FKM 2016 | ‘La valija de Benavidez’ de Laura Casabe

‘La valija de Benavidez’ (2016) es otra de las películas que entran a competición en la sección de Óperas primas del FKM, Festival de Cinema Fantástico da ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,30

‘La valija de Benavidez (2016) es otra de las películas que entran a competición en la sección de Óperas primas del FKM, Festival de Cinema Fantástico da Coruña. El film suena como una de las grandes favoritas a llevarse el premio al lado de la todavía más laureada ‘Tenemos la carne’ (Emiliano Rocha Minter, 2015) —apadrinada por Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón—. El film tuvo el estreno mundial en el Festival de Brusela. También pasó por Sitges, como todo lo que proyecta el FKM.

Gane el premio o no —además hay galardones al mejor guión, a la mejor banda sonora y a los mejores efectos visuales— ya veremos si algo de esto impulsa al film para que tenga un estreno mínimamente decente, que es a lo que debería aspirar toda película realizada. La sala estaba a rebosar y la gente salía bastante contenta. No así del corto que proyectaron antes.

‘Aciaga Sucidus Interruptus’ es un corto dirigido por Marcos Fernández Eimil con más desgana que otra cosa. Con una absoluta pobreza de medios, el corto posee dos elementos a tener en cuenta. Primero, la idea en sí, la de una mujer que se va a suicidar y termina con tres cadáveres en el salón de su casa. La otra, la banda sonora compuesta por Carmen Ruiz —también actriz en el corto—. Una música a la que la imagen no hace justicia alguna.

Lavalijadebenavudezf2

Lavalijadebenavudezf2

‘La valija de Benavidez es un film difícil de catalogar. Ponerle una tan ansiada —por los que se pierden— etiqueta es una ardua labor. Es un thriller, también un film fantástico, un drama. O dicho de otro modo, una historia que encierra en sus imágenes momentos inquietantes y perturbadores. También se trata de una comedia negra, con un mensaje con muy mala leche, sobre el arte, los artistas y la capacidad creativa de cada uno.

Arte y muerte

Benavidez es un profesor de plástica que un día discute con su pareja, una joven promesa de la pintura. Él carga con su valija y se va de casa. Acaba en la de su psiquiatra, quien lo acoge en su hogar para que se tranquilice. Allí Benavidez descubrirá una terrible realidad. En dicho lugar se somete a diversos artistas a un experimento para aumentar sus dotes creativas. Una historia con un envoltorio de film fantástico/thriller y final sorpresa.

Lavalijadebenavudezf3

Lavalijadebenavudezf3

Una elipsis, un sencillo fuera de campo, es el truco de guion ideado por Laura Casabe para despistar al espectador, y sorprenderle justo al final, cuando todas las cartas se ponen sobre la mesa. Se hermana muerte y arte hasta un punto realmente preocupante. Veo una crítica al postureo artístico, al artista que no es capaz de superar con talento el apellido famoso. También a todos aquellos que lo aplauden y que tildan de obra maestra la última gran memez descubierta.

Mejor que la historia en sí es el pulso narrativo de Casabe, firme e intenso. Con un buen uso de la cámara hurga en los recónditos lugares de la mente del que se cree artista. También en la locura. ¿Cuántas veces hemos escuchado que los artistas están locos? ¿Y cuántos se aprovechan de esa locura, que es también una debilidad?