Hace 80 años falleció el escritor y apologeta católico G.K. Chesterton

REDACCIÓN CENTRAL, 14 Jun. 16 (ACI).- Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) fue uno de los más extraordinarios personajes que han surgido entre los ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

REDACCIÓN CENTRAL, 14 Jun. 16 (ACI).- Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) fue uno de los más extraordinarios personajes que han surgido entre los católicos de habla inglesa en el siglo XX, y hoy se cumplen 80 años de su fallecimiento.

"G.K" -como le gustaba firmar sus escritos – se desenvolvió como periodista, novelista, ensayista, poeta y crítico literario. También es recordado porque sus escritos influyeron en el pensamiento de muchos conversos al catolicismo y escritores, entre ellos el irlandés Clive Staples Lewis.

De su pluma salieron más de 90 libros, varios cientos de poemas, alrededor de 200 cuentos e innumerables artículos, ensayos y obras menores. Su memoria para retener los datos que leía se tornó legendaria. Un amigo relataba que podía absorber los libros "como una aspiradora".

Se convirtió del anglicanismo al catolicismo en 1922, asociando su nombre a otros grandes conversos ingleses como Graham Greene y Christopher Dawson.

Aquí algunos datos curiosos sobre su vida:

1. Tuvo una mente brillante desde niño

Nació en el seno de una familia convencional el 29 de mayo de 1874 en Londres, Inglaterra.

De niño aprendió rápidamente de memoria las mejores páginas de literatura inglesa, al extremo que a la edad de 7 u 8 años conocía a Shakespeare sin entender bien qué significaban las palabras. Desde entonces tuvo la costumbre de recitar o contarse de memoria cuentos y relatos en los momentos más inesperados.

2. En su juventud se acercó a varias ideologías

Su juventud estuvo marcada por un recorrido de los "ismos", sin mayor convicción y casi a la deriva. Se acercó al socialismo, al radicalismo y al liberalismo.

No obstante, no pudo conformarse con “convencionalismos vacíos”. Muy joven se inició como periodista en el "Daily News", carrera que le dio renombre.

3. Del agnosticismo se convirtió al anglicanismo

En su juventud se volvió agnóstico “militante”. En 1901 se casó con Frances Blogg, anglicana practicante, quien ayudó en un principio a que G. K. se acercara al cristianismo.

En ese tiempo conoció al político y religioso anglicano Conrad Noel. Este personaje, poeta y aristócrata, se consideraba "socialista cristiano" y despertó en el periodista una preocupación por lo religioso y social que nunca lo abandonó.

Es una etapa de búsqueda para Chesterton, todas sus indagaciones lo condujeron al deísmo, a las sociedades teosóficas y éticas. Llegó a la conclusión de que no existían las religiones nuevas, y dos años más tarde volvió a la religión de su infancia, al anglicanismo.

4. Dejó el anglicanismo y entró en plena comunión con la Iglesia Católica

“Solo la Iglesia Católica puede salvar al hombre ante la destructora y humillante esclavitud de ser hijo de su tiempo”, escribió G.K., que en 1922 se convirtió al catolicismo.

Chesterton años antes había empezado a profundizar en la teología cristiana general, llevándolo a combatir una serie de doctrinas que consideraba erróneas: el materialismo, la teosofía, los espiritistas, el capitalismo plutócrata, el socialismo, el escepticismo y todo aquello manifestaba la "disgregación espiritual y moral de nuestro mundo", que muchos odiaban y pocos estudiaban.

Como ensayista y pensador comprendió que las verdades universales y perdurables que él buscaba se encontraban en el catolicismo.

5. Su obra más famosa está basada en un sacerdote católico

Su personaje más famoso es el Padre Brown, un sacerdote católico y formidable detective, que aparece en más de 50 historias reunidas en cinco volúmenes, publicados entre 1911 y 1935.

El personaje del Padre Brown está inspirado en el sacerdote John O´Connor, un párroco de un barrio pobre de Bradford, a quien G.K. conoció en 1907 cuando visitó el poblado de Keghly, el cual –junto al Cardenal John Henry Newman-, influiría en su conversión.

Por otro lado el Cardenal John Henry Newman, fue quien lo antecedió en la conversión y le mostró, a través de sus obras, a Santo Tomás de Aquino.

6. Apoyó la ideología del distributismo

Junto a Hilaire Belloc fue uno de los autores que apoyó la idea del distributismo, una ideología económica sobre la base de la doctrina social católica, que fue descrita por el Papa León XIII en su encíclica Rerum novarum y por el Papa Pío XI en la Quadragesimo anno.

Ambos fueron dos de los más importantes teóricos distributistas (ellos fueron apodados "Chesterbelloc” pues estaban de acuerdo el uno con el otro).

Esencialmente, el distributismo se distingue por la “distribución de la propiedad” (la tierra, herramientas, recursos, capital, servicios, etc.). Es decir, trata de asegurar que la mayoría de la gente sea propietaria de la propiedad productiva.

7. Su obispo quiso abrir su causa de beatificación

Chesterton murió el 14 de junio de 1936, en su casa de Beaconsfield, Buckinghamshire, Inglaterra, luego de agonizar varios días postrado en su cama, al lado de su esposa Frances y de su hija Dorothy.

En el 2013, el Obispo de Northampton (Inglaterra), Mons. Peter Doyle, buscó abrir la causa de beatificación y canonización de “G.K.”, lo que generó gran alegría entre muchos fieles alrededor del mundo, según informó el presidente de la Sociedad Americana de Chesterton, Dale Ahlquist.

También te puede interesar: 

 

G.K. #Chesterton: Gran entusiasmo por posible apertura de causa de #beatificación http://t.co/b2kAIPdxLA

— ACI Prensa (@aciprensa) 9 de agosto de 2013

 

Fuente: AciPrensa