La vida es lucha y hay que pelearla, dice Obispo uruguayo ante aumento de suicidios

MONTEVIDEO, 18 Ago. 16 (ACI).- Frente el incremento en el último año de los suicidios en Uruguay, el Obispo de Minas, Mons. Jaime Fuentes, ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

MONTEVIDEO, 18 Ago. 16 (ACI).- Frente el incremento en el último año de los suicidios en Uruguay, el Obispo de Minas, Mons. Jaime Fuentes, afirmó que la vida en la tierra es una lucha y por lo tanto “hay que pelearla”.

El Prelado hizo estas afirmaciones luego que el Ministerio de Salud Pública de Uruguay informara que en 2015 se registró la mayor tasa de suicidios en los últimos años: 18,55 por cada 100.000 habitantes, un total de 643 muertes.

El mayor aumento se dio en los hombres y el rango donde ocurrieron más suicidios está entre los 20 y los 24 años. Es la tasa más alta de la región.

En 2002 la tasa de suicidios esta tasa llegó a 20,62 por cada 100.000 habitantes. Fueron en total 690 suicidios, que se dieron en el marco de una grave crisis socioeconómica en Uruguay.

En declaraciones a ACI Prensa, el también Presidente de la Comisión Nacional Familia y Vida del Episcopado uruguayo dijo que “es necesario que los jóvenes entiendan que hay que pelear, como se pelea en el fútbol, pelear la vida”.

“Eso lo dijo hace muchísimos siglos Job, quien afirmó que la vida del hombre sobre la tierra es lucha, es una lucha y hay que pelearla”.

En el relato del Libro de Job en la Biblia, este hombre fue sometido a duras pruebas por el demonio, con la autorización de Dios. Ante el dolor y las dificultades como la pérdida de su familia y sus riquezas, logró demostrar su fidelidad al Creador.

Mons. Fuentes dijo también que actualmente muchos sufren un problema serio cuando no tienen “un ideal en el corazón. Hay muchísima gente que necesita de nosotros, que necesita de las personas y que hay tantísimo para hacer en el mundo en vez de vivir encerrados en nuestros problemas”.

El Prelado explicó que es necesario seguir las líneas de acción que propone el Papa Francisco para salir al encuentro de la gente y anunciar a todos que “Jesucristo es la esperanza”.

“Es un encuentro personal, no sirve solamente Facebook, o Whatsapp, sino un trato con las personas de uno a uno, hacer amistad, hablarles sin complejos de lo que significa tener fe”, afirmó.

El Obispo dijo también que es necesario formar a las personas para que sepan que Cristo “es la vida y que uno no puede atentar contra (la vida que es) el don más grande que nos ha dado. En esa tarea estamos”.

“A la persona que está pasando por problemas graves y está pensando que con el suicido se arregla su situación es necesario transmitirle fe y generosidad. ¡Fuera la cobardía y a enfrentar la vida tal como la vida es!”, exclamó.

¿Por qué tantos suicidios?

Más allá de las causas psicológicas, el Obispo de Minas indicó que a su juicio una de las posibles razones del incremento de suicidios es que en ese país se aprobó el divorcio en 1907 por lo que “es difícil encontrar familias que no hayan sufrido este drama que está muy incorporado en la cultura nacional”.

En esa misma línea el Dr. Alexander Lyford-Pike, Miembro de la Sociedad de Psiquiatría y Psicología de Montevideo, afirmó que si bien las causas son múltiples “la sociedad está muy avejentada y esto influye en los suicidios de personas arriba de los 65 años que están solas por viudez, por divorcio y notan la falta de familia”.

Respecto al aumento en el número de suicidios entre los jóvenes, el experto resaltó que eso se debe también al “consumo de marihuana ya que hace tres años se legalizó y entonces la cultivan en sus casas, cosechan la flor que es muy pura y hacen con eso el tabaco que es mucho más fuerte. La marihuana produce en el mediano plazo depresiones”.

El también Miembro de la Sociedad de Psiquiatría de Harvard, dijo que la fe ayuda mucho a superar los cuadros depresivos.

“El espíritu religioso transmite esperanza y la fe vivida con naturalidad da mucha alegría y ayuda a la gente. La gente se termina suicidando porque no encuentra sentido a la vida”, explicó.

Según un estudio aplicado a una muestra de 89.708 mujeres en Estados Unidos, liderado por investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad Harvard, quienes asisten a servicios religiosos, al menos una vez a la semana, tienen menos riesgo de suicidio, comparados con quienes no asisten a ellos o lo hacen con una frecuencia distanciada en el tiempo.

También te puede interesar:

 

“¡Despierta América!”: Desde Uruguay exhortan a evitar avance de “males sociales” https://t.co/hYGCuqvxZx

— ACI Prensa (@aciprensa) 25 de julio de 2016

 

Fuente: AciPrensa