Cristianos perseguidos “podrían haberse alejado de Dios pero siguen creyendo en Él”

REDACCIÓN CENTRAL, 21 Sep. 15 (ACI).- En medio de una Francia secularizada, donde según cifras del FBI el 63 por ciento de la población es ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
1,70

REDACCIÓN CENTRAL, 21 Sep. 15 (ACI).- En medio de una Francia secularizada, donde según cifras del FBI el 63 por ciento de la población es católica y donde hay una actitud de cristianofobia cada vez más creciente, surgió SOS Chrétiens d´Orient, una ONG de jóvenes católicos que buscan ayudar a los cristianos perseguidos en Medio Oriente.

Esta organización ayuda a los cristianos que están en los campamentos de refugiados en Irak, Siria, el Líbano y en Jordania. Les llevan agua, alimentos, abrigo, medicinas, tiendas de campaña, ayudan en la reconstrucción de algunos lugares, en los colegios y en los hospitales.

La idea surgió de Charles de Meyer cuando viajó a Siria y visitó la aldea cristiana de Maaloula. Actualmente tienen equipos de voluntarios, de jóvenes entre 20 y 35 años, permanentemente en Siria e Irak. Todos ellos están en las zonas seguras.

Arthur du Tertre, secretario de esta organización, dijo a ACI Prensa que las condiciones de vida de los cristianos perseguidos “son desastrosas. Los cristianos ya no tienen casas, han tenido que huir hacia los campos de refugiados. Sus casas han sido marcadas por el Estado Islámico y han tenido que salir sin llevarse nada. Ahora ellos viven en caravanas o en unas casas fabricadas de una sola habitación“.

Du Tertre afirmó además que muchos de los cristianos llevan poco más de un año en estos campos de refugiados porque sus aldeas están tomadas por el Estado Islámico (EI) y tienen que esperar a que los terroristas las desocupen para poder volver. Una de las villas cristianas donde han brindado ayuda a los refugiados ha sido en Maaloula.

“Debido a que la aldea estuvo ocupada por el EI, todos los cristianos salieron. Después los musulmanes se fueron del pueblo. Cuando volvieron encontraron todo destruido. Ellos quisieron reconstruir, de renovar las iglesias, los íconos y todo. Incluso las autoridades les dejaron volver a practicar su fe”, señaló du Tertre.

Entre los refugiados en Irak “también hay sacerdotes. La mayoría está en Ankawa, una villa cristiana cerca de Erbil. Ellos celebran misas frecuentemente aunque a veces tienen complicaciones”.

El joven explicó a ACI Prensa que “es increíble ver que los cristianos en Medio Oriente protegen su fe a pesar de todo lo que le pudiese ocurrir a su familia. Ellos pudieron haberse alejado de Dios pero decidieron seguir creyendo en Él”.

“La fe constituye su identidad. Ellos son muy religiosos. Su fe viene de una tradición familiar, es su herencia. En su mundo vida en comunidad y la familia son muy importantes. Por eso para ellos es muy importante que las generaciones posteriores hagan perdurar la fe”.

El joven de 26 años comentó que la fortaleza de los cristianos en Oriente se debe a “sus propias oraciones y a las plegarias de quienes oran por ellos. Con ellas alimentan su fe, que es una gracia de Dios”.

Arthur ha estado cuatro veces en Irak desde el año 2013. La última vez que viajó fue en diciembre del año pasado. Lo que lo motiva a quedarse es “dar testimonio de lo que he visto desde que llegué y también ayudar a mis hermanos en la fe. En sus caras veo el rostro de los cristianos, de los padres de la fe y de la historia”.

Por otro lado, el joven dijo que el futuro de los cristianos en Irak y Siria es complicado porque “ellos están en medio de una guerra que aún no ha sido ganada. Tanto en Siria como en Irak el Estado Islámico va creciendo cada vez más. Mientras no se acabe con el Estado Islámico, no se sabe qué pasará con los cristianos”.

“En Siria la situación va de mal en peor. Tienes tres frentes de combate. Tienes a los rebeldes que son dirigidos por Al Qaeda, al Estado Islámico y al ejército sirio que combate contra estos dos. Solamente el Estado sirio protege a los cristianos”.

Du Tertre manifestó que al ver esta dura realidad siente “mucha tristeza y mucha compasión. Pero también quiero proteger y hacer justicia con la gente. Antes de la guerra ellos participaban sin ningún problema en la vida cotidiana de Irak o de Siria y ahora son perseguidos por el hecho de ser cristianos. Siento que es una injusticia”.

Para colaborar con esta organización haga clic aquí:

Donner

También te puede interesar:

¿Cómo y hasta cuándo acoger a refugiados de Irak y Siria? Responde el Papa Francisco http://t.co/IaqagVspDW

— ACI Prensa (@aciprensa) septiembre 15, 2015

 

Fuente: AciPrensa