La paranoia que nos excusa la sociedad: El ritmo de vida de un venezolano en palabras.

‘’La paranoia que nos excusa la sociedad’’ ¿Qué por qué comienzo con ese  título? Pues es fácil entenderlo para quien  vive actualmente en Venezuela, pero ...
publicado por
Abraham Andrade avatar photo
hace karma
4,20

‘’La paranoia que nos excusa la sociedad’’ ¿Qué por qué comienzo con ese  título? Pues es fácil entenderlo para quien  vive actualmente en Venezuela, pero para quien no vive acá y le interesa saber el ritmo de vida que se lleva, nada más por curiosidad quizá aquí pueda encontrar la respuesta.

Hace unos días estaba abordando un transporte público para ir desde mi casa a la universidad, por cuestiones de congestionamiento vehicular y paradas a cada nada, las pausas eran algo constante. Yo, por gusto propio, siempre busco sentarme al lado de las ventanas para observar el paisaje, pero en este caso la vista no era más que ver a cientos de paranoicos llevar su día a día. Todos tratando de caminar a una velocidad que a penas y soportan sus cuerpos, y dentro de una sociedad desordenada.

La teoría dice que si una calle tiene un solo sentido para el paso vehicular, el peatón debe observar al lado de donde podría venir un vehículo para evitar cualquier accidente, pero en Venezuela debes estar atento, puesto  a que un motorizado pueda salir del lado donde no estas observando, haciendo un claro desafío a la ley. Aunque esto solo debe pasar si tienes suerte, ya que a veces para evitar colas en las calles montarse en la acera por donde caminas les resulta más sencillo y eficaz.

Sin embargo, el argumento que te acabo de explicar no es el único motivo que te hará mirar en todas las direcciones y en reiteradas ocasiones. Una de las cosas que más observo en todo momento cada que estoy en las calles de mi ciudad, es la velocidad tan sorprendente con la que caminamos. Se dice que no se puede caminar y mascar lo que se conoce en otros lugares como goma de mascar a la vez, en referencia a que es muy ‘’jodido’’ hacer dos cosas al mismo tiempo, pero aquí ¡Lo hacemos! Porque caminamos mientras analizamos a todas las personas a nuestro alrededor, solo para intentar  anticiparnos a algún robo, o algún otro suceso que pueda causar otro ciudadano que nos quiera ‘’joder’’.

Yo y al igual que muchos otros, no estamos paranoicos en su totalidad, a diferencia de millones de venezolanos, paranoia que es aceptable y justificable por una sociedad con falta de control, falta de orden y con un gobierno incapaz de solucionar esto.

Corrupción, delincuencia, impunidad e inflación son la causa de nuestra locura, en un paraíso en el que intentamos sobrevivir ahora, para vivirlo después.

La sociedad nos excusa la paranoia que hemos adquirimos día tras día, la alimenta, y por momentos olvidamos observar con claridad lo que nos rodea, olvidamos apreciar los mas sencillos detalles, olvidando que no tendremos otra vida para hacerlo.