¿En serio quieres dejar de fumar? Los mejores consejos para conseguirlo (Parte I)

Es uno de los propósitos más comunes del mes de enero, pero no basta la inercia de la mayoría para conseguirlo. Tal como confirma la ciencia, formularlo ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,10

Es uno de los propósitos más comunes del mes de enero, pero no basta la inercia de la mayoría para conseguirlo. Tal como confirma la ciencia, formularlo como una pregunta hará que adquiramos un mayor compromiso y que tengamos más probabilidades de éxito, así que, solo tienes que decirte: ¿Quiero dejar de fumar? Contesta sin prisa, con calma y sinceridad. Si la respuesta es sí, adelante, sigue leyendo.

No es fácil, prepárate

Puede que ese “prepárate” suene un poco a amenaza, pero es un imperativo literal. La dependencia a la nicotina es algo serio, así que hay que tomárselo como tal, prevenir y sobre todo informarse, para tener un mayor control sobre todo el proceso de desintoxicación. No se trata de asustarnos por el sufrimiento que nos espera (en muchas ocasiones no es para tanto), si no de darnos cuenta de que es algo importante, ya que aunque la palabra suene fuerte y no nos guste, lo que tenemos es una adicción.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Resumiendo brevemente podríamos decir que nuestro cerebro dispone de un “sistema de recompensa”, gracias al cual obtenemos placer al realizar aquellas actividades básicas para el mantenimiento de la vida como comer, beber o practicar sexo. Esto determina nuestros comportamientos, que realizamos en busca de la activación de ese “sistema de recompensa”, y con la nicotina la conseguimos de forma instantánea, sin tener que hacer más esfuerzos.

Ansiedad

Ansiedad

Tal como confirma un estudio reciente, realizado por Investigadores del Instituto Hospital del Mar y que ha dado con nuevo mecanismo cerebral responsable de que esto ocurra, la nicotina llega al cerebro en tan solo 7 segundos y esta relación tan inmediata de calada-efecto(placer) contribuye a que tenga un poder adictivo tan alto.

Por eso generamos una dependencia, el cerebro va a por la recompensa más rápida y fácil, y cuando se la quitamos tenemos que combatir con los efectos físicos que produce la abstinencia de la nicotina, pero también con los psíquicos, los mayores responsables de las recaídas tardías.

Síndrome de abstinencia y craving

Cuando dejamos de consumir una sustancia a la que somos adictos sufrimos el síndrome de abstinencia, que por lo general puede hacernos sentir ansiedad, nerviosismo, tristeza (por la falta de gratificación en el cerebro) y alteraciones del sueño. Aparece entre las 24 y 48 primeras horas tras dejar de fumar y puede durar hasta 3 o 4 semanas.

Craving

Craving

Este es fácilmente reconocible, en cambio algo para lo que solemos tomar menos precauciones es el craving, que podría definirse como una necesidad irresistible de consumo que puede producirse durante un largo periodo de tiempo, hasta seis meses o más. Personalmente me ha afectado incluso después de uno o dos años, en los que he tenido recaídas.

Es importante conocer qué es el craving y cómo nos va a afectar para que tengamos las herramientas necesarias para afrontarlo, en el siguiente post detallaremos las más recomendables, pero primero vamos a pararnos en un punto no menos relevante, la motivación.

Busca algo sólido a lo que agarrarte

Todos conocemos razones más que de peso para dejar de fumar, principalmente relacionadas con los problemas de salud que acarrea, desde molestias como toser, o padecer enfriamientos continuos hasta los más preocupantes, como el aumento del riesgo de cáncer y muerte, por no hablar de como afecta a los que están a nuestro alrededor, en muchos casos, niños.

También están los motivos estéticos, como que envejece la piel, o los económicos, ya que fumar cada día es más caro. La teoría es estupenda, pero debemos tener muy claro qué es lo que realmente nos motiva, así en los momentos de flaqueza (cuando nos ataque el craving) podremos recordarlo y utilizarlo a nuestro favor.

Horizonte

Horizonte

Para que la motivación funcione tiene que ser interna y da mejores resultados cuando se plantea en positivo. Una pregunta que nos podemos hacer es, ¿qué consigo a cambio de dejar de fumar? Y su respuesta tiene que ser lo suficientemente atractiva como para que nos impulse a hacerlo.

En mi caso, aunque no puede decirse que sea algo del todo positivo (aunque sí estimulante), me está ayudando mucho pensar en que no estoy enriqueciendo a las tabacaleras, que obtienen beneficios millonarios gracias a que los fumadores les pagamos porque maltraten nuestra salud física y mental. ¡Es el acto de consumismo más absurdo que existe!

Cuando surge la tentación, agarrarme a esa indignación es lo que mejor me funciona, aunque por lo general también me mueve tener más energía, no notar el estómago “sucio”, que es algo que me produce el tabaco y por supuesto, vivir el mayor número de años posible.

Con toda esta información y la ideas claras, mañana hablaremos de qué podemos hacer para superar la adicción al tabaco. ¡A por todas!

Fotos |The Blonde Salad | Kayture | Fire & Joy
En Trendencias Belleza | El coste real de fumar: adiós a tu piel y a tus dientes