Papa Francisco sobre la persecución en Siria e Irak: Nadie puede fingir no darse cuenta

VATICANO, 17 Sep. 15 (ACI).- La crisis de Oriente Medio es “uno de los dramas humanitarios más opresivos de los últimos decenios” ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,50

VATICANO, 17 Sep. 15 (ACI).- La crisis de Oriente Medio es “uno de los dramas humanitarios más opresivos de los últimos decenios” y “está representado por las terribles consecuencias que los conflictos en Siria y en Irak tienen en la población civil, así como en el patrimonio cultural”.

El Pontífice señaló que “las atrocidades y las inauditas violaciones de los derechos humanos que caracterizan estos conflictos son difundidos por los medios de comunicación en tiempo real” y están “bajo los ojos de todo el mundo”.

“¡Ninguno puede fingir no conocerlos!”, exclamó. “Todos son conscientes de que esta guerra pesa de manera insoportable sobre las espaldas de la gente pobre”.

El Papa Francisco habló en la mañana del jueves de la persecución religiosa que sufren los cristianos y otras minorías religiosas en estos países –sobre todo por el autodenominado Estado Islámico– donde la comunidad internacional “no parece capaz de encontrar respuestas adecuadas”.

El Pontífice manifestó que “se necesita encontrar una solución que no debe ser nunca violenta, porque la violencia crea sólo nuevas heridas, crea más violencia”.

En el discurso a los participantes de un encuentro promovido por el Pontificio Consejo Cor Unum sobre la crisis humanitaria en Siria e Irak, el Papa también afirmó que “la Iglesia responde testimoniando a Cristo con valentía, a través de la presencia humilde y fervorosa, el diálogo sincero y el servicio generoso a favor de cualquiera que sufra o tenga necesidad, sin distinciones”.

Además aseguró su oración y pensamiento por todas las víctimas del conflicto y destacó el “grave daño a las comunidades cristianas en Siria y en Irak, donde muchos hermanos y hermanas son acosados a causa de su fe, expulsados de sus propias tierras, encarcelados o incluso asesinados”.

“Durante siglos, las comunidades cristianas y musulmanas han convivido en estas tierras sobre la base del respeto recíproco. Hoy es la misma legitimidad de la presencia de cristianos y otras minorías religiosas la que es negada en nombre de un ‘fundamentalismo violento que reivindica un origen religioso’”, dijo el Papa recordando unas palabras de Benedicto XVI.

En estos países “el mal destruye los edificios y las infraestructuras, pero sobre todo la conciencia del hombre”, y “los traficantes de armas continúan con sus propios intereses: armas bañadas en sangre, sangre inocente”.

Ante “este océano de dolor”, el Papa les exhortó a “poner especial atención a las necesidades materiales y espirituales de los más débiles e indefensos”, en particular “en las familias, los ancianos, los enfermos, los niños”.

En el discurso también enumeró algunas de las consecuencias que sufren los niños y jóvenes al ser privados de algunos derechos fundamentales: “crecer en la serenidad de la familia, ser atendidos y cuidados, jugar, estudiar”.

Millones de niños “son privados del derecho a la enseñanza y, en consecuencia, ven ofuscarse el horizonte de su futuro” y se ven obligados a buscar refugio. Líbano, Jordania y Turquía “llevan hoy el peso de millones de refugiados a los que han acogido generosamente”, añadió.

“En el nombre de Jesús, venido al mundo para sanar las heridas de la humanidad, la Iglesia se siente llamada a responder al mal con el bien, promoviendo un desarrollo humano integral, ocupándose ‘de cada hombre y de todo hombre’”.

Por tanto, “para responder a esta difícil llamada, es necesario que los católicos refuercen la colaboración intra-eclesial y los lazos de comunión que la unen a las otras comunidades cristianas, buscando también la colaboración con las instituciones humanitarias internacionales y con todos los hombres de buena voluntad”.

Por último, el Santo Padre lanzó un apelo: “¡No abandonen a las víctimas de esta crisis aunque la atención del mundo sobre ella disminuya!”.

También te puede interesar:

¿Cómo y hasta cuándo acoger a refugiados de Irak y Siria? Responde el Papa Francisco http://t.co/IaqagVspDW

— ACI Prensa (@aciprensa) septiembre 15, 2015

 

Fuente: AciPrensa