NO ES SIMPLE DESESPERO: EL HAMBRE Y MUERTE ASFIXIAN AL PUEBLO

El tiempo se agotó hace mucho rato, y hablar de meses para salir del gobierno inefable de Maduro, se traduce en miles de muertos y emigrantes cada día. ...
publicado por
Ruben Chirino Leañez avatar
hace karma
12

El tiempo se agotó hace mucho rato, y hablar de meses para salir del gobierno inefable de Maduro, se traduce en miles de muertos y emigrantes cada día.

Por:                                                                                                                                                          ING. RUBEN CHIRINO LEAÑEZ                                                                                        @microship_venez

                La urgencia del momento amerita la toma de decisiones objetivas, pragmáticas y sobre todo rápidas, el día a día del venezolano es una tortura física, psicológica y emocional, es inmoral e inhumano seguir sometiendo al pueblo a esta tortura. Al momento de escribir este artículo cientos miles de venezolanos deambulan de farmacia en farmacia, buscando un medicamento para la hipertensión, diabetes u otra enfermedad. Miles de enfermos con cáncer sin medicamentos “sobreviven” cada día, esperando a ver si el país cambia antes de que la muerte toque a su puerta. En este mismo instante millones de familias no podrán almorzar o cenar, otros millones hacen interminables colas para irse luego con las manos vacías, y mientras este genocidio avanza, una cúpula corrupta y delincuencial de políticos, militares y mafias, tienen secuestrado el poder y nos condenan a muerte a un país entero.

La solución es la salida INMEDIATA de maduro (en minúsculas), por la vía de la RENUNCIA o la DOBLE NACIONALIDAD. Por cierto resulta muy suspicaz como se torea esta última, surgen muchas hipótesis del porque la AN omite este tema, esperemos que estas sean fallidas por el bien del país y exijamos al respecto, respuestas claras de la AN.

No es un simple desespero lo que asfixia al país, es una URGENTE NECESIDAD. El pueblo quiere que esta amargura se termine ya y se fuese hoy mismo mejor, eso es lo que necesita el país. Debido a la extrema urgencia, la velocidad pasó a ser el principal rasgo requerido para la salida de esta crisis, y esta velocidad debe ir acompañada solo de la constitucionalidad, las demás cualidades que se le exigen a una salida, son un lujo que el país no se puede dar en estos momentos.  

Todos sabemos que a más tardar 72 horas después de haber salido maduro (en minúsculas) y su gobierno, el país comenzará a recibir la ayuda humanitaria en comida y medicamentos, que el actual gobierno tiene bloqueados. El pueblo sabe que la AN es un poder autónomo y entiende que en sus manos no está el gobierno, pero el país votó el 6D con la intención de que desde dicho espacio, se impulsara un cambio de gobierno a la MÁXIMA BREVEDAD POSIBLE. El país ya conoce de la ruta del cambio anunciada por la MUD, pero EL PUEBLO QUIERE VELOCIDAD. Habrá quien diga que es injusto que a la AN se le emplace a priorizar entorno a la velocidad, y no dejará de tener algo de razón, pero lo cierto es que este momento histórico los colocó en ese rol, y no les queda de otra sino actuar conforme al momento que vivimos.

Si la oposición partidista deja que la dinámica política gire entorno, a otros focos de atención, la situación peligrosamente parirá otros protagonistas, y eso si puede resultar en aventuras indeseables e históricamente costosas. El país político está entrampado en lo que aprueba la AN, lo que rechaza maduro (en minúsculas), y lo que diga luego el tsj (en minúsculas), y en este ciclo sin fin aparente, se pierde un tiempo valioso, siempre postergando un inevitable choque de poderes. El único beneficiario de perder tiempo es maduro, y el gran afectado es el pueblo.

Hoy el principal problema de la nación, no es la escasez, no es el desabastecimiento, no es la inflación, no es la falta de producción, HOY EL PRINCIPAL PROBLEMA DEL PAÍS, ES EL GOBIERNO DE MADURO, este da origen a todos los demás, este es el problema que hay que terminar cuanto antes y para ello solo debemos hacerlo de manera constitucional y rápida.

Al pueblo hambriento no se le puede pedir que se desayune, almuerce y cene unidad partidista, ni al enfermo con cáncer u otra enfermedad, que tome una capsula de unidad opositora cada 12 horas.

SE REQUIEREN RESULTADOS CUANTO ANTES, SIN ADORNOS Y SIN FLORITURAS.

Por:                                                                                                                                                          ING. RUBEN CHIRINO LEAÑEZ                                                                                        @microship_venez