El ‘mom hair’ (o pelo mamá) se pone de moda: consejos para afrontarlo si eres una de sus víctimas

Compartir El ‘mom hair‘ (o pelo mamá) se pone de moda: consejos para afrontarlo si eres una de sus víctimas Parece mentira, pero sí: el mom ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
2,10

Parece mentira, pero sí: el mom hair o ‘pelo mamá’ de está haciendo famoso y no precisamente por lo que podéis pensar. La expresión se refiere a un corte particular que suelen llevar quienes curiosamente han sido madres recientemente y que es fácil reconocer: suele ser corto, sin un estilo muy definido pero definitivamente desaliñado.

“Lo veo todo el tiempo”, comentó Juan Carlos Maciques , un estilista en el salón de Rita Hazan en Manhattan a The New York Times. “Lo primero que las nuevas madres quieren hacer es cortar el pelo apagado. Se sienten mal con su cuerpo y lo que quieren es traerse de vuelta a sí mismas, aunque por lo general cortar el cabello es un gran error”.

Justamente yo me convertí en madre hace un año y he pasado por ese momento ‘quiero contarme el pelo. Todo lo que pueda’. Claro, a los pocos meses de dar a luz empieza a caerse como si no hubiese un mañana… luce apagado, sin vida y piensas que jamás te volverá a salir. Si a eso le sumas los kilos de más y las ojeras que demuestran que dormir es algo que no haces mucho, tienes como resultado una bomba de tiempo que suele explotar cuando estás sentada frente al espejo en la peluquería.

Maciques asegura que cortar en ese momento suele ser una muy mala decisión, ya que es un cambio muy radical que no corrige lo que necesitamos. Seún sus palabras, “es mejor esperar alrededor de un año para hacer un corte radical. Para entonces, ya sabrás lo que tienes, ya que no solo tu cabello está cambiando, sino que tu cuerpo también. Puede que aún no tengas el peso que quieres y la verdad es que el pelo largo puede darte un poco de una distracción… sin embargo cuando lo llevas corto, está más expuesto”.

Mom Hair

Mom Hair

Según los expertos, hay tres formas de aforntar esta dura realidad capilar:

  • Hacer lo mismo que la Duquesa de Cambridge (vale, ella tiene un ejército de estilistas a sus órdenes, pero algo podemos aprender, ¿no?)… me refiero a cortar el flequillo. Es una buena forma de darle un soplo de vida a nuestro look sin darle un giro exagerado. Si nos arrepentimos no tendremos que esperar tanto tiempo para volver al pelo de antes, así que no la descartéis.

  • Experimentar con peinados y productos. Sé que las mamás no tenemos mucho tiempo para hacer experimentos, pero también puede ser una manera de obligarnos a sacar 5 minutos del día para nosotras. Prueba con algún recogido que encuentres en youtube, o con un champú en seco para dar algo de volumen y textura (yo lo he probado y funciona), o con una gama densificante que, aunque no te va a dar resultados inmediatos, puede ser una buena inversión a largo plazo.

  • Vale, corta, pero no tomes la decisión tras la pequeña depresión que da cuando ves caer esos mechones cuando te lavas el pelo. Esas decisiones se toman en frío, así que ve con tu peluquero y pídele consejo sobre algo que te pueda favorecer y que sea práctico de peinar y mantener para no ir con la misma coleta todos los días (el ‘swag’ puede ser una buena opción).

  • Hazte mechones o cambia de color. Si tampoco quieres algo radical, decántate por un degradado o por el bronde, una tendencia que está de moda y que da un aspecto muy moderno… ¡justo lo que necesitamos!.

Por último solo puedo decir que nos llenemos de paciencia. Es lo que hago cada día cuando me miro al espejo y veo esos tres pelos que me quedan de lo que alguna vez fue una melena medianamente normal. Varias mamás me han dicho que todo volverá a la normalidad y que tarde o temprano voverá. Mientras tanto yo seguiré champú seco en mano tratando de hacer un milagro cada día con mi ‘mom hair‘ particular.

Imagen | Foilman

En Trendencias Belleza | Carboxiterapia, el increíble tratamiento para eliminar las ojeras que causa furor (y miedo). ¿Te lo harías?

Temas