Obispo alerta ante “naturalización” de la corrupción en Argentina

BUENOS AIRES, 21 Jul. 16 (ACI).- Ante los hechos ocurridos en el Monasterio Nuestra Señora del Rosario de Fátima en Argentina, el Obispo de ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

BUENOS AIRES, 21 Jul. 16 (ACI).- Ante los hechos ocurridos en el Monasterio Nuestra Señora del Rosario de Fátima en Argentina, el Obispo de San Francisco en la provincia de Córdoba, Mons. Sergio Buenanueva, alertó sobre la “naturalización” con la que el país convive con la corrupción y que “trigo y cizaña crecen en el campo del catolicismo argentino, no menos que en el campo de nuestra bicentenaria Patria”.

En una reflexión titulada “Escándalos”, Mons. Buenanueva cuestionó “¿cómo y por qué ha sido posible esta ‘convivencia’ con la corrupción que se ha vuelto también ‘connivencia’ (acuerdo o complicidad entre dos o más personas?”.

El Prelado afirmó que “los ciudadanos argentinos asistimos, prácticamente cada día, al descubrimiento de nuevos hechos de corrupción. Nos sorprenden, nos enojan, nos avergüenzan y nos plantean muchísimos interrogantes”.

Ante esto, interrogó el Obispo “¿está realmente en curso un cambio profundo que reduzca los márgenes para la corrupción en nuestra sociedad?”.

De otro lado, Mons. Buenanueva explicó que “los católicos y nuestra Iglesia somos parte de la sociedad argentina, de su historia, cultura y mentalidad. Somos parte de sus luces y grandes logros, pero también de sus oscuridades más espesas y de sus miserias más vergonzosas. También de sus escándalos”.

Además de señalar que “algunos de los hechos más graves que hoy ocupan las noticias parecen involucrar a hombres y mujeres de Iglesia: clérigos, consagrados y laicos”, recordó también que “la presunción de inocencia no se discute. Se es inocente hasta que se demuestre lo contrario, más allá de cualquier duda razonable”.

El pasado 14 de junio, el exsecretario de Obras Públicas en los Gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández entre 2003 y 2015, José López, fue detenido por la policía mientras lanzaba bolsas de dinero al interior de un monasterio tratando de esconder unos 9 millones de dólares.

Una de las cosas que causó revuelo en los últimos días fue la difusión de un video de las cámaras de seguridad del monasterio en el que se ve a una religiosa ingresando unos bolsos, supuestamente con dinero, que harían parte de los que dejó López a la entrada del recinto.

En cuanto a la investigación de este caso, Mons. Buenanueva afirmó que “no tengo una idea completa de los hechos y de las responsabilidades”, pero “confío en lo que el obispo diocesano -al que conozco y aprecio- está haciendo, informándose y tratando de formarse un juicio ponderado. Ha dado inicio a una prudente investigación canónica. ¡Bien!”.

El Santo Padre está siendo también informado”, agregó.

El Obispo insistió en que “los ciudadanos católicos tenemos derecho a que el Estado, al que pagamos nuestros impuestos, nos ayude en nuestras obras. Todo, sin embargo, tiene que hacerse de manera clara, transparente y legal. Pero también en comunión con todos los que formamos la Iglesia”.

Recordó también que “todos somos iguales ante la ley. No caben privilegios, menos aún en razón de la propia condición religiosa. Incluso, esta puede ser un agravante del delito”.

Asimismo, “como en otras situaciones desagradables, nos duele en el alma que, por diversas razones, las conductas indebidas de unos se generalicen y se condene a muchos” y destacó que “la vida religiosa en la Argentina hace mucho bien cada día, y de manera muy concreta, evangélica y eficaz.

“Están en la primera línea junto a los que más sufren. Lo mismo los sacerdotes y la inmensa mayoría de los laicos involucrados en la vida cotidiana de las comunidades cristianas. Y lo hacen con desinterés y enorme pasión”, destacó Mons. Buenanueva.

“Pero tenemos que ser muy claros, al menos en estos puntos: los discípulos de Jesús formamos un solo cuerpo. Somos, por tanto, solidarios los unos de los otros, tanto en el bien y la virtud, como en el pecado”, sostuvo.

“La santidad de muchos nos eleva a todos, como el pecado de cada uno, opaca lo que debería ser pura transparencia de la caridad de Cristo”, agregó.

“Más que el buen nombre de la Iglesia, nuestra preocupación de fondo debe ser siempre cuidar que las personas, especialmente los más frágiles, no sufran por nuestro accionar. Vale para cada cristiano. De manera especialmente exigente, para quienes somos pastores del pueblo de Dios”, concluyó.

También te puede interesar:

Caso López: Arzobispo argentino anuncia investigación canónica https://t.co/RP0wNfpEdl

— ACI Prensa (@aciprensa) 19 de julio de 2016

Fuente: AciPrensa