Sacerdote y seminaristas “tunean” auto clásico y lo convierten en medio para evangelizar

DENVER, 03 Nov. 15 (ACI).- El P. Matthew Keller siempre fue el tipo de persona a la que le gustaban los autos. Cuando era adolescente, trabajaba como ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

DENVER, 03 Nov. 15 (ACI).- El P. Matthew Keller siempre fue el tipo de persona a la que le gustaban los autos. Cuando era adolescente, trabajaba como mecánico junto con su padre y su medio hermano. Al ingresar al seminario vendió su “hot rod” -un auto clásico modificado- y dejó atrás ese pasatiempo. No sospecharía que años después, su labor pastoral lo llevaría a reencontrarse con su antigua pasión por los autos.

“La verdad es que soy un hombre muy aficionado a los carros”, dijo riendo a ACI Prensa. El P. Keller es el director vocacional para la diócesis de Gallup (Estados Unidos). Hace un año mientras ideaba un proyecto para la construcción de la comunidad para los seminaristas, unos amigos le sugirieron redescubrir su antigua afición y que restaurara un auto con ellos.

“La idea comenzó a girar en torno a lo que sería un edificio para la fraternidad, que era un proyecto de formación humana. Entonces esa idea vino a mí… Yo estaba como ‘wow, esto (el auto) sería una gran forma de recaudar para la oficina de vocaciones’”, comentó.

Fue en ese momento que el proyecto “V8s for Vocations” nació. El presbítero y un grupo de seminaristas de Gallup restaurarían un auto y lo sortearían. Cada ticket para la rifa valdría 25 dólares y el dinero se destinaría para la formación de los seminaristas de la diócesis.

Con el plan hecho, el sacerdote comenzó a buscar un vehículo. Una semana después un amigo de la escuela le dijo que había encontrado el auto preciso.

“Era un Chevelle modelo ´72 tipo deportivo. Encontramos un donante que lo compró de inmediato y nos lo dio para que empecemos a trabajar en él de inmediato”, indicó el P. Keller. La restauración del vehículo comenzó en junio del 2014.

Con la ayuda de un equipo donado, el garaje en la parte trasera de la Catedral del Sagrado Corazón de la diócesis se convirtió en un taller mecánico, donde los seminaristas y otros aficionados a los autos que ofrecieron su ayuda (católicos y no católicos), ayudaron a modernizar el Chevelle.

Una lección personal

El P. Keller también se acerca al taller para confesar a algunos de los voluntarios. “Se ha vuelto sorprendente que esta reunión se haya convertido en una oportunidad para la evangelización. Yo no me lo esperaba”, manifestó el sacerdote.

Esta recaudación de fondos también le ha dado una lección personal. “Yo me fui al seminario, pensando que esos pasatiempos que debía dejarlos atrás”, dijo. “Pero había una razón para esos intereses, y Dios lo sabía”.

“Él sabía que esos años que pasé en el camino de los autos, los iba a utilizar para construir el reino. Eso fue una gran lección, para mí, de no olvidar que Dios toma todos nuestros dones, nuestros talentos y nuestros intereses y los utiliza”, indicó.

Los seminaristas trabajaron duro para asegurarse de que el día de la instalación del cuerpo del coche coincida con un retiro vocacional en el seminario, para que los participantes también pudieran tener la oportunidad de trabajar en el coche con ellos.

“Trabajar juntos en un proyecto, como construir un carro, es algo que le habla a los jóvenes”, dijo el P. Keller.

Los toques finales

La fecha de entrega será el 12 de diciembre, la fiesta de la Virgen de Guadalupe. Ya están terminando de adaptar el auto y están listos para darle los toques finales.

Este día coincide con varios eventos importantes, ya que se cumple el 75 aniversario de la diócesis de Gallup, se celebra el 60 aniversario de la Catedral del Sagrado Corazón y es el día de las ordenaciones diaconales.

El premio de la rifa no solo incluye el auto, sino que su nuevo dueño no tendrá que pagar los impuestos por su nuevo coche.

“Rifamos un auto nuevo en un parroquia antigua mía para el Día Mundial de la Juventud, y el ganador no podía quedárselo porque no tenía dinero para pagar los impuestos”, comentó el P. Keller.

“Para mí fue muy decepcionante ver eso. Así que ahora hay una nueva modalidad en Nuevo México. La persona que organiza la rifa puede pagar los impuestos y así los ganadores pueden irse con el premio pagando solo 25 dólares”, explicó.

Traducida por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en CNA

También te puede interesar:

¿Tienes una “emergencia espiritual”? La Cristoambulancia acudirá en tu auxilio http://t.co/1I43od7nvV

— ACI Prensa (@aciprensa) octubre 14, 2015

 

Fuente: AciPrensa