Por qué el smartphone arruina la postura y el estado de ánimo

Los especialistas aseguran que el uso frecuente del dispositivo móvil provoca una rigidez en el cuello y también se asocia a una depresión clínica que ...
publicado por
Alfonso Gutierrez avatar
hace karma
1,10

Los especialistas aseguran que el uso frecuente del dispositivo móvil provoca una rigidez en el cuello y también se asocia a una depresión clínica que también afecta la memoria e incluso el comportamiento

Las recomendaciones de los expertos incluyen mantener la cabeza y hasta los hombros hacia atrás cuando se observa el teléfono, incluso si eso significa sujetarlo al nivel del ojo. Las recomendaciones de los expertos incluyen mantener la cabeza y hasta los hombros hacia atrás cuando se observa el teléfono, incluso si eso significa sujetarlo al nivel del ojo.  Crédito: Shutterstock

Existen un montón de razones para colocar los teléfonos celulares abajo de vez en cuando, y no menos importante es el hecho de que estos dispositivos móviles aíslan a las personas del presente y alteran las cenas familiares en todo el mundo. Pero además los smartphones están arruinando la postura. Y la mala postura no sólo significa una rigidez en el cuello, sino que también puede dañar el aspecto psicológico.

La tecnología está transformando la forma que los seres humanos tienen de sí mismos, y los cuerpos están retorciéndose en lo que el fisioterapeuta neozelandés Steve August denomina “iHunch”. Aunque también se lo llama “text neck” (“cuello de texto”) e “iPosture”.

La cabeza promedio pesa alrededor de 10 a 12 libras (el equivalente a entre cuatro kilos y medio y casi cinco kilos y medio), pero cuando se dobla el cuello hacia adelante 60 grados, como usualmente se hace para utilizar los teléfonos celulares, la tensión efectiva en el cuello aumenta a 60 libras (poco más de 27 kilogramos).

Cuando August comenzó el tratamiento de este tipo de pacientes hace más de 30 años recuerda que vio un montón de “jorobas viudas”, donde el superior de la espalda se había congelado en una curva hacia adelante, en las abuelas y bisabuelas. Pero ahora dice que está viendo el mismo rebajarse en los adolescentes.

Smarthphone gente encorvada 1920 03

Los estudios han demostrado que las personas con depresión clínica adoptan una postura que se asemeja misteriosamente el iHunch. Uno de ellos, publicado en 2010 en la revista oficial de la Asociación Psiquiátrica de Brasil, encontró que los pacientes deprimidos tenían más probabilidades de estar junto a sus cuellos doblados hacia adelante, los hombros “derrumbados” y los brazos atraídos hacia el cuerpo.

¿Pero hasta dónde podría llegar la influencia del iHunching en los sentimientos y comportamientos de los seres humanos? La psicóloga social estadounidense Amy Cuddy y su colega Maarten W. Bos realizaron una investigación en la que le pidieron en forma aleatoria a los participantes que interactuaran durante cinco minutos con uno de los cuatro dispositivos electrónicos que variaban en tamaño: un smartphone, una tableta, una computadora portátil y otra de escritorio.

Al parecer existe una relación lineal entre el tamaño del dispositivo móvil y la medida en que afecta a la persona: cuanto más pequeño sea el teléfono más se debe contraer al cuerpo para utilizarlo, y cuanto más encogido y hacia el interior de su postura se vuelve el ser humano también se transforma en más sumiso.

Irónicamente, mientras muchas personas pasan horas usando pequeños dispositivos móviles para aumentar su productividad y la eficiencia, la interacción con estos objetos, incluso por períodos cortos de tiempo, podría hacer justo lo contrario, o sea la reducción de la asertividad y socavar su productividad, según publica el periódico The New York Times.

Smarthphone gente encorvada 1920 02

A pesar de todo esto, las personas se apoyan demasiado en sus teléfonos celulares como para renunciar a ellos, y eso no va a cambiar en el corto plazo. Aunque por fortuna hay maneras de luchar contra el iHunch.

Las recomendaciones de los expertos incluyen mantener la cabeza y hasta los hombros hacia atrás cuando se observa el teléfono, incluso si eso significa sujetarlo al nivel del ojo. Y también se puede tratar con el estiramiento y masaje de los dos grupos de músculos que intervienen en el iHunch -aquellos ubicados entre los omóplatos y los que están a lo largo de los lados del cuello-. Esto ayuda a reducir las cicatrices y restaura la elasticidad.

Por último, la próxima vez que usted tome su teléfono no olvide que esta decisión induce a encorvarse y esto modifica su estado de ánimo, la memoria e incluso su comportamiento. Su postura física esculpe su postura psicológica, y podría ser la clave para lograr un estado de ánimo feliz y una mayor confianza en sí mismo.

Smarthphone gente encorvada 1920 01

(con información de Infobae)