Una tarjeta de crédito que ayuda a las misiones

MADRID, 17 Oct. 15 (ACI).- La tarjeta de crédito Visa Domund es una manera muy sencilla de ser solidario casi sin darte cuenta, ya que el 0,50 por ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,30

MADRID, 17 Oct. 15 (ACI).- La tarjeta de crédito Visa Domund es una manera muy sencilla de ser solidario casi sin darte cuenta, ya que el 0,50 por ciento del importe de las compras que pagues con esta tarjeta va destinado a la recaudación que Obras Misionales Pontificias (OMP) enviará a los países del tercer mundo. Nunca ayudar a las misiones costó tan poco.

Se trata de una iniciativa que comenzó en 1995 y que continúa hasta ahora aportando su granito de arena para ayudar en los territorios de misión. Según cuenta Isabel Santiago, directora del departamento de administración de OMP, “todas las compañías ofrecen su propia tarjeta Visa”, pero la de OMP tiene el valor añadido de que ayudas a los más necesitados con los pagos que realizas de manera cotidiana y casi sin darte cuenta.

De esta manera, el 0,50 por ciento de las compras que realices pagando con la tarjeta Visa Domund se destina a la labor de los misioneros en todo el mundo. De la cuota fija anual que se paga por tener cualquier tarjeta visa (que suele rondar los 20 euros), un 30 por ciento se destina a OMP.

Según explica a ACI Prensa Isabel Santiago “no hace falta tener domiciliada la cuenta en ningún banco concreto para poder tener la Visa Domund”.

Actualmente Visa Domund reporta más de 35 mil euros a Obras Misionales Pontificias que destina a la colecta del Domund. “Es una aportación que no está nada mal”, afirma la responsable de la Administración de OMP.

En el año 2013, OMP España aportó 13’2 millones de euros para la evangelización y desarrollo de los países en misión. Una pequeña parte de esa cantidad provenía del porcentaje que reporta la Visa Domund.

“Ese dinero que se recauda al año a través de la Visa Domund es una parte más de nuestros ingresos que nos vienen por transferencias, domiciliaciones bancarias, donaciones, tantos otros métodos” y que después van al Fondo de Universal de Solidaridad.

Una sencilla y original manera de ayudar a los misioneros en todo el mundo, a través de tus compras habituales.

Fuente: AciPrensa