Estos monjes están convencidos: El canto gregoriano puede mejorar tu vida

ROMA, 15 Jul. 15 (ACI).- Los monjes benedictinos de Nursia (Italia) pasan su vida en el “ora et labora”, cantando salmos y produciendo ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
1,20

ROMA, 15 Jul. 15 (ACI).- Los monjes benedictinos de Nursia (Italia) pasan su vida en el “ora et labora”, cantando salmos y produciendo pequeños bienes para mantenerse. Hace unas semanas también han lanzado un álbum con el que compartir su oración con el mundo, una música, según afirman, que tiene lo que el alma necesita.

“Los monjes pasan varias horas al día cantando la Misa y el oficio divino. Es parte casi del aire que respiramos. Hay mucha contaminación en nuestro mundo y el aire puro del canto gregoriano es como una bocanada de aire fresco”, dijo a ACI Prensa el P. Cassian Folsom, prior del monasterio benedictino de Nursia.

El 2 de junio los monjes lanzaron su última y más importante producción: “Benedicta: Canto Mariano desde Nursia” con el sello de Montfort Music junto con Decca Classics y Universal Music Classics. El álbum se puede adquirir en Amazon, tiene 33 pistas que incluyen cantos litúrgicos que han caracterizado la vida de los monjes benedictinos por más de mil años.

“El canto es bello y nuestras almas necesitan la belleza para crecer y desarrollarse. El canto es el amor de la Iglesia a su Señor, expresa el amor que hay en el corazón del monje”, dijo el P. Cassian.

“Los monjes somos personas normales y nuestra experiencia es, en cierto sentido, la experiencia de cualquier otro hombre. Estoy convencido que esa belleza en el canto servirá de alimento espiritual para quienes lo escuchan”.

Los cantos incluyen himnos, antífonas y responsos de la liturgia e incluyen piezas conocidas como Salve Regina o el Ave María hasta joyas menos conocidas como Virgo Parens Christi.

“La selección tan especial que hemos hecho hace que sea un álbum único ya que incluye cantos de la Misa que ya no se utilizan y del Oficio Divino, con responsos solemnes poco comunes, pero también cantos repertorio de devoción popular. Algunas de las piezas son las más conocidas dedicadas a la Virgen maría pero otras son específicas de sus fiestas”, afirmó el prior.  

El álbum incluye también algunos “capitula”, lecturas bíblicas de tan sólo algunos versos que se cantan con un tono muy sencillo y que se suelen leer en Oficio Divino.

Además del deseo de compartir su oración, los monjes también esperan que Benedicta pueda contribuir a mejorar la música en las parroquias católicas del mundo.

“Sería maravilloso si nuestro álbum pudiera inspirar un redescubrimiento del canto gregoriano en las parroquias”, dijo el P. Cassian.

El monasterio de Nursia, lugar de nacimiento de San Benito, fue fundado en 1998. Actualmente viven en él 18 hombres, la mitad de ellos de origen americano, y cuya media de edad es de 33 años.

El dinero de las ventas recaudadas por el lanzamiento del disco ayudarán a mantener el monasterio donde, según precisa el P. Cassian, “siempre hay proyectos en curso”.

La comunidad está trabajando en la granja que tienen a las afueras de Nursia. “Está dentro de la propiedad de un antiguo monasterio capuchino en ruinas. Estamos renovando la iglesia y los espacios comunes para que los monjes puedan ir allí para un día de retiro o para periodos más largos de ejercicios. También hemos comenzado a cultivar algunas verduras y hemos plantado varios árboles frutales”.

Fuera de las paredes del monasterio la comunidad es conocida por su famosa cerveza, Birra Nursia. “La cerveza, aunque sea yo quien lo diga, es muy buena”, dijo el prior.

Traducido por Blanca Ruiz

FuenteL AciPrensa