Un renacido Immobile le tiene ganas a España después de estrellarse en Sevilla

06.10.2016 – 05:00 H. Dos años llevaba Ciro Immobile desaparecido en combate, precisamente las dos campañas en las que probó fortuna lejos de la Península ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

06.10.201605:00 H.

Dos años llevaba Ciro Immobile desaparecido en combate, precisamente las dos campañas en las que probó fortuna lejos de la Península Itálica después de proclamarse ‘capocannoniero’ de la Serie A anotando 22 dianas para el Torino de Giampiero Ventura. Aprovechando su renacer futbolístico con la Lazio, el técnico que mejor supo explotar su olfato goleador lo ha reclamado nuevamente para completar la vanguardia de una Italia que, como España con Lopetegui, ansía evolucionar camino de Rusia 2018 con respecto al combinado que dirigió Antonio Conte hasta la pasada Euro. 


David Ruiz

El hijo pródigo regresó a La Romareda convencido de que no había ningún sitio como la casa propia para recuperar las sensaciones perdidas tras una dolorosa experiencia vital

Borussia Dortmund, primero; y Sevilla a renglón seguido, no dudaron en pagar sendas millonadas por el pánzer de Torre Anunziata, convencidos de que se hacían con un 9 de los de antes, letal en el interior del área y con una capacidad de sacrificio indispensable para todo atacante que se precie en base a la manera en que ha evolucionado el deporte rey. Pero ni en Alemania ni en España llegaron a disfrutar por un segundo de un Immobile que durante 18 meses se limitó básicamente a hacer honor a su apellido, dilapidando una tras otra las oportunidades que tanto Jürgen Klopp como Unai Emery le dieron en el Signal Iduna Park y Sánchez Pizjuán, respectivamente. 

Sus paupérrimas cinco dianas en 32 partidos, sumando sendas experiencias en Bundesliga y LaLiga, precipitaron una rápida facturación de regreso al Calcio. De vuelta en Turín experimentó Ciro una leve recuperación firmando en cinco meses (de los que un tercio estuvo lesionado), otra vez con la elástica del ‘Toro’, los mismos tantos que en el extranjero a lo largo de año y medio. Botín suficiente para que el ahora entrenador del Chelsea le asignara asiento en el avión rumbo a Francia para disputar una Euro en la que el ex sevillista tuvo un papel residual, por llamarlo así. 

Convencido de que no hay nada como el aire patrio para estimular las glándulas que disparan la adrenalina del gol, Immobile y su agente, Alessandro Moggi, removieron Roma con Santiago para evitar que el atacante de 26 años tuviera que pegar la vuelta a Híspalis y ponerse a las órdenes de un Sampaoli que no quería saber nada de sus toscas maneras. Precisamente sería uno de los gigantes de la capital italiana, la Lazio, quien se animó a repatriar definitivamente al centro delantero partenopeo a cambio de 8’5 millones de euros. Petición expresa de Simone Inzaghi, que veía en Immobile el heredero natural de Miroslav Klose, ese hombre-gol que hiciera olvidar a toda mecha al interminable delantero germano.

El delantero italiano Ciro Inmovile, cedido al Sevilla por el Borussia Dortmund, junto al presidente del Sevilla FC, José Castro, y el director deportivo, Monchi. (EFE)El delantero italiano Ciro Inmovile, cedido al Sevilla por el Borussia Dortmund, junto al presidente del Sevilla FC, José Castro, y el director deportivo, Monchi. (EFE)

No se equivocaba porque el ex nervionense ha iniciado la temporada en la Serie A como un tiro: cuatro dianas y dos asistencias en sólo siete partidos, con un doblete en la última jornada frente al Udinese, certifican el retorno de un ariete que, curiosamente, llevó mucho peor su semestre español que el año en Westfalia, por más dificultades que tuviera con el idioma de los nibelungos y el ritmo frenético del fútbol ‘heavy metal’ que proponía Klopp. 

El aterrizaje en ‘La Nazionale’ de Ventura incentivó más si cabe su deseo de regresar a Italia y tratar de reconquistar un hueco en la misma peleando cada fin de semana en la liga doméstica. El gesto de pegar la vuelta fue suficiente guiño para su mentor y el técnico genovés ya le incluyó en su primera lista, la de septiembre. Immobile se lo agradeció firmando un tanto en el triunfo a domicilio sobre Israel y un despliegue en vanguardia desconocido en el atacante prácticamente desde que abandonara Turín para emigrar a la Bundesliga. Cuentan sus allegados que el aura mágica de la Ciudad Eterna le ha ganado para los restos tanto a él como a su esposa, Jessica: ha revitalizado sus arterias y le ha devuelto una confianza que había perdido en Sevilla, donde buscó refugio virtual en los vídeo-juegos, una de sus grandes pasiones, para evadirse de la dramática experiencia que se convirtió para Ciro vestir la elástica hispalense. 

La explosión de júbilo de los tifosi biancocelesti cada vez que Immobile hace blanco en las mallas enemigas y besa el escudo del águila imperial contrasta con los abucheos y silbatinas que recibía a orillas del Guadalquivir. Es por eso que el renacido ariete lacial tiene ganas de hincarle el diente a la España de Vitolo y Sergio Rico, precisamente el rival contra el que se estrenó como ‘uomo azzurro’ hace dos años y medio en el Vicente Calderón.


David Ruiz

El portugués suma ya diez partidos sin mojar y su equipo, el Lille, es colista de la Ligue 1. Además, las hinchadas rivales no le perdonan aquel gol que privó a su selección del tercer título continental

Ventura apostará por Éder y Pellè de inicio, más que nada por aquello de haber sido los grandes causantes del hundimiento hispano en Saint Denis el pasado verano, no tanto por el estado de forma de ambos. Pero en Italia nadie duda de que el segundo mejor artillero nacional del momento en el Calcio (después de Belotti, también en la convocatoria) dispondrá de minutos a lo largo del choque para tratar de demostrar a la hinchada española que su fútbol da de sí mucho más de lo que fue capaz de exhibir en su efímero paso por LaLiga. Que se juegue en Turín, la que fuera su plataforma hacia el estrellato, aumentará todavía más sus ganas de reventar el candado de De Gea.

Fuente: ElConfidencial – Deportes