieran los tres de arriba. Sin Iniesta, Messi asumió más protagonismo en el centro del campo y se hizo con el mando en la primera parte. Tras su gol, el Barça tuvo varias ocasiones para encarrilar el partido, pero Alves realizó dos grandes paradas antes Suárez. Parejo, en el último minuto de la primera parte, tuvo el empate, pero se durmió ante Ter Stegen.

Al comienzo del segundo tiempo, Rakitic tuvo una ocasión similar. Esta vez no fue el portero el que evitó el gol, sino el palo. A partir de ahí, el partido cambió. En cinco minutos, el Valencia le dio la vuelta al marcador. El empate lo marcó Munir, cedido por el Barça. El madrileño primero robó un balón a André Gomes y después acompañó la jugada para rematar con el exterior del pie izquierdo desde la frontal. Ter Stegen no pudo hacer nada. El 2-1 fue obra de Rodrigo, que aprovechó la parálisis de la defensa azulgrana para rematar de primeras con la izquierda tras un gran pase de Nani. En ese momento, el partido estaba en manos de los locales, que no supieron cerrarllo.

Munir no celebró su gol (Juan Carlos Cárdenas/EFE)Munir no celebró su gol (Juan Carlos Cárdenas/EFE)

Contragolpes desaprovechados

El Barça empató en el minuto 62 por medio Suárez, que recogió en el segundo un rechazo de Alves tras un remate de cabeza y marcó con un tiro cruzado. Tras el empate, el partido entró una fase de más tranquilidad. El Valencia volvió a esperar en su campo y el Barça volvió a adueñarse del balón, pero la calma duró poco. Prandelli sustituyó a Rodrigo por Santi Mina e hizo que su equipo diera un par de pasos hacia adelante. A partir de ahí, el duelo entró en un ida y vuelta en el que el Valencia tuvo muchas opciones de salir ganador, pero desaprovechó varios contragolpes en superioridad en los que ni siquiera llegó a disparar a portería.

Tres de ellos los condujo Mina, y no pudo hacerlo peor. En el primero se frenó y le robaron el balón; en el segundo dio un mal pase a Munir; y en el tercero volvió a perder la pelota. Esa pérdida fue decisiva, pues de ella nació la última jugada del partido, que terminó en un claro penalti de Abdennour a Luis Súarez en el área valencianista. A pocos segundos de que se cumplieran los dos minutos de descuento, el Valencia echó por tierra todo su trabajo con un error de bulto.

El lanzador fue Messi, al que Diego Alves no consiguió poner nervioso. El argentino disparó raso al palo derecho del portero brasileño, que casi lo para, y puso el 2-3 en el marcador. En la celebración, una botella lanzada desde la grada golpeó a Neymar. Fue el epílogo lamentable a un partido loco en el que el Barça salió con vida, aunque tuvo que pagar un precio muy alto. El Valencia de Prandelli, pese a perder, sale reforzado.

Ficha técnica

2. Valencia CF: Alves, Montoya (Munir, m.46), Garay, Mangala, Gayá (Abdennour, m.38); Mario Suárez, Enzo Pérez, Cancelo, Parejo, Nani y Rodrigo (Santi Mina, m.70)

3. FC Barcelona: Ter Stegen, Sergi Roberto, Umtiti, Mascherano, Digne; Bisquets, Andre Gomes (Denis Suárez, m.71), Iniesta (Rakitic, m.13); Messi, Neymar y Luis Suárez.

Goles: 0-1, m.22: Messi. 1-1, m.53: Munir. 2-1, m.55: Rodrigo. 2-2, m.62: Luis Suárez. 2-3, m.90: Messi, de penalti.

Árbitro: Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó por el Valencia a Garay, Mario Suárez, Enzo Pérez, Abdennour y Alves, y por el Barcelona a Busquets, Neymar, Messi y Digne.

Incidencias: partido correspondiente a la novena jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio de Mestalla ante 52.000 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes