“Hoy soy obispo gracias a Ayuda a la Iglesia Necesitada”: El testimonio de tres prelados

ROMA, 18 Mar. 16 (ACI/EWTN Noticias).- La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que en 2015 ayudó con becas de estudio a ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,20

ROMA, 18 Mar. 16 (ACI/EWTN Noticias).- La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que en 2015 ayudó con becas de estudio a más de 11 mil seminaristas, compartió recientemente el testimonio de tres obispos agradecidos por el apoyo en su formación.

“Nunca dejaré de estarle agradecido a AIN por este importante apoyo”, asegura Mons. Bernardito Auza, Observador Permanente de la Santa Sede en las Naciones Unidas en Nueva York (Estados Unidos).

Mons. Auza, nacido en Filipinas, se doctoró en Teología Sacra en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino, gracias a una beca de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

El apoyo de AIN, asegura el Prelado, “es el que me ha permitido obtener una formación óptima y servir de la mejor manera posible a la Iglesia”.

El Arzobispo de Riga (Letonia), Mons Zbignevs Stankevics, tampoco puede ocultar su gratitud para con la fundación pontificia.

El Prelado de 60 años, nacido en un Lejasciems, un pequeño pueblo en Polonia, recibió una beca de AIN para doctorarse en la Universidad Pontificia Lateranense, entre 2002 y 2008.

“La competencia adquirida gracias a AIN me ha permitido formar, a su vez, a muchos estudiantes en los años en los que fui docente del seminario mayor de Riga”, asegura.

Mons. Stankevics señala que “hoy deseo ofrecer la misma oportunidad a los sacerdotes y religiosas de mi diócesis, pues sin docentes bien preparados no podemos esperar que nuestros sacerdotes también sean buenos y capaces de afrontar los retos de hoy en día”.

El tercer obispo cuyo testimonio recoge AIN es el de Ruhengeri (Ruanda), Mons. Vincent Harolimana.

“La beca de estudios que AIN me concedió ha enriquecido a la Iglesia Universal, pues muchos de mis alumnos del seminario se han convertido en sacerdotes”, destaca.

El Prelado africano indica que “inmediatamente después de obtener el doctorado en Teología Moral en la Universidad Gregoriana, me convertí en rector del seminario menor de Nyundo”.

“¡Dios sea alabado por todo lo que he logrado con mi humilde ministerio! Doy las gracias a los bienhechores de AIN que continúan apoyándome en mi servicio episcopal”, manifiesta.

Mons. Harolimana indica además que en estos días “uno de mis sacerdotes ha logrado, gracias a AIN, concluir su doctorado en la Universidad de Lovaina en Bélgica”.

Ayuda a la Iglesia Necesitada explica que sus becas de estudio para sacerdotes, religiosos y religiosas son “una pequeña ayuda y una gran inversión en el futuro de la Iglesia Universal”. Por esto agradece a quienes generosamente colaboran con sus donaciones.

“Esta contribución que AIN viene ofreciendo desde hace décadas no solo es muy valiosa para los centenares de estudiantes que se benefician cada año de ellas, sino también para la Iglesia de sus países y sus tierras de misión”, destaca.

También te puede interesar:

“La Iglesia estará en Siria hasta que quede el último cristiano” https://t.co/25U4OLik0I

— ACI Prensa (@aciprensa) 23 de diciembre de 2015

Fuente: AciPrensa