Imagen de Virgen de la Caridad entregada por el Papa llegará a Ermita en Miami

WASHINGTON DC, 08 May. 16 (ACI).- La imagen de la Virgen de la Caridad traída el año pasado desde Cuba por el Papa Francisco llegará ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

WASHINGTON DC, 08 May. 16 (ACI).- La imagen de la Virgen de la Caridad traída el año pasado desde Cuba por el Papa Francisco llegará el próximo martes 10 de mayo a la Ermita de la Caridad en Miami (Estados Unidos), coincidiendo con la celebración por el centenario de su proclamación como Patrona del pueblo cubano por el Papa Benedicto XV en 1916.

La imagen fue entregada a Francisco en septiembre de 2015 por una familia cubana durante su visita al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, en Santiago de Cuba. Los fieles le pidieron que la llevara a Estados Unidos con motivo de su viaje por el Encuentro Mundial de las Familias y la diera al exilio como “signo de unidad de la familia cubana”.

Así, la imagen estará presente en la Misa de acción de gracias por los 100 años de la proclamación de esta advocación mariana como Patrona de Cuba y que será presidida por el Arzobispo de Miami, Mons. Thomas Wenski, a las 8:00 p.m.

A esa misma hora habrá también una Misa de agradecimiento en el Santuario de la Virgen de la Caridad en Santiago de Cuba, con la presencia de todos los obispos cubanos junto a la imagen aparecida en 1612.

El P. Juan Rumín Domínguez, Rector de la Ermita de la Caridad, afirmó que la imagen traída por Francisco “con la encomienda de ser llevada como símbolo de amor y unidad a la familia cubana en el exilio, constituye un significativo gesto que muchas personas de fe sabrán apreciar en su justo significado”.

“Se trata, desde la fe, de un claro y decidido signo de inclusión que contrasta claramente con una actitud excluyente que por décadas ha mantenido el régimen frente a los cubanos que han debido abandonar su patria en busca de libertad y progreso”, expresó en un mensaje publicado en la página de Facebook de la Ermita.

En ese sentido, manifestó su deseo de que “este gesto fraterno pueda llegar a los corazones de todas las familias cubanas que se encuentran, como nunca antes, dispersas por el mundo. Quiera Dios que por la intercesión de la Virgen de la Caridad y a pesar de las distancias de todo tipo que nos separan, podamos acoger el mensaje que trae consigo este símbolo de fe y cubanía: ‘La Caridad nos une’".

El Rector de la Ermita recordó que la Virgen Mambisa ha acompañado al pueblo cubano durante toda su historia, “desde su hallazgo hace cuatro siglos en la Bahía de Nipe, pasando por nuestras guerras de independencia y por toda la etapa republicana. Fue la misma que animó a nuestros mambises para soñar y luchar por una Cuba libre, y la que también les motivo a pedirle al Papa, en 1915 que la proclamará como Patrona de Cuba”.

En las últimas décadas, “desde su casa del Cobre es ella quien ha sostenido la fe del pueblo cubano contra todos los embates del ateísmo, y también la que supo amparar a sus hijos en las tristes horas del destierro”.

“Un día de su fiesta, en 1961, llegó a Miami dentro de una maleta, como una refugiada más, y hasta el día de hoy no ha dejado de acompañarles desde su querida Ermita, junto a la Bahía de Biscayne. Ella cuida de sus hijos dondequiera que se encuentren y quiere reunirlos a todos bajo su manto y como un sólo pueblo”, afirmó.

El sacerdote cubano invitó a entender la llegada de esta imagen, desde Cuba a Estados Unidos, como el deseo de la Virgen de “visitar a sus hijos fuera de la patria”.

“Una misión de unidad en la fe que permitirá a nuestros hermanos unirse en oración, dondequiera que estén, y a los pies de nuestra Madre implorar por el presente y sobre todo por ese futuro que todos queremos para Cuba en el que se vean cumplidas las promesas de Dios que María proclama en su conocido cántico: ‘Él hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos’", afirmó.

El 24 de septiembre de 1915 los veteranos de la guerra de independencia de Cuba firmaron en el Santuario del Cobre la carta donde pidieron a Benedicto XV que proclamara a la Virgen de la Caridad como Patrona del país.

El Pontífice accedió a la petición y el 10 de mayo de 1916 firmó el decreto que proclamó Patrona de Cuba a la Virgen de la Caridad.

Fuente: AciPrensa