Obispos defienden derecho a instalar imagen de Virgen María frente a bahía de Uruguay

MONTEVIDEO, 01 Abr. 16 (ACI).- El Arzobispo de Montevideo y el Obispo de Canelones (Uruguay), Cardenal Daniel Sturla y Mons. Alberto Sanguinetti, ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,50

MONTEVIDEO, 01 Abr. 16 (ACI).- El Arzobispo de Montevideo y el Obispo de Canelones (Uruguay), Cardenal Daniel Sturla y Mons. Alberto Sanguinetti, defendieron el derecho de un grupo de laicos de instalar una imagen de la Virgen María frente a la bahía conocida como La Rambla, y rechazaron que ello afecte la laicidad del estado.

En un comunicado publicado este 29 de marzo, el Arzobispado de Montevideo destacó que el deseo de instalar una imagen de la Madre de Dios nació “de un numeroso grupo de laicos católicos”, fue acogido por el Cardenal Sturla y presentado a la Intendencia Municipal.

“La primera motivación fue que en el lugar elegido (Rambla del Buceo), desde hace cinco años, un grupo cada vez más numeroso de creyentes se reúne el cuarto sábado de enero para el rezo del ‘Rosario por las familias’, orando para que en todas las familias uruguayas reine la paz y la armonía”, explicó.

En ese sentido, rechazó que se diga que el pedido es fruto de una estrategia pensada “y menos aún de un deseo de apropiarse de un espacio”, tal como expresan sus detractores, entre ellos el expresidente Julio María Sanguinetti.

El texto señaló que la Virgen, además de ser venerada en Oriente y Occidente, forma parte de la historia del país. “Desde una visión histórica resulta innegable la devoción mariana de nuestros héroes patrios, comenzando por Artigas. El pueblo cristiano, después de los hechos de 1825, comenzó a llamar ‘Virgen de los Treinta y Tres’ a una pequeña imagen de la Virgen que se venera en Florida, asociándola con la Cruzada de 1825 y la declaratoria de la independencia”.

Por su parte, Mons. Alberto Sanguinetti criticó que se diga “que cualquier símbolo religioso afecta la libertad de los demás. Pero parecería que no fuera así con símbolos masónicos que tenemos en la misma plaza Matriz o Constitución”.

“¿Por qué si el símbolo es religioso ha de estar proscrito del espacio público y si el símbolo o persona es conocido por otras dimensiones de lo humano –o de otras asociaciones– sí puede ser aceptado en el espacio público? ¿Algunas personas, asociaciones o ideas tienen un derecho que es denegado a otros?”, cuestionó en una nota publicada por el Episcopado Uruguayo.

Laicidad del estado

En ese sentido, ante los reclamos de que la instalación de la imagen mariana afecta la laicidad, el Arzobispado señaló que el pedido de los fieles “constituye una expresión de la libertad y por lo tanto de la verdadera laicidad, que significa también la admisión en la sociedad plural del hecho religioso como un elemento clave de humanidad, que naturalmente se manifiesta”.

Durante años, advirtió, se ha querido “’descristianizar’ la sociedad” durante el proceso de secularización de Occidente.

“Este intento de ‘descristianizar’, ¿fue positivo para nuestro país? Es claro que nosotros entendemos que no. Parte de las polémicas que se suscitan en torno a nuestra laicidad, cuando de Iglesia Católica se trata, tiene que ver, a nuestro modo de entender, con algún reflejo que queda de ese ‘laicismo combatiente’ que se dio en nuestro país hace cien años”, advirtió.

Por ello, el Obispo de Canelones pidió “mayor respeto por la libertad religiosa” e invitó a los críticos “no ser tan dogmáticos en el uso de la ‘laicidad’ y de no ser tan temerosos en que otros ocupen espacios y expresen sus principios”.

En ese sentido, el Arzobispado de Montevideo afirmó que “poner una imagen de la Virgen María no es apropiarse de ningún espacio”. “La Iglesia está muy lejos de reclamar antiguas hegemonías. Solamente ejerce su libertad en la sociedad plural”, señaló.

Fuente: AciPrensa

Palabras relacionadas: