Conociendo a la chapelière Naomi Goodsir, y a sus 3 fantásticas fragancias

Esta mañana, a primera hora, he tenido la suerte de poder conocer y entrevistar a Naomi Goodsir una diseñadora australiana especializada en el diseño de ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,40

Naomigoodsir

Esta mañana, a primera hora, he tenido la suerte de poder conocer y entrevistar a Naomi Goodsir una diseñadora australiana especializada en el diseño de sombreros, tocados y bolsos, que ha decidido diversificar un poco sus intereses haciendo incursión en el mundo de los perfumes.

Tras estudiar diseño de moda en Sidney, Naomi ha ido perfeccionando su técnica de chapelière o apprêteuse a lo largo de toda una década hasta convertirse en una afamada sombrerera en la que ya se han fijado diseñadores de la talla de Jean Paul Gaultier. Naomi es como Gabrielle Chanel o Cristóbal Balenciaga, unas maravillosa modista capaz de diseñar una prenda, realizar su patrón, cortarlo en el material que haya seleccionado para darla vida, y coserla a mano siguiendo los dictados de la Haute Couture y des petites mains que trabajan en los ateliers de las grandes Maisons de Couture.

Bodegon

Su estilo y su savoir faire han llevado a Naomi a colaborar con numerosos diseñadores de moda en Australia y en el extranjero, concibiendo piezas únicas y exclusivas para sus colecciones y desfiles.

El espíritu de Naomi Goodsir Parfums, sigue la línea de las casas de perfume tradicionales e independientes. Detrás de las esencias se esconde una autora apasionada cuya visión y estilo atípicos inspiran composiciones que reflejan su universo único. Perfumes elegantes, atemporales y osados, perfumes formulados con las materias primas más nobles. Composiciones que nos trasladan a una era en la que usar perfume era un gesto precioso y elegante.

Cada elemento es objeto de un cuidadoso detalle, forma y contenido: la caja de papel negro, el frasco estilo vintage típico de Grasse, el tapón negro de baquelita, y la bolsa cosida a mano por Noemi. Todo lleva a una experiencia única, a un mágico descubrimiento. Los talentosos maestros perfumistas que hay detrás de estos perfumes han sabido crear unas esencias que capturan a la perfección el microcosmos de Naomi. Estos maravillosos accesorios fragrantes invisibles expresan, de un modo bello y delicado, el mundo en el que habita Naomi.

Boisasecse

Colección Noemi Goodsir Parfums

Bois d’Ascèse: Este Eau de Parfum es el que siempre usa Naomi porque está formulado con notas de tabaco y whisky, apoyadas en la nota dulce y cálida de la canela con acordes de ámbar y de láudano, musgo de roble, y madera de enebro ahumada con toques de incienso de Somalia. El resultado de esta fragancia es el que se ha grabado en la memoria olfativa de Naomi, y que le retrotrae a una pequeña capilla en la campiña de Sidney, a la que solía ir cuando montaba a caballo con su padre.

Una capilla pequeñita y solitaria que formaba parte de la finca que su padre – un escocés que se fue a vivir a Australia -, y que a la muerte de éste, Naomi decidió vender para emprender la aventura de los perfumes, yéndose a vivir a Sur de Francia, donde vive desde hace 15 años. Una fragancia elegante, creada por el nariz Julien Rasquinet en el 2012, que nada más destaparse huele a angélica y mandarina, tabaco rubio y whisky. Precio: 110,00 euros (50 ml). Una fragancia sólo apta para connaisseurs.

Cuirvelours

Cuir Velours: Un Eau de Parfum oriental y especiada. Un perfume profundo y texturizado, que evoca la suave y aterciopelada piel de aquella gamuza con la que solían hacer los guantes en el siglo XIX, al tiempo que desprende aromas a cardamomo y cilantro con acordes de flor inmortal sobre un fondo de cuero, mirra, ron y tabaco rubio. Precio: 110,00 euros (50 ml). Otra creación firmada por Julian Rasquinet.

Orserail

Or du Sérail: Este Eau de Parfum oriental y golosa refleja a la perfección la opulencia de los harenes orientales con sus ambigús y sus pipas de agua, que nos hacen pensar en seguida en fruta prohibida, una dulzura voluptuosa, susurros de palacio, y hasta en un ladrón nocturno.

En otras palabras, sueños orientales que el maestro perfumista Bertrand Duchaufour supo reinterpretar, en el 2014, siguiendo el brief que le transmitió Naomi con un elixir que custodia acordes de davana, frutos rojos del bosque, mango, naranja dulce, manzana verde, ron y, en su corazón, cera de abeja, coco, salvia blanca, ylang ylang sobre unas notas de fondo ambarinas en las que no faltan acordes de madera de cedro, tabaco y vainilla y para afianzar la fragancia sobre la piel un poco de almizcle. Precio: 125,00 euros (50 ml).

Packshot

Todas las fragancias Naomi Goodsir Parfums se fabrican y empaquetan a mano en Côte D’Azur, cerca de Grasse, donde trabaja y vive Naomi. Para que veáis como es esta diseñadora, incluyo en el post unas fotos que le hice a la pequeña obra de arte impresa que nos entregó con la descripción de las características más importantes de reseñar de estas fragancias.

Todos y cada uno de estos pequeños libritos fueron hechos a mano por Noemi que no dudó en utilizar la técnica del picage para marcar con la ayuda de un punzón la silueta de una figura tocada con un sombrero, y la de una nariz (un original guiño a los dos maestros perfumistas que han dado vida a las fragancias imaginadas por Noemi); y bordar con hilo de oro la silueta de los tres frascos.

Tarjeton

Además, tuvo el detalle de hacer una original y creativa tarjeta que nos entregaron a todos los asistentes, agradeciéndonos nuestra asistencia en donde se veía una mano con el dedo índice señalando a una nariz donde se había posado una mosca, y que al girarlo de izquierda a derecha reproducía ese significativo gesto que suelen hacer los australianos al despedirse conocido como The Aussie Salute. ¡Vamos, que para su presentación en sociedad en Madrid, Naomi Goodsir no dio puntada sin hilo, y nunca mejor dicho! Los NaomiGoodsir Parfums se puede comprar en Le Secret du Marais de Madrid, también on-line.