Niños y jóvenes con síndrome de Down le cantarán al Papa en Iglesia de San Francisco

QUITO, 07 Jul. 15 (ACI).- Una docena de niños y jóvenes con síndrome de Down y habilidades especiales cantarán para el Papa ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,50

QUITO, 07 Jul. 15 (ACI).- Una docena de niños y jóvenes con síndrome de Down y habilidades especiales cantarán para el Papa Francisco esta tarde, en que el Santo Padre sostendrá su encuentro con la sociedad civil en la Iglesia de San Francisco, en Quito (Ecuador). Ellos pertenecen al Sistema Nacional de Música para Niños Especiales (SINAMUNE).

Esta es la segunda ocasión en la que SINAMUNE realiza una presentación para un Papa. La primera ocurrió en 2004 en el Vaticano, para San Juan Pablo II.

En declaraciones para ACI Prensa el director de SINAMUNE, Edgar Palacios, de 75 años, aseguró que los niños que participarán “están felices todos”.

La orquesta completa consta de 32 niños, pero debido al pequeño espacio disponible dentro del templo solo podrán participar 12.

Palacios explicó que “para no herir susceptibilidades”, se seleccionó a los niños “que son mas antiguos”.

El director de SINAMUNE es una autoridad musical en Ecuador, y  ha formado alrededor de 80 orquestas juveniles en todo el país.

Maestro Edgar Palacios, con 60 años de trayectoria, dirige orquesta SINAMUNE que cantará para #FranciscoenEcuador pic.twitter.com/WuAwNVjQB0

— David Ramos ? (@YoDash) julio 7, 2015

“Vamos a cantarle al Papa la música popular”, aseguró, pues “quiero que el Papa vaya sintiendo lo que es mi tierra”.

Además de canciones ecuatorianas, los niños de SINAMUNE interpretarán una milonga argentina “especialmente dedicada para el Papa”, dijo.

Al asegurar su emoción por el próximo encuentro con el Santo Padre, Palacios confesó que “tengo una impresión hermosa de este Papa, tengo la impresión de que es un santo pero que está en la tierra”.

“Creo que la visita de este Santo Padre nos va a mejorar la calidad humana”, indicó.

El proyecto de SINAMUNE tiene 23 años de vida, pero “fue pensado hace 32 años”.

“Hemos trabajado, hemos creado una verdadera escuela. Por el SINAMUNE han pasado más de mil alumnos en estos 23 años”.

El éxito de este proyecto, destacó, se debe en buena parte a que cuenta con “el asesoramiento técnico en discapacidad de muchas personas, y nosotros hemos puesto todo el saber musical para desarrollar el proyecto”.

Palacios señaló que el trabajo de SINAMUNE se centra en el desarrollo rítmico, pues cuando los alumnos pueden marcar correctamente los dos y tres tiempos musicales, logran un “equilibrio perfecto”, que los ayuda a desenvolverse mejor en la sociedad.

Otro factor importante en la formación en esta institución es que “nosotros trabajamos mucho en dinámicas de grupo”, de tal forma que “si es que hay un alumno que no puede hay otro que sí puede, y el que no puede va aprendiendo del que sí puede”.

Los niños aprenden a tocar instrumentos musicales, danzas y formación orquestal, pero además se les enseña a pintar y a hacer artesanías, entre otras actividades.

FuenteL AciPrensa