Eau thermale Avène. Probamos su Aceite solar 30 SPF

Piel corporal blanca, pecas y lunares, rostro con piel mixta, miedo a quemarse… ¿os resulta familiar?, si a todo este conjunto le añadimos que no me ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,20

Avene

Piel corporal blanca, pecas y lunares, rostro con piel mixta, miedo a quemarse… ¿os resulta familiar?, si a todo este conjunto le añadimos que no me gusta apenas tomar el sol comprenderéis que todos los veranos cuando escucho la palabra aceite solar se me pone la piel de gallina. Sin embargo, para que ese miedo ya tuviera fundamento, para bien o para mal, este verano he estado probando un aceite solar, en concreto el Aceite solar 30SPF de la línea Eau thermale de Avène.

Antes de hablaros de mi experiencia os contaré detalles del producto. “Alta protección solar para las pieles sensibles“, aquí yo añadiría que todas las pieles hay que cuidarlas sean sensibles o no, que no os queméis y que vuestro bronceado cada año no os dé ningún problema no quiere decir que la piel con el paso del tiempo acumule un daño solar que después es difícil de ponerle remedio. Es resistente al agua, hipoalergénico y no comedogénico (los poros no se obstruyen) y no lleva parabenos ni siliconas.

Leemos que entre sus ingredientes destacan un complejo de activos fotoprotectores que te aseguran una elevada protección contra el conjunto de rayos solares UVB-UVA largos y cortos, también está presente un potente anti-oxidante llamado Pre-tocoferil. La marca lo recomienda para pieles claras y delicadas y también para pieles alérgicas al octocrileno (es un filtro químico que puede causar dermatitis y otras patologías en la piel).

Aceite Solar 30 SPF Eau thermale de Avène

Mi experiencia en general ha sido buena, lo mejor es que se dejan atrás muchos fantasmas asociados a los aceites solares, se acabaron los brillos, los olores fuertes, la sensación pegajosa y tras su uso no he notado que me haya quemado, aunque he de reconocer que no suelo sobrepasar las dos horas de exposición solar.

Cómo ya llevaba más de un mes con un índice de protección muy alto (SPF 50+) sí he notado un creciente, y ligero bronceado. El aceite tiene una rápida absorción y en la piel apreciarás un bonito acabado satinado. ¿Próximo reto?, usarlo en la playa y salir igual de satisfecha (hasta ahora ha sido en zona interior de montaña), en la playa los primeros días, y todos los años, acabo con nariz, mejillas y hombros ligeramente rojos del sol.

¿Nos contáis vuestra opinión con los aceites solares?