Autoridades de Pakistán niegan visa a monjas católicas que educan miles de niños y jóvenes

ROMA, 29 Jun. 15 (ACI/EWTN Noticias).- “No sabemos por cual motivo nos han denegado la renovación de la visa. Nuestro trabajo es siempre el ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,30

ROMA, 29 Jun. 15 (ACI/EWTN Noticias).- “No sabemos por cual motivo nos han denegado la renovación de la visa. Nuestro trabajo es siempre el mismo, el de la educación, en beneficio de los jóvenes de Pakistán, de todas las religiones. Para nosotras ha sido como un rayo. Pero no podemos permanecer en un país si se nos considera ilegales”.

Así lo señala la religiosa filipina Delia Coyoca Rubio, presidenta de la Convent School de Islamabad en declaraciones a la agencia vaticana Fides sobre su situación en Pakistán, país mayoritariamente musulmán en el que se registran diversos casos de persecución contra los cristianos como el del joven de 14 años acusado de blasfemia que fue quemado vivo o el de los esposos –la mujer estaba embarazada– que fueron arrojados a un horno para morir calcinados en noviembre del año pasado.

La hermana Delia, junto con las hermanas Miraflor Aclán Bahan y Hermana Elizabeth Umali Sequenza, las tres filipinas de la congregación de las Religiosas de la Virgen María, fundada por Ignacia del Espíritu Santo, recibieron una respuesta negativa del Ministerio del Interior después de presentar la solicitud habitual para la renovación de la visa para vivir y trabajar en Pakistán.
Las razones de la negativa parecen ser el “cambio de trabajo” con respecto al cual se concedió la visa.

La hermana Delia comenta al respecto que “nuestra institución educativa está abierta desde 1992. Estoy aquí desde 2006 y nuestro trabajo ha sido siempre el mismo: la organización de la escuela y la enseñanza. Tenemos 2.300 jóvenes en un campus, y en 1000 en el segundo instituto: niños y jóvenes de todas las religiones y clases sociales. El nuestro es un servicio a la educación, por el bien común de Pakistán”.
Las hermanas solicitaron la renovación de la visa para dos años en abril. En junio, esperaban la respuesta. El Ministerio del Interior investigó el caso y envió a algunos inspectores. Hace unos días recibieron la carta en la que las autoridades rechazan el pedido.

Sobre esta negativa, el Obispo de Islamabad-Rawalpindi, Mosn. Rufin Anthony, ha expresado su apoyo a las religiosas y ha escrito al Ministerio del Interior reclamando ante estos hechos.

El asunto serpa tratado por el Tribunal Superior de Islamabad, indica Fides. Si las religiosas tienen que dejar Pakistán, la prestigiosa Convent School de Islamabad, que cuenta con profesores que en su mayoría son locales, tendrá que ser reorganizada completamente.

FuenteL AciPrensa