¿Cómo era la Catedral de San Agustín? P. Fortea responde en nuevo libro

REDACCIÓN CENTRAL, 11 May. 16 (ACI).- En su más reciente libro, “La Catedral de San Agustín de Hipona”, el famoso exorcista ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,40

REDACCIÓN CENTRAL, 11 May. 16 (ACI).- En su más reciente libro, “La Catedral de San Agustín de Hipona”, el famoso exorcista español José Antonio Fortea aborda cómo era la catedral del famoso santo, fallecido en el año 430, así como las celebraciones litúrgicas realizadas en el templo de la antigua Hipona, hoy Annaba (Argelia). Los lectores de ACI Prensa pueden descargar gratuitamente este texto.

San Agustín nació en 354 en Tagaste, hoy Souk Ahras (Argelia), entonces una provincia romana en el norte africano. Su padre, Patricio, era pagano, pero gracias al ejemplo y oraciones de su esposa, Santa Mónica, se convirtió al cristianismo antes de morir.

La adolescencia y juventud de Agustín estuvieron marcados por el pecado, pero tras conocer a San Ambrosio, en Milán, se bautizó junto a su hijo, Adeodato, a los 32 años.

En el año 391 fue ordenado Obispo de Hipona, donde falleció décadas después durante el sitio que sufrió la ciudad a manos de una tribu germana. Entre sus obras más famosas destaca Confesiones, en que relata su vida y conversión.

Fue reconocido como doctor de la Iglesia en 1298 por el Papa Bonifacio VIII.

Al presentar su libro, el P. Fortea señala que “durante muchos años me pregunté qué aspecto físico presentaría la catedral de San Agustín a los ojos de un hombre de nuestra época que pudiera contemplarla, cómo sería una misa a principios del siglo V, de qué manera irían vestidos el obispo y el clero en el norte de África”.

“Sobre todo la cuestión de cómo era materialmente el templo, el edificio, de Agustín ha sido una curiosidad albergada en mi mente durante largo tiempo, una verdadera espina clavada en mi intelecto. Leía y leía sermones y tratados del obispo Agustín, me lo imaginaba sentado en su cátedra, pero no podía imaginar su entorno sin caer en la fantasía”, explica.

El sacerdote español indica que “mi entera vida ha sido una lectura y relectura de textos acerca del Imperio Romano”, por lo que “conocía bastante bien los detalles materiales de la Jerusalén de los tiempos de Salomón, lo mismo podía decir de los pequeños detalles de la vida eclesial de las comunidades cristianas de Pablo y Pedro, pero mi conocimiento de la vida de un obispo en la etapa final del Imperio en el norte de África no era tan bueno”.

“Si hubiera querido pintar en un óleo una misa en la catedral de Hipona, me hubiera encontrado con muchos huecos, con muchos vacíos”, lamenta.

“Después de varios años de hacerme preguntas, me puse manos a la obra. Y tras acumular una cierta cantidad de lecturas y artículos, me parece que puedo pintar la escena con una cierta verosimilitud”, asegura.

El P. Fortea subraya que su nuevo libro tiene un propósito “pequeño y humilde: ¿cómo era la catedral de San Agustín? Sinceramente, fue de esa curiosidad personal cómo nacieron estas páginas que, en principio, no iban a ser más de cuatro o cinco. Tal fue muy propósito inicial, después esas cuatro páginas se fueron ramificando”.

“En esa pregunta acerca del edificio de la catedral, incluí otras preguntas: ¿cómo eran sus ceremonias?, ¿cuánta gente había dentro? Y quise contestar a esa pregunta pintando del modo más visual posible esa escena”.

Contestando a esas inquietudes, dijo, “vi lo conveniente de dar unas pocas pinceladas que nos muestren un poco cómo era la vida de la iglesia africana en una ciudad como Hipona”.

“Ahora, por fin, puedo presentar este artículo a otros, para que disfruten tanto como adentrándose en la diócesis de San Agustín”, señaló.

Puede descargar gratuitamente “La Catedral de San Agustín de Hipona”, y otras obras del P. José Antonio Fortea, en este enlace.

También te puede interesar:

ACI Prensa publica Summa Daemoniaca, el libro más famoso del Padre Fortea http://t.co/qfoXtp9n

— ACI Prensa (@aciprensa) 5 de noviembre de 2012

Fuente: AciPrensa