El road trip sexy y glamouroso creado por Vahram Muratyan para Prada Candy Kiss

Después del éxito obtenido con su libro “Paris versus New York: A Tally of Two Cities” por medio del cual el diseñador e ilustrador Vahram Muratyan – ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,60

Roadtrip

Después del éxito obtenido con su libro “Paris versus New York: A Tally of Two Cities” por medio del cual el diseñador e ilustrador Vahram Muratyan – reconvertido en una especie de antropólogo – nos proponía una especie de duelo, con grandes dosis de creatividad y no poca ironía, entre dos ciudades icónicas logrando encontar curiosas equivalencias y contradicciones entre sus usos y costrumbres; las grandes marcas del mundo del lujo no tardaron en recurrir a su creatividad.

Ilustracionesfrascos

Aunque han pasado 5 años desde que Vanhram Muratyan desarrolló este proyecto en Internet, Miuccia Prada enseguida se enamoró de las ilustraciones icónicas con pocos detalles de este diseñador gráfico parisino de origen armenio. Sobre todo le llamaron la atención sus elecciones cromáticas capaces de provocar la curiosidad y hasta una sonrisa.

Con Prada Candy Kiss, el diseñador Vahram Muratyan juega con las proporciones para crear un nuevo y delicioso mundo en miniatura donde la fragancia Candy se vuelve tan grande como los besos. Para lograrlo, ha creado una película de animación, de un minuto de duración, con sus ilustraciones y con la música de fondo de la canción “Oh oh chéri” de la cantante Françoise Hardy.

Visual

Con esta animación es con la que Prada Parfums ha decidido presentar sus Prada Candy Kiss, una reedición que nos propone un nuevo packaging en miniatura de las fragancias Prada Candy Eau de Parfum, Prada Candy l’Eau y Prada Candy Florale. Precio: 40,00 euros (20 ml).

El estudio H5 ha imaginado un decorado encantado en el que una sensual Candy, la protagonista de la animación, recorre en su descapotable un ciudad imaginaria jugando con arquetipos propios del cine y del glamour hollywoodienses.

Pradacandykiss

Una especie de road trip lúdico y sexy que va dejando su estela a través de besos golosos que dejan entrever su personalidad, su perfume y la fantansía según Prada. La pantalla conserva la huella de sus labios, ya que para Candy el tiempo para el amor no debería acabarse nunca.

Con esta campaña tan creativa, Prada nos anima a adentrarnos por terrenos desconocidos desvelándonos una nueva faceta de la feminidad de Prada donde reina el exceso.