AIN, Cáritas y Manos Unidas España movilizan ayuda por terremoto de Ecuador

MADRID, 21 Abr. 16 (ACI).- Las principales organizaciones de la Iglesia católica en España se han movilizado para enviar ayuda a Ecuador tras el terremoto ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,30

MADRID, 21 Abr. 16 (ACI).- Las principales organizaciones de la Iglesia católica en España se han movilizado para enviar ayuda a Ecuador tras el terremoto de 7,8 de magnitud que tuvo lugar el pasado sábado 16 de abril y las réplicas que se han sucedido en los últimos días. Cáritas Española ya ha enviado una partida inicial de 100.000 euros a Cáritas Ecuador y ha abierto una campaña de solidaridad con los damnificados bajo el lema “Cáritas con Ecuador”, a la que será posible hacer aportaciones desde esta web. 

Desde la capital de Ecuador, Quito, partió hace escasas horas un convoy de 20 vehículos con productos de primera necesidad que Cáritas Ecuador movilizó para responder a las necesidades más urgentes de las zonas siniestradas por el terremoto

Cáritas Ecuador informa que el equipo de la Arquidiócesis de Portoviejo, en la zona de Manta, la mayoría de familias están siendo albergadas y atendidos desde las parroquias de San Patricio y de San Martin de Porres. 

El número de hogares que se están atendiendo desde la Iglesia local en el cantón Manta es de 1.200 familias.

Asimismo, en el cantón Portoviejo –cuya zona urbana central ha quedado destruida en una tercera parte y en los barrios suburbanos las casas, de estructura mixta de caña, madera y ladrillo, han resultado seriamente dañadas—, la coordinación de las ayudas se concentra en la parroquia de San Ignacio de Loyola, Espíritu Santo y La Merced. En ese cantón se está acogiendo a un número aproximado de 300 familias de las áreas rurales y otras 500 familias de zonas urbanas afectadas. Puede realizar una aportación a través de Cáritas aquí: http://www.caritas.es/qhacemos_emergencias_info.aspx?Id=2029

Manos Unidas ha contactado con sus socios locales en Ecuador, quienes ya están trabajando en la zona más afectada por el terremoto. Maria Jesús Pérez, directora ejecutiva de la Fundación Maquita, es una de los principales socios locales de Manos Unidas en la zona costera de Ecuador, en donde trabaja desde hace más de 20 años. 

Según destaca Pérez, quien se encuentra en la zona afectada junto con equipos técnicos para valorar la situación, “de las zonas rurales casi no hay noticias por la incomunicación. Ahora hay confusión y desorganización. Queremos una solidaridad que genere bases para rehacer la vida. La situación es muy trágica para miles de familias. En al provincia de Manabí todavía no se cuenta con los servicios básicos como luz y agua”. 

David Zambrano, del Centro de Promoción Rural – CPR (Santa Elena) quien también colabora con Manos Unidas, asegura que “aún mucha gente duerme con un ojo abierto y el otro cerrado, pensando en el que le puede caer la casa encima”. 

Manos Unidas lleva desde los años 90 realizando proyectos de cooperación al desarrollo en Ecuador, donde ha llevado a cabo 437 proyectos con una inversión de más de 15 millones de euros. Durante el año 2016 se están realizando 15 proyectos, el 20% de ellos en la zona más afectada por el terremoto

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en España, ha puesto en marcha una campaña de emergencia, para socorrer la necesidades urgentes de la Iglesia en las zonas más dañadas por el terremoto. Las primeras solicitudes se centran en atender a los afectados a través del reparto de bienes de primera necesidad y, como segundo paso comenzarán la reconstrucción de numerosos edificios, así como templos y conventos que han quedado destruidos.

Mons. Lorenzo Voltolini Esti, Arzobispo de Portoviejo, (Ecuador) aseguró a AIN que “el 75% de los templos, conventos y edificios de la Iglesia están destruidos”. 

Los lugares que no se vinieron abajo completamente, tienen muy difícil acceso o peligro inminente de derrumbe por la cantidad de grietas que hay en las estructuras. La Archidiócesis de Portoviejo calcula que los daños tienen un coste aproximado de 9 millones de euros.

El padre Walter Coronel, de la localidad de Portoviejo, cuenta que “los ecuatorianos vivieron el terremoto dentro de las iglesias porque era la hora de la misa”. El sacerdote lamenta que “estamos celebrando los funerales en la calle” ante la falta de espacios. “Los cuerpos se están descomponiendo, no hay servicio de agua y la electricidad se corta continuamente. Nuestro país no está preparado para esto”, relata desesperado.

En Playa Prieta, el desplome de una casa-escuela de la congregación de las Siervas del Hogar de la Madre ha dejado una religiosa y cinco candidatas fallecidas, así como tres religiosas heridas. 

El terremoto tuvo lugar el sábado 16 de abril a las 18.58 hora local, con una intensidad de 7,8 grados en la escala de Richter y con epicentro en la localidad costera de Muisne. Las últimas cifras oficiales contabilizan 570 muertos, más de 7000 heridos y 213 desaparecidos, así como más de 20 mil damnificados.

AIN colabora con la Iglesia ecuatoriana desde hace décadas, durante el año 2015 la fundación pontificia envió un total de 502.000 euros. Además han comenzado una campaña de oración por las víctimas y afectados por el terremoto: https://www.ain-es.org/campanias/oracion/detalle/?id=58

Según el Instituto Geofísico de Ecuador se ha contabilizado hasta ahora un total de 541 réplicas. Dos de las más recientes, registradas el pasado miércoles, alcanzaron magnitudes de 6.1 y 6.3 en la escala Richter y son las mayores desde el terremoto del pasado sábado.

También te puede interesar:

Caritas Ecuador: “Nuestra mayor preocupación es rescatar a las víctimas” https://t.co/1PupCs5pGP

— ACI Prensa (@aciprensa) 19 de abril de 2016

Fuente: AciPrensa