Muerte de Payá fue provocada por agentes cubanos, afirma organización de Derechos Humanos

LA HABANA, 23 Jul. 15 (ACI).- La Fundación de Derechos Humanos (HRF por sus siglas en inglés), señaló en un informe presentado ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
1,30

LA HABANA, 23 Jul. 15 (ACI).- La Fundación de Derechos Humanos (HRF por sus siglas en inglés), señaló en un informe presentado ayer que las evidencias muestran que las muertes del fundador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), Oswaldo Payá, y del activista Harold Cepero el 22 de julio de 2012 no fueron un accidente, sino el resultado de un hecho “provocado deliberadamente por agentes del Estado”.

El informe fue presentado en la Universidad Georgetown en Washington DC (Estados Unidos), el día en que se cumplió el tercer aniversario de las muertes de ambos opositores, que fueron recordadas con Misas y eventos organizados por los deudos de Oswaldo Payá, miembros del MCL y amigos en Cuba, España y Estados Unidos.

El documento de 80 páginas titulado “Caso Oswaldo Payá” hizo un análisis del sistema jurídico cubano, “el acoso y la represión sistemática de los disidentes y activistas por la democracia en Cuba”, la versión del gobierno sobre la muerte de ambos miembros del MCL, el juicio al español Ángel Carromero y “la conducta” del régimen comunista “en relación al derecho internacional de los derechos humanos”.

“Oswaldo Payá y Harold Cepero murieron en circunstancias cuyo esclarecimiento ha sido activamente impedido por el Estado (…) a través de numerosas violaciones de las normas básicas del debido proceso que están orientadas a hacia la búsqueda de la verdad”, señaló el documento.

Asimismo, HRF indicó que el tribunal que condenó a Carromero no consideró la información proporcionada por testigos, informes periciales y evidencia física que sugieren “la responsabilidad directa del régimen cubano” en la muerte de ambos disidentes.

“Específicamente, la evidencia excluida de manera deliberada apunta a que los hechos ocurridos el 22 de julio de 2012 no fueron un accidente —como fue calificado rápidamente por las autoridades en los medios estatales que forman parte del monopolio comunicacional del gobierno, y que posteriormente fue ratificado sin mayores cuestionamientos por el régimen jurídico totalitario cubano— sino el resultado de un hecho automovilístico provocado deliberadamente por agentes del Estado, con la intención de asesinar a Oswaldo Payá y a los pasajeros que viajaban con él, con la intención de causarles graves lesiones corporales, o fue  realizado con negligente y/o aviesa indiferencia —y un alto riesgo injustificado— por la vida del activista por la democracia más importante de Cuba en los últimos veinticinco años”, afirmó HRF.

En ese sentido, el documento señaló que el régimen comunista “violó el derecho de la familia Payá a participar de la investigación y juicio correspondientes; el derecho de Ángel Carromero a tener acceso a un defensor judicial” y a un debido proceso, y el derecho de los deudos de Payá y Cepero “a conocer la verdad”.

El presidente de HRF, Thor Halvorssen, dijo en un comunicado que este informe trae a la luz nueva evidencia y espera que ayude a la familia Payá en su búsqueda de justicia y de la verdad.

“Oswaldo Payá fue el más destacado activista en favor de la democracia latinoamericana de los últimos 25 años, y fue asesinado bajo sospecha de juego sucio en el único país totalitario del hemisferio occidental. Sin embargo, son pocos los líderes políticos, medios de comunicación, y organizaciones no gubernamentales de todo el mundo que se han preocupado lo suficiente para insistir en una investigación independiente sobre la muerte de Payá “, aseveró Halvorssen.

FuenteL AciPrensa