Dale la vuelta a San Valentín: mimate y cuídate celebrándolo al revés

Lo siento, no me gusta San Valentín. No tengo nada en contra del amor, ni de las celebraciones, pero siempre he sentido cierta rebeldía ante las fechas ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,70

Deportesanvalentin

Lo siento, no me gusta San Valentín. No tengo nada en contra del amor, ni de las celebraciones, pero siempre he sentido cierta rebeldía ante las fechas impuestas, no lo puedo evitar.

Ante este panorama ¿Cómo afrontar el próximo 14 de febrero sin que nos tomen por la loca de los gatos o la versión tardía del Grinch? Muy fácil, teniendo también un plan, como todo el mundo. Pero no uno cualquiera, no, este año me he propuesto hacerlo todo al revés.

Para empezar aprovechando que es sábado, cara lavada, ropa deportiva y ¡A moverse! Nada de paseos cursis cogiditos de la mano (o paseos tristes pensando en que no tienes a nadie para coger de la mano). Caminar a paso rápido, correr, sudar, quemar calorías y generar endorfinas, es una forma mucho mejor de empezar el día.

Un baño de chocolate

Jabonchocolate

Un bombón de vez en cuando sienta fenomenal, pero personalmente no me hace ninguna gracia que me regalen una enorme caja de bombones si no hay amigos cerca en ese momento para compartirlos.

Tengo bastante fuerza de voluntad, pero en lugar de esa embaucadora tentación que se va a quedar acechando varias tardes en la cocina, prefiero un buen baño relajante usando un gel espumoso de chocolate.

Hay muchas otras alternativas que tienen como protagonista el cacao (y que no engordan): jabón, champú, crema hidratante, perfume, bálsamo de labios, incluso una infusión de choco té que me encanta, aunque en mi caso no la contaría como algo especial porque la tomo casi todos los días.

Cómete las flores

Ensaladadeflores

Que bonito es un ramo de rosas ¡Y que poco dura! siguiendo con mi antiplan para este año propongo trasladar las flores del jarrón al plato. Eso sí, han de estar etiquetadas como “comestibles”, no valen las que venden en la floristería.

Entre ellas tenemos los pensamientos, la caléndula, la begonia, la flor de cebollino, rúcula, calabacín y borraja o los pétalos de rosa. Aportan vitaminas y nutrientes, mientras inundan de aroma y color nuestros platos. Lo mejor es comerlas crudas para aprovechar todas sus propiedades.

Es una experiencia tan delicada… Os dejo algunas recetas de mis compañeros de Directo al Paladar para que os animéis a probarlas.

  • Receta de merluza con salsa de ajo negro y flores
  • Ensalada de langostinos y canónigos (con violetas)
  • Ensalada de flores silvestres
  • Flores de calabacín rellenas de Afuega’l pitu, con rape al horno

Tómate un cóctel… de frutas y hortalizas

Smoothie

Otro de los hábitos que caracteriza la fiesta del santo de la pasión es que se suele beber en exceso. Cuando veo esos menús especiales para la fecha, con su chuletón, el vino, el cava, los chupitos, y las copas de después, no puedo evitar pensar en que el resto de la noche más que romántica puede acabar resultando un poco incómoda.

No quiero tener resaca a la mañana siguiente y además la idea es aprovechar el día para cuidarme, así que voy a prescindir de todo eso para aventurarme a probar nuevos y coloridos batidos de frutas y verduras.

Si os apuntáis y necesitáis un poco de inspiración, no os perdáis los cinco smoothies para vernos más guapas y saludables que nos recomienda Lady Fitness. Deliciosos y muy fáciles de preparar.

Y hasta aquí los propósitos para mi No San Valentín, que también incluyen no ver, bajo ningún concepto, la película de 50 sombras de Grey. No solo hay que cuidar el cuerpo ¡También es importante ocuparnos de la mente!