De Fleurs d´Orlane a Light Blue (D&G): Mis flechazos con los perfumes.

Hoy he sentido un flechazo. Me ha pasado algunas veces en la vida. Y siempre han funcionado y he tenido relaciones largas y duraderas con esos amores. ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0

Flechazos Perfumes

Hoy he sentido un flechazo. Me ha pasado algunas veces en la vida. Y siempre han funcionado y he tenido relaciones largas y duraderas con esos amores. Algunas más tormentosas, otras más apasionadas… Unas para siempre, otras de ir y venir… Se trata de Dolce & Gabbana Light Blue. Un agua perfumada muy mediterránea, muy fresca, muy cítrica. La he olido y he sabido que íbamos a tener una historia. Soy una forofa de los aromas y por eso, os cuento los auténticos flechazos que he tenido con los perfumes y que han marcado épocas personales a lo largo de mi vida.

No es fácil tener buen olfato. Ese es mi caso. Tengo buen olfato para bien y para mal. Los malos olores los llevo fatal, me mareo, me entran náuseas, me ahogo. No lo soporto. Los buenos olores, me enganchan. Por eso soy feliz en este trabajo. Pero dentro de que me gusten los perfumes y los aromas de las cremas, algunos me provocan un vuelco al corazón. Desde que tengo memoria, estos han sido mis más sonados affaires:

Orlane El primer flechazo fue en la adolescencia, no sabría deciros el año, pero mi padre me trajo de París una colonia que aquí no existía: Fleurs de Orlane. Qué maravilla. Era diferente a lo que entonces se podía comprar por aquí. Era suave y romántica… Cómo yo entonces. Me encantó, me enamoré, la utilizaba en contadas ocasiones para no gastarla hasta que por fin llegó a España y la usé durante unos años. Es un aroma joven, pero acabo de descubrir que la firma Orlane (una casa única haciendo cremas cosméticas) sigue fabricándola y la puedes encontrar en El Corte Inglés. Me encanta la fuerza que tiene el jazmín del que se compone. También destaca la bergamota, la hoja de violeta, el clavo, la flor de cananga… Pero el jazmín es el que más sobresale y el que te conquistará si te acercas a ella. Para mí es especial, claro, es rociarme con ella y quitarme 15 años. Así me ha inspirado este artículo.

Mi segundo flechazo fue a principios de los noventa. Eternity de Calvin Klein. Un aroma que se convirtió en un mito. Diferente, nuevo, fresco… ¡Unisex! Ahora existen dos versiones, pero entonces, recuerdo que había sólo una y la usaban igual hombres y mujeres. Mi hermana la trajo desde EEUU y aquí no la encontrabas. Todo el mundo nos preguntaba y mi hermana me dejaba que se la “quitara”… El año pasado fue su aniversario y la verdad que los años han pasado muy bien por ella. Es una aroma al que vuelvo cada poco tiempo. Este año ha sacado una versión de verano estupenda: Eternity Summer.

Rochas Tercer flechazo: Eau de Rochas. A ver, ¿quién no se ha enamorado de Rochas alguna vez? Es un súperbestseller en España y con razón. Cuándo estudiaba BUP y COU mis dos amigas más cercanas la usaban y me encantaba, pero no quería copiarlas. Luego en la universidad nos separamos y empecé a usarla. Pero es que ahora me vuelve a gustar y este invierno no pude evitarlo y me compré una. Ya. Me lo estoy mirando.

Cuarto flechazo. Probablemente el más largo: L’Eau D’Issey, de Issey Miyake. Con esta fragancia de Jacques Cavallier (el mismo creador de Poison que es su fragancia opuesta), decidí que me gustaban los aromas acuáticos. Tendría unos 20 años. Era una colonia muy alternativa, minimalista, no era popular y la usé durante mucho tiempo, más de cinco años. Y siempre, todo el mundo, me preguntaba qué colonia usaba. Hacíamos buena pareja. Nos complementábamos bien. Quizá fueron demasiados años porque de pronto la dejé de usar y nunca más volví a mirar atrás. Me está apeteciendo volver.

Quinto flechazo (me ha dado tiempo a unas cuántas aventuras ya, que una tiene una edad). Hermès. Esta vez el flechazo es con la casa entera. Bueno, llega con Hermès D’Orange Vert (flor de azahar, mandarina, jazmín, bergamota y limón) y Concentré d´orange verte. Pero ya me engancha el estilo de la maison y me enamoro de Eau de Pampelousse Rose (pomelo, naranja y rosa) y Eau des Merveilles (muy amaderada, alejada de las dos anteriores). A mi marido le he comprado Terré y se la quito (acaba de salir una edición especial de viaje). También sus velas aromáticas para el hogar son maravillosas. Lástima que por precio sean un súperlujo. Si tuvieran un precio alto, pero asumible y las distribuyeran junto a los perfumes, serían un éxito.

Sexto flechazo: Bulgari Petits and mamas. Sí. Fuí madre y me encontré con este aroma suave y con mucho talco y un toque de té, pero sin alcohol, infantil y versátil. Me sigue encantando. Además me parece un regalazo cuándo las mamás dan a luz. Es para el bebé y para la mamá. Todos ganan. Roger Gallet Séptimo flechazo: Bois D’Orange, de Roger Gallet. Ya sabéis que en este trabajo nos regalan muchos perfumes, pues bien, pese a que tengo muchas colonias, compro siempre más, aunque pequeñas (para que no se estropeen), pero el verano pasado compré la botella de medio litro de este aroma. Es puro azahar y naranja y limón, pero de fondo amaderado en lugar de cítrico. Es maravillosa y unisex y me gusta para mí, para mi marido y mis hijas. La usamos todos. Cuando las niñas salen de viaje y nos separamos, llevan un dosificador pequeño y así huelen a casa y a mamá. Love In Idleness Atkinsons Octavo flechazo. La descubrí este invierno cuándo la presentaron en Madrid. Atkinsons Love in Idleness. Un campo de lilas frescas en tu piel: ¿puedes imaginarlo? Muy fresca. Nada petulante, nada dulce. Moderna. Maravillosa. Volveré a ella siempre. Lo sé. D G Ligth Blue Noveno y último flechazo: Dolce & Gabbana Light Blue. No es una novedad, pero llegó a la redacción porque acaba de sacar una versión de 200 ml. La probé y fue como si me rociara con refrescante granizado de limón. Muy cítrica, acuática, fresca y luminosa. Tenéis que probarla si os han gustado mis flechazos o si os gustan las fragancias frescas para verano. Es la versión “mojito” de un perfume.