La maternidad es la vocación sublime de la mujer, afirma Arzobispo

LIMA, 09 May. 16 (ACI).- En su mensaje con ocasión del Día de la Madre, el  Arzobispo Metropolitano de Piura (Perú), Mons. ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,60

LIMA, 09 May. 16 (ACI).- En su mensaje con ocasión del Día de la Madre, el  Arzobispo Metropolitano de Piura (Perú), Mons. José Antonio Eguren, afirmó que la maternidad es la vocación sublime de la mujer, a la vez que recordó que la importancia que esta vocación tiene para la sociedad y en la vida de fe de los hijos.

“La maternidad es la vocación sublime de la mujer. Ella ha recibido de Dios la vocación de acoger la vida, abrazarla, protegerla, darla a luz, alimentarla, sostenerla, acompañarla, y de esta manera realizar en gran parte su ser de mujer. Por ello, ¡qué importante y urgente es hoy en día valorar la dimensión de la maternidad en la vida y la cultura de una sociedad!”, manifestó Mons. Eguren.

En ese sentido, el Arzobispo Metropolitano de Piura manifestó que hay algunas personas que “bajo una pretendida modernidad cuestionan la maternidad en su verdad humana y divina, y pretenden que las mujeres renuncien a ella en aras de una falsa libertad y promoción”.

Asimismo, señaló que la madre es “insustituible en la transmisión de la fe” porque ella es la que enseña a los hijos a rezar, a persignarse, la que imparte las primeras nociones de la fe, a tener los primeros gestos de amor por Cristo, entre otros.

“Sin la madre cristiana no sólo no habrían nuevos cristianos sino que la fe perdería su calor, su ternura, su misericordia”, expresó Mons. Eguren.

El Arzobispo Metropolitano de Piura indicó que la misión de la madre en la familia se complementa con “la presencia activa y la responsabilidad del padre, ya que el hijo necesita de ambos en el hogar para su crecimiento integral”.

Además, citó la exhortación apostólica Amoris Laetitia para recordar que el amor entre el padre y la madre es importante para un hijo porque es “percibido como fuente de la propia existencia, como nido que acoge y como fundamento de la familia”.  

Por otro lado, hizo un llamado a la sociedad y al Estado peruano para que “estén siempre al lado de cada mujer que espera un hijo rodeándola con todos los servicios y cuidados que sean necesarios”, y para que protejan laboralmente a las embarazadas con programas, leyes y políticas que “permitan armonizar la vida laboral de la mujer con sus deberes de madre en el seno de su familia”.

También advirtió sobre un “mentiroso feminismo” que reivindica de “manera inhumana un supuesto derecho a asesinar la vida de un hijo mediante el crimen abominable del aborto”.

También te puede interesar:

¿Qué es una madre?, lo explica el Papa Francisco http://t.co/gng9oB6jTv

— ACI Prensa (@aciprensa) 7 de enero de 2015

Fuente: AciPrensa