Caso Planned Parenthood: Soros dio 1,5 millones de dólares para callar escándalo

WASHINGTON D.C., 27 Ago. 16 (ACI).- Un informe de donaciones recientemente filtrado de la Fundación Open Societies, del millonario George Soros, ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,10

WASHINGTON D.C., 27 Ago. 16 (ACI).- Un informe de donaciones recientemente filtrado de la Fundación Open Societies, del millonario George Soros, muestra a Planned Parenthood y sus aliados en un esfuerzo de pánico por conseguir millones de dólares para contrarrestar una serie de reportajes que acusaban a la multinacional del aborto de traficar con órganos y tejidos de bebés abortados en sus instalaciones.

Para el periodista David Daleiden, fundador del Center for Medical Progress (CMP, Centro para el Progreso Médico), que investigó y difundió los videos sobre Planned Parenthood, esto es una señal de esperanza.

“Muestra que el tema de vender partes de los cuerpos de bebés para lucrar es un asunto que podría cerrar a Planned Parenthood. Y esa es la razón por la que lo están tomando tan seriamente”, dijo Daleiden a ACI Prensa el 24 de agosto.

En un proyecto encubierto, difundido desde mediados de 2015, Daleiden y otra periodista interpretaron los roles de compradores de tejidos fetales. Ambos grabaron conversaciones con múltiples autoridades de Planned Parenthood en Estados Unidos, y grabaron varias sesiones espeluznantes de cuerpos de bebés abortados siendo desmembrados para una posible recolección y venta de tejidos.

Daleiden dijo que el documento filtrado, atribuido a la fundación de Soros, “muestra que Planned Parenthood y sus aliados se dan cuenta de que el asunto de las partes de cuerpos de bebés es la mayor crisis, el mayor escándalo y las peores revelaciones que han enfrentado en sus 100 años de existencia”.

“Creo que muestra que incluso una organización tan grande, tan bien financiada y políticamente conectada como Planned Parenthood no es invencible”, añadió. “El tono de pánico es realmente evidente en este pedido de financiamiento”.

El documento, titulado “Respuesta urgente en la defensa de la salud de las mujeres – Planned Parenthood Action Fund”, fue publicado por el sitio web DCLeaks.com. De ser correcto, indica que la Fundación Open Societies donó 1,5 millones de dólares a Planned Parenthood Action Fund, el brazo político de la multinacional del aborto, para sus esfuerzos de cabildeo para responder a las revelaciones del Center for Medical Progress.

De acuerdo al informe filtrado, la campaña “Planned Parenthood Fight Back” (Planned Parenthood se defiende) tenía proyectado un costo de entre 7 y 8 millones de dólares.

“Mientras que Planned Parenthood se ha tenido que defender de una diversidad de ataques por opositores al aborto en años recientes, la difusión de estos videos y los ataques relacionados fueron graves y sin previo aviso”, se puede leer en el documento filtrado. “Responder a esta ofensiva requiere una enorme cantidad de recursos y tiempo de personal, que es la intención de la oposición”.

En julio de 2015, el Center for Medical Progress comenzó a difundir una serie de videos encubiertos, que parecían mostrar el papel de Planned Parenthood en la venta de órganos y tejidos fetales de bebés abortados, una práctica prohibida por la ley federal de Estados Unidos.

La investigación provocó una protesta por la posible infracción a la ley del más grande proveedor de abortos en Estados Unidos, y fortaleció el movimiento para cortar el financiamiento con fondos públicos de Planned Parenthood, que suma más de 500 millones de dólares al año.

El documento de la fundación de Soros parece haber sido redactado alrededor de tres semanas después de la difusión del primer video.

El financiamiento aparentemente otorgado por la fundación de Soros le permitiría a Planned Parenthood movilizar a sus partidarios, así como hacer lobby con legisladores estatales y federales, así como recurrir a medios de comunicación pagados y ganados, entre otras actividades.

“Trabajando con los principales consultores de comunicación de crisis, Planned Parenthood está realizando una difusión en medios de comunicación nacionales y estatales, para tanto exponer la verdadera agenda de sus opositores y transformar la narrativa que rodea estos ataques, incluyendo análisis forense de cintas adulteradas”, dice el documento filtrado.

Daleiden ha rechazado las acusaciones de que el CMP haya cometido fraude en sus investigaciones e informes.

“Todas esas afirmaciones de Planned Parenthood han sido completamente desacreditadas en este punto”, dijo a ACI Prensa. “No hay edición engañosa en los videos. De hecho, todas las tomas de los videos han estado disponibles por más de un año ya, para quien quiera verlas las vea”.

El fundador del CMP destacó también el trabajo del panel de investigación del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

“Están confirmando que Planned Parenthood absolutamente lucró con la venta de partes de cuerpos de fetos, lo que era un crimen estatal y federal”, dijo, sugiriendo que el panel ha encontrado problemas aún más profundos.

Daleiden considera además que la campaña de Planned Parenthood ha llegado al tope de su efectividad.

“No hay realmente mucho más que Planned Parenthood o sus aliados o sus muchos socios en esta zona puedan hacer para borrar o reescribir la historia en este punto. Vivimos en una era digital. No puedes simplemente triturar documentos o borrar correos electrónicos… ellos aún terminan apareciendo de una forma u otra”.

El fundador del CMP se refirió a otro documento filtrado, aparentemente preparado para una reunión de directorio del programa estadounidense de la fundación de Soros, en octubre de 2015. En ese informe se calificaba a los videos como uno de los ataques “que han volcado a Planned Parenthood”.

Las investigaciones del Center for Medical Progress, refiere el material filtrado, tendrán consecuencias a largo plazo, incluyendo “la erosión sustancial de la credibilidad y reputación de Planned Parenthood”.

Daleiden dijo que el reporte del financiamiento de 1,5 millones de dólares muestra que Planned Parenthood temía particularmente la investigación del Congreso de Estados Unidos.

La Fundación Open Societies no respondió a un pedido de comentarios.

Traducido y adaptado por David Ramos. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar:

Planned Parenthood: Necesitamos a Hillary Clinton en la Casa Blanca https://t.co/nCwzAXcfza

— ACI Prensa (@aciprensa) 12 de enero de 2016

Fuente: AciPrensa