¿Es posible una pronta reconciliación con los lefebvristas?

VATICANO, 26 Abr. 16 (ACI).- El Papa Francisco podría ofrecer en un corto plazo el estatus canónico regular en la Iglesia Católica a ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

VATICANO, 26 Abr. 16 (ACI).- El Papa Francisco podría ofrecer en un corto plazo el estatus canónico regular en la Iglesia Católica a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX), fundada por el Arzobispo Marcel Lefebvre y dirigida actualmente por el obispo Bernard Fellay.

La FSSPX estaría cerca de dar este histórico paso tras haber señalado que "tal vez solo Francisco es capaz de hacer esto, dada su imprevisibilidad e improvisación", según afirma un documento interno de la institución que se filtró a la prensa en las últimas semanas.

El documento es un memorándum que lleva por título "Consideraciones sobre Iglesia y la posición de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X" y propone seis razones por las que el grupo debería aceptar una oferta de regularización ofrecida por el Papa, con la garantía de "una estructura eclesial apropiada". También se ocupa de posibles objeciones contra la medida.

"Parece que el tiempo para normalizar la situación de la Sociedad ha llegado", dice el memorando con fecha 19 de febrero y escrito por el P. Franz Schmidberger, rector del seminario FSSPX en Alemania y ex superior general de la sociedad entre 1982 y 1994.

En la nota, el P. Schmidberger afirma que el Vaticano ha "bajado gradualmente sus demandas y recientes propuestas, porque ya no hablan de reconocer ni el Concilio Vaticano II ni la legitimidad de la Novus Ordo Missae” (la Misa del Nuevo Ordo).

El 10 de abril, el obispo Bernard Fellay, actual superior general de la FSSPX, dijo ante unas 4 mil personas en la ciudad francesa de Le Puy-en-Velay que hay un "cambio profundo" en la relación de la sociedad con el Vaticano, provocada por la "grave situación" de la Iglesia.

"En medio de este desorden… llega un susurro: ‘No, no podemos forzarlos a aceptar el Concilio’. Ellos (la Iglesia) tal vez no lo dirán tan claramente, pero nos lo dirán después de todo", añadió.

Por su parte, el Arzobispo Guido Pozzo, Secretario de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei -dependencia de la Congregación para la Doctrina de la Fe responsable del diálogo con la FSSPX- dijo en una entrevista al diario francés La Croix el 6 de abril que "en lo que se refiere al Concilio Vaticano II, el terreno cubierto en las reuniones de los últimos años ha dado lugar a una importante aclaración: el Vaticano II puede comprenderse adecuadamente sólo en el contexto de la completa Tradición de la Iglesia y su constante Magisterio".

"Algunas preguntas pueden permanecer como 'objeto de discusión y clarificación'”, precisó el Arzobispo.

En el memorándum, el P. Schmidberger afirma que pese a que a la sociedad le gustaría "regresar de su 'exilio'", se esperan más discusiones: "no vamos a estar en silencio, más aún, vamos a señalar los errores por su nombre. Antes y después de nuestra normalización".

Fuentes confiables dentro de la FSSPX confirmaron a ACI Prensa que el memorandum filtrado del P. Schmidberger, que al parecer estaba destinado a la circulación entre los líderes de la sociedad, es auténtico.

El texto comprende 7 secciones, cuenta con un resumen conciso de la historia de la relación con el Vaticano, un esbozo de argumentos para una plena reconciliación y las consideraciones prácticas de tal acción.

También incluye una sección de "Preguntas frecuentes" para responder a las inquietudes planteadas con mayor frecuencia por lefebvristas sobre la reconciliación con la Santa Sede.

El P. Schmidberger citó varias razones por los que ha llegado el momento para regularizar la situación canónica con la FSSPX. Señaló también el peligro de perder la conciencia de que la situación de la sociedad sacerdotal es “anormal” y que se le empiece a ver como “normal”

“Si los padres de la sociedad se sienten cómodos en esta situación de libertad con respecto a la dependencia de la jerarquía, entonces esto implica una pérdida gradual de la sensus ecclesiae (humildad, fidelidad y servicio de la oración)", agregó.

El memorándum también señala que existen miembros de la jerarquía de la Iglesia que “simpatizan con ellos, pero que solo pueden colaborar después de la regularización”. Asimismo que la FSSPX necesitará nuevos obispos en el futuro y alcanzar la consagración de forma lícita.

En su conclusión, el texto argumenta que si "Dios quiere llegar ayudar de forma efectiva a su Iglesia, que se está desangrando por mil heridas, tiene miles de medios diferentes para hacerlo. Una de estos es el reconocimiento oficial de la FSSPX a través de las autoridades del Vaticano”.

Se ha especulado que la normalización de la FSSPX se llevaría a cabo mediante el reconocimiento del grupo como una "prelatura personal", una estructura canónica que hasta ahora solo se ha utilizado para el Opus Dei.

La FSSPX fue fundada por el Arzobispo Marcel Lefebvre en 1970, en respuesta a lo que describe cómo los errores en la Iglesia tras el Concilio Vaticano II. Sus relaciones con la Santa Sede se pusieron más tensas en 1988 cuando Mons. Lefebvre consagró a cuatro obispos sin permiso de San Juan Pablo II. La consagración ilícita dio lugar a la excomunión de los cinco obispos.

En 2009 el entonces Papa Benedicto XVI levantó la excomunión que pesaba sobre ellos y desde entonces las negociaciones entre la sociedad y el Vaticano han continuado para "reencontrar la plena comunión con la Iglesia."

El viernes 1 de abril la Santa Sede y la FSSPX, informaron que hubo en encuentro informal entre el el Papa Francisco y el superior general de los lefebvristas, el obispo Bernard Fellay en el Vaticano.

Traducido por Diego López Marina. Originalmente publicado en CNA.

También te puede interesar:

 

El #PapaFrancisco se reunió con el superior general de los lefebvristas el pasado 1 de abril #ArchivoACI https://t.co/ClGwz6kCG2

— ACI Prensa (@aciprensa) 26 de abril de 2016

 

Fuente: AciPrensa