El mejor armario para nuestros potingues: la nevera

Aunque ya no hace ese calor que tuvimos durante el mes de julio, lo cierto es que en España la buena temperatura dura hasta bien entrado el mes de ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,30

Nevera

Aunque ya no hace ese calor que tuvimos durante el mes de julio, lo cierto es que en España la buena temperatura dura hasta bien entrado el mes de noviembre. Al igual que ocurre con los alimentos, nuestros productos de belleza deben conservarse al fresco para que no se estropeen.

Los labiales se muestran extremadamente sensibles a la temperatura ambiente, sobre todo cuando se han pasado el día al fondo de nuestra bolsa de pinturas. En ocasiones, cuando hace mucho calor, notamos como se ablandan, pudiendo incluso llegar a romperse. Para evitarlo, nada como meterlos en la nevera durante la noche.

Otros a quienes también les sientan fenomenal el frío es a los eyeliners. Si lo metemos en la nevera durante una hora notaremos como se corren mucho menos.

Minifrigo

Los esmaltes de uñas tienden a secarse, pues no les gusta la luz, el aire y tampoco el calor. La nevera es el lugar ideal para almacenar nuestras lacas de uñas durante los meses de calor. Si lo hacéis, notaréis como su textura se vuelve más fluida y fácil de aplicar.

Para combatir las ojeras y las bolsas de debajo de los ojos no hay nada como aplicarse los tratamientos específicos que fabrican todas las marcas cosméticas después de haber estado un tiempo en la nevera, ya que el frío ejerce un efecto que descongestiona de forma inmediata y visible los ojos hinchados. Este método también es estupendo para refrescar la piel del rostro gracias al efecto cubito de hielo que se obtiene después de introducirlos en la nevera.

Cosmeticcooleridoci

Aunque muchos lo desconocen, a los perfumes no les sienta bien la luz, el aire, ni el calor, mostrándose extremadamente sensibles a la temperatura ambiente. Así que el mejor medio para conservar la intensidad de nuestros perfumes cuando hace calor es la nevera. Si cuando hace calor pulverizas un poco de perfume frío sobre tu piel, sentirás un escalofrío de placer garantizado.

Si os da un poco de reparo meter productos cosméticos cerca de los alimentos, también existen unas mini-neveras portátiles con capacidad hasta para 4 litros disponible en colores tan divertidos como el rojo, el verde lechuga, el blanco, el beige y el plateado que rondan los 75,00 euros.