Obispado aclara: No se negó bautismo a ahijado presidencial en Argentina

BUENOS AIRES, 30 Ago. 16 (ACI).- El Obispado de San Rafael en Mendoza, Argentina, emitió un comunicado donde aclaró que “nunca fue ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
12,30

BUENOS AIRES, 30 Ago. 16 (ACI).- El Obispado de San Rafael en Mendoza, Argentina, emitió un comunicado donde aclaró que “nunca fue denegado” el sacramento del bautismo al séptimo hijo varón de una mujer por el llamado “padrinazgo presidencial”.

La ley del Padrinazgo Presidencial vigente en Argentina fue llevada por los inmigrantes rusos al país y garantiza que el séptimo hijo varón o mujer tenga por padrino al Presidente de la Nación.

A pesar de ser evangélica, la madre buscaba bautizar a su hijo en una iglesia católica porque consideraba que así debía proceder para acceder al beneficio del padrinazgo presidencial, ya que el Presidente Mauricio Macri es católico.

Entre los beneficios que reciben quienes se acogen a esta norma está una beca para los estudios primarios, secundarios y universitarios. Para obtenerla deben enviar una carta al mandatario con la documentación respectiva. 

Las versiones que circularon en la prensa alegaban que las parroquias del Obispado de San Rafael no querían administrar el sacramento al menor de nombre Tizziano, porque el Presidente Macri no reunía las condiciones canónicas para ser padrino: se ha divorciado dos veces y está ahora en su tercer matrimonio por la vía civil.

Ante la supuesta negativa de las parroquias católicas, Natalia Alcalle, madre de Tizziano, se dirigió a una iglesia cristiana llamada Vida y Paz donde su pequeño fue bautizado en esa confesión.

Sin embargo, el Obispado de San Rafael consultó a las parroquias aludidas que explicaron que “nunca fue denegado tal bautismo” y, por lo tanto, la información resulta “cuanto menos errónea”. “Más aún, cabe señalar, que en todas las parroquias se abrió la puerta del diálogo, que no fue continuado por quienes realizaron las consultas”, señala el comunicado.

También se aclaró que el “padrinazgo presidencial” para los séptimos hijos es “una institución civil que no influye en las prescripciones del derecho canónico”.

El comunicado precisó que “los niños pueden ser bautizados si sus padres lo piden oportunamente y que no se niega el bautismo en consideración a los posibles padrinos”.

“La práctica de excepciones respecto de la condición canónica que deberían revestir los padrinos, es tan amplia, en nuestra diócesis, como lo marca la realidad de los tiempos y en todo conforme con la pastoral de la Iglesia Católica al respecto, y a la actitud de misericordia que promueve nuestro querido Papa Francisco”, resaltó el texto.

El Obispado de San Rafael recordó también que el bautismo se imparte desde tiempos antiguos “asegurando la recta intención de los padres al pedirlo y su compromiso a educarlo en la fe, y respetando la libertad individual del bautizado”.

“Las leyes de la Iglesia sobre las condiciones para el bautismo cuidan la santidad del acto sacramental y su compromiso de vida para quien lo recibe”, concluye el comunicado.

También te puede interesar:

¿Qué aconseja el #PapaFrancisco a padres y padrinos de recién bautizados? http://t.co/5niQ8vV60b pic.twitter.com/lT7C4A34hd

— ACI Prensa (@aciprensa) 12 de enero de 2015

 

Fuente: AciPrensa