¿Por qué los católicos deben participar en una reforma constitucional?

SANTIAGO DE CHILE, 04 May. 16 (ACI).- La Constitución es la ley fundamental de un Estado que define los derechos y deberes de los ciudadanos y ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,10

SANTIAGO DE CHILE, 04 May. 16 (ACI).- La Constitución es la ley fundamental de un Estado que define los derechos y deberes de los ciudadanos y regula los poderes e instituciones políticas, por lo que su modificación produce efectos de gran magnitud en la vida de todas las personas independientemente de la religión que profesen.

Es por esto que ante la próxima reforma a la constitución en Chile, la Iglesia inició un proyecto de difusión informativa que busca incentivar la participación de los católicos en el debate y promover los derechos a favor de la vida, la familia, la libertad religiosa, entre otros aspectos.

“¿Qué necesito saber y hacer?” es el folleto de 10 carillas, con imágenes y textos explicativos sobre la reforma constitucional, que comenzó a difundir el Arzobispado de Santiago, en el que plantea que “como ciudadanos y católicos, tenemos un compromiso de buscar y promover la verdad en la sociedad”.

La actual constitución de Chile es de 1980, con dos reformas de 1989 y 2005. El oficialismo y otros sectores de la sociedad cuestionan la legitimidad de esta ley, ya que fue dictada bajo la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990) donde se cometieron graves violaciones a los derechos humanos.

El Gobierno de Michelle Bachelet propuso un cronograma para debatir cambios a la Constitución durante 2016. Los chilenos están convocados a diálogos ciudadanos cuyas conclusiones serán entregadas a la mandataria, quien las someterá luego a debate en el Congreso.

“Es la primera vez en que los chilenos han sido directamente convocados a definir la ley fundamental. Si asumimos que la convocatoria es genuina y de buena fe, incluso quienes consideran innecesario reformarla tienen un espacio para decirlo”, sostiene el texto del Arzobispado.

Además de destacar temas en los que los católicos deben alzar la voz en el debate, el documento también propone que en el proceso definido por el Gobierno existan otras formas de involucrarse, tales como generar conversatorios a nivel parroquial, familiar, escolar y laboral.

El Arzobispado publicará más folletos sobre este tema que estarán disponibles en formato digital.

De igual modo, la organización Voces Católicas en Chile inició la campaña “Avíspate” con la que invitan a los católicos a participar del proceso y promover la “identidad cristiana que es parte del ADN chileno”.

“Como Voces Católicas consideramos que el laico tiene un llamado clave en esta instancia porque son los encargados de estar insertos en el mundo de la política y resguardar también los valores del cristianismo presentes en la historia de Chile desde sus inicios”, dijo a ACI Prensa Danae Navia, vocera de la organización.

“Entendemos que la fe y la política son instancias separadas pero están interconectadas en sí porque somos personas miembros de una sociedad. No somos católicos aislados y nuestra labor es en función del bienestar de todos”, agregó.

Navia explicó asimismo que “el tema del aborto no ha sido menor” y es una tarea importante defender “el derecho a la vida en toda circunstancia, los derechos humanos”.

“Si no es ahora la instancia para poder alzar nuestra voz y dejar nuestro sello ¿entonces cuándo? Tenemos que aprovechar lo que se nos presenta”, sostuvo.

En su exhortación apostólica Evangelii Gaudium, precisamente en el numeral 183, el Papa Francisco señala que “nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad secreta de las personas, sin influencia alguna en la vida social y nacional, sin preocuparnos por la salud de las instituciones de la sociedad civil, sin opinar sobre los acontecimientos que afectan a los ciudadanos”.

También te puede interesar:

 

La Iglesia no toma posturas políticas sino que promueve la reconciliación, afirman https://t.co/KPE5MWT0yg

— ACI Prensa (@aciprensa) 5 de febrero de 2016

 

Fuente: AciPrensa