‘Mr. Robot’, la serie ganadora del Emmy que supera a los mejores thrillers de los últimos años

Para la industria del entretenimiento, hoy es el día de la resaca de los Emmys, de crónicas, listas de mejores momentos y reflexiones sobre la gala y sus ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,50

Para la industria del entretenimiento, hoy es el día de la resaca de los Emmys, de crónicas, listas de mejores momentos y reflexiones sobre la gala y sus premios. Aun siendo éste un espacio dedicado al séptimo arte, desde hace años se hacen series que están ofreciendo más calidad que muchas películas y cualquier debate al respecto es bienvenido.

Recientemente comenté lo que Hollywood debería aprender de la gran triunfadora de los Emmy, ‘Juego de Tronos’ (‘Game of Thrones’), así que hoy quiero destacar otra serie que recibió dos galardones anoche, ‘Mr. Robot’. Creada por Sam Esmail y protagonizada por el premiado Rami Malek, ‘Mr. Robot’ es una de las mayores sorpresas de la televisión actual, la serie que tienes que ver si amas el cine de David Fincher.

Del cine a la televisión

Mr. Robot

Mr. Robot

Inicialmente, Esmail quiso escribir una película sobre un tema que le fascina, la cultura del hacker. Cuando llevaba 90 páginas aún con el primer acto, comprendió que el mejor medio para contar esta historia era una serie de TV (por suerte para él, otros pensaron lo mismo). Reconoce que se fijó en la obra de cineastas como Stanley Kubrick, David Lynch o Darren Aronofsky y que tomó elementos de títulos como ‘Taxi Driver’, ‘Blade Runner’ o ‘The Matrix’.

Posiblemente, su mayor inspiración es ‘El club de la lucha’ (‘Fight Club’). Sin entrar en spoilers, cuando ves la primera temporada de ‘Mr. Robot’ encuentras similitudes con los protagonistas y la ideología del film de 1999 (basado en la novela de Chuck Palahniuk) así como rasgos estéticos del cine de Fincher, si bien la serie consigue crear su propio estilo. Esmail reconoce la influencia sin lugar a dudas incluyendo, en un capítulo clave, el tema ‘Where Is My Mind?’ que suena al final de ‘El club de la lucha’.

Cada episodio es como una película corta”, afirma Esmail, quien ha participado como guionista en 11 capítulos y ha sido el director de 15, incluyendo todos los de la segunda temporada que está a punto de culminar. Cabe destacar que antes de ‘Mr. Robot’, este estadounidense de ascendencia egipcia (igual que Malek) había realizado un largometraje, ‘Comet’ (2014), donde por cierto dirigió a su prometida, Emmy Rossum.

Un casting impecable, un universo propio

Rami Malek y Christian Slater en Mr. Robot

Rami Malek y Christian Slater en Mr. Robot

Cuenta Esmail que llegó a sentirse inseguro sobre el material que había escrito cuando comenzó a buscar al actor para Elliot, el héroe de esta historia, un hacker antisocial que pretende derribar a una malvada corporación (al menos, así lo ve él). No conectaba con ningún candidato hasta que apareció Rami Malek, intérprete poco conocido al que su novia había visto en ‘The Pacific’. La chispa fue inmediata, y pasó por alto que Malek acudiera a la audición sin aprenderse los diálogos.

Desde el primer capítulo entiendes por qué le eligió. Es como si Esmail hubiera escrito el papel para Malek. No es sólo que se exprese de manera convincente como Elliot, es que su cuerpo parece haber interiorizado esa identidad, dando lugar a alguien único. Esta simbiosis entre el actor y su personaje es rara de ver y por eso se disfruta tanto. Tiene un riesgo, claro, y es que Malek quede encasillado en este tipo de personajes; aún es joven, y los premios que recibe por la serie le están abriendo puertas a proyectos como el remake de ‘Papillon’.

Una escena de Mr. Robot

Una escena de Mr. Robot

Mr. Robot’ se apoya en Elliot, se centra en su viaje, escuchamos su voz en off (a nadie más), pero una de las características más llamativas de la serie es que posee un abanico de personajes tan extraños y fascinantes como el protagonista. Todos resultan creíbles y auténticos, lo cual dice mucho del talento creativo de Esmail (si has escrito un guion, o lo has intentado, sabrás lo complicado que es dar voz propia a cada uno de los personajes).

Afortunadamente, el mundo diseñado por Esmail está poblado por los actores adecuados. Sólo hay un nombre destacado en el reparto, Christian Slater, que también es productor, y quizá la falta de estrellas beneficia a ‘Mr. Robot’ ya que no tenemos asociados roles particulares a estos rostros; hay más espacio para la sorpresa. De hecho, en la 2ª temporada entra Craig Robinson, un habitual en comedias, y tiene un papel totalmente inesperado. Rompe las expectativas del público que le conoce.

Nadie hace un papel obvio, nadie es bueno o malo completamente. Y un detalle que encuentro interesante es que la serie saca partido a los rasgos individuales del elenco. Ya sean físicos o vocales, cada intérprete parece acentuar lo que le diferencia del resto. Lo cual, unido al estilo visual y los diálogos de la serie, contribuye a crear la sensación de un universo único, de una realidad encapsulada y separada de cualquier otra ficción televisiva o cinematográfica.

Mr. Robot‘ es enigmática, atrevida y diferente

La serie no es perfecta, desde luego, tiene unos capítulos mejores que otros, pero esto ocurre con todas, y lo que está ofreciendo ‘Mr. Robot‘ en sus primeras temporadas está al alcance de muy pocas; si la comparamos con cine, supera a la mayoría de thrillers estrenados en los últimos años. La controla un creador que, de momento, ha demostrado imaginación, criterio, valentía y ambición. Con ganas de sorprender al espectador y ofrecer algo diferente.

Y con un gran equipo a su alrededor, el resultado, por ahora, es extraordinario. Estéticamente es una gozada, la puesta en escena es fascinante (arriba he dejado un vídeo que intenta analizar sus llamativos encuadres), los personajes están muy cuidados y la historia engancha, con sus enigmas y sus giros. En definitiva, ‘Mr. Robot‘ es una extraña joya que merece la pena descubrir.