Una nueva demanda para Villar: las ayudas al Recre llegan a los tribunales

12.10.2016 – 00:00 H. El fútbol español sigue inmerso en ese tumulto en el que no parece pasar nada pero no dejan de pasar cosas. A tenor de la normativa ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,20

12.10.201600:00 H.

El fútbol español sigue inmerso en ese tumulto en el que no parece pasar nada pero no dejan de pasar cosas. A tenor de la normativa vigente las elecciones para la presidencia de la federación se deberían de haber celebrado hace unos meses, pero ni están ni se las esperan. El organismo ha entrado en un sinfín de pleitos y reglamentos que solo han conseguido bloquear una elección que debería ser casi una rutina. Pero la federación, dominada por Ángel Villar desde 1988, ha entrado en un bucle de reglamentos que el Consejo Superior de Deportes no considera válidos pero que siguen presentándose como si lo fuesen. Nadie parece dispuesto a ceder y, por el momento, sigue sin haber fecha para  la próxima elección de la presidencia de la federación. 

Villar ha tenido en los últimos meses más sustos que en casi todos los años de presidencia previos, que ya son unos cuantos. Y los que le quedan por venir, pues le espera en los juzgados una nueva demanda por el caso del Marino de Tenerife y el Recreativo de Huelva. El Tribunal Administrativo del Deporte, del que se quejó amargamente en su día pero le terminó dando la razón en todos sus postulados, consideró que las subvenciones que se le dieron a los dos equipos se ajustaban a la ley. Algunos de sus contrincantes no creen que esa resolución sea legalmente válida y han reclamado a la justicia ordinaria, donde se supone que Villar ya no tiene mano, para que valoren la situación en profundidad. 

El problema viene de lejos y ya ha pasado por las manos de las más altas instituciones deportivas del país. La Real Federación Española de Fútbol ayudó económicamente a estos dos clubes, algo que el CSD consideró improcedente, pues generaba una ventaja competitiva, pero que el TAD aceptó al creer que el organismo que preside Villar tiene derecho para hacerlo. Miguel Galán, sin embargo, estima que la resolución adoptada por el tribunal deportivo no se ajusta a derecho y, por eso, ha llevado a los tribunales la cuestión. Una más para Villar, que esta semana comparecerá, por primera vez, ante un juez.


El Confidencial

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) aprobó este el mismo reglamento electoral que rechazó el Consejo Superior de Deportes (CSD) y acudir a la vía contencioso administrativa

Después de varios movimientos de dilación el dirigente tendrá que ir, finalmente, al juzgado de Majadahonda. Ya han declarado Cardenal, Tebas y Galán pero él, el imputado, ha logrado zafarse durante casi un mes. Primero por un viaje a Atenas por las elecciones de la UEFA, luego por una muy oportuna operación de rodilla que le dio más tiempo para no encontrarse con el juez. Este viernes, salvo nueva excusa creíble, comparecerá en el tribunal. 

En este caso no es por las ayudas ilegales sino por el retraso en la convocatoria de elecciones. La Federación ha ido presentando durante todo el curso una serie de reglamentos que el CSD cree que no se adhieren a la normativa vigente. Eso ha terminado en los juzgados, pues Miguel Galán, que aspira a ser presidente de la RFEF, considera que en este proceso no ha habido buena fe sino prevaricación. Es decir, que Villar ha ido tramitando reglamentos a sabiendas de que no eran válidos con el único propósito de retrasar al máximo una nueva elección. 

Y el juez tendrá que dictaminar si realmente en las continuas dilaciones ha habido mala fe, lo que supondría la prevaricación. Todos los testigos que por el momento han pasado por el tribunal han afirmado que no es casual tanto retraso, que corresponde a una estretagema del presidente federativo. Este viernes tendrá espacio para defenderse. 

Villar, lejos de amedrentarse, esta semana ha vuelto a afirmar que está seguro de lo que hace. Por el camino ha destituido a Jorge Pérez, secretario general durante años y ahora oponente para las elecciones que nadie sabe cuándo se celebrarán. Además de esa resolución, Villar ha ratificado esta semana su guerra conta el CSD. Y lo ha hecho en su más pura esencia, asegurando que el Consejo se entromete en lo que no le compete. Esta teoría ha sido defendida por el presidente durante mucho tiempo, el suficiente para, incluso, reclamar a la FIFA que se inmiscuyera en la cuestión. La tan manida injerencia, caballo de batalla de Villar que, una vez más, ataca esta semana para mantenerse en su posición. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes