“Eres feo y gordo”: el bullying llega al metro de Londres

Esta mañana he leído una noticia que me ha dejado bastante perpleja: durante los últimos días un grupo de personas se ha dedicado a entregar unas tarjetas ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,30

Esta mañana he leído una noticia que me ha dejado bastante perpleja: durante los últimos días un grupo de personas se ha dedicado a entregar unas tarjetas a personas obesas con mensajes ofensivos. El grupo en cuestión se hace llamar “Enemigos del sobrepeso” y han llevado a cabo esta acción en el metro de Londres.

El tema ha salido a la luz porque una usuaria de twitter a la que dieron una de estas tarjetas decidió colgar una foto en la web. “No es un problema hormonal: es tu glotonería (…) Eres una persona gorda y fea”. Como era de esperar, la red se ha puesto en pie.

No trates mal a quien tiene sobrepeso o lo harás engordar más

Fat-shaming

Fat-shaming

Aparte de temas tan básicos como el respeto a los demás que, por lo visto, este grupo de personas no conocen, está demostrado que denigrar o tratar mal a las personas que sufren de sobrepeso no hará que entren en acción y corrijan las posibles conductas que lo estén causando, sino más bien todo lo contrario.

Como nos contaba nuestra compañera Gabriela en Vitónica hace un año, un estudio de la revista Obesity había llegado a la conclusión de que las personas que son discriminadas por su sobrepeso con el paso del tiempo aumentaron más sus kilos que los que no lo habían sido. Si crees que por llamar “gorda” a una persona va a adelgazar, quizás no estés en lo cierto.

La obesidad como riesgo para la salud

Fat-shaming

Fat-shaming

La obesidad es una de las enfermedades que más está creciendo en los últimos años: según los informes, el sobrepeso afecta a más del 52% de los españoles, y la obesidad a casi un 17%. Estas son cifras que van en aumento y que, según los datos aportados en el último Congreso Europeo de la Obesidad, podrían ser la base de una epidemia de obesidad en Europa en 2030.

La obesidad está calificada como enfermedad multifactorial (con distintos orígenes) y que también debe tratarse desde distintos puntos de vista: no solo importa cuánto comes, sino que también hay que tener en cuenta qué es lo que comes, cuánto te mueves y qué estilo de vida llevas.

Es una cuestión seria que va más allá de la moda, de entrar o no en una talla 38: la obesidad conlleva otro tipo de enfermedades, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, graves y que necesitan un tratamiento médico. La obesidad actúa como catalizador de estas otras enfermedades, poniéndonos bajo un mayor riesgo.

¿Cómo motivar a las personas con obesidad para cambiar a mejor?

Fat-shaming

Fat-shaming

Desde luego, no haciéndoles sentir mal: de este modo lo único que conseguiremos será minar su autoestima y será contraproducente a la hora de intentar cambiar. Muchas de las personas que sufren sobrepeso tienen ya dañada su autoestima debido a ello: echar más leña al fuego no nos conducirá a nada.

Por el contrario, animar a las personas con sobrepeso a cambiar de vida con un estímulo positivo siempre producirá mejores resultados: aumentar la confianza en sí mismos y estimular su autoestima puede llevarlos a realizar cambios beneficiosos para su salud.

Por supuesto, es básico contar con el respaldo de los profesionales de la salud: acudir a un dietista-nutricionista es importante no solo para llevar una alimentación correcta, sino para recibir una reeducación nutricional en la que se enseñe a las personas obesas (y a todos, al fin y al cabo) qué y cómo deben comer para mantener una buena salud.

Las respuestas a esta campaña en la red

Cardfront

Quizás la respuesta más bonita ante esta horrible campaña de tarjetas de fat-shaming haya sido la de la marca de ropa Navabi: cuando se enteraron de lo ocurrido diseñaron sus propias tarjetas (sin publicidad de su marca) en las que apuestan por el pensamiento positivo y el empoderamiento de todas las personas, y salieron a repartirlas a la estación de Oxford Circus. Además, se dieron cuenta de que nadie había comprado todavía el dominio overweighthaters.com, así que lo compraron ellos y lo han utilizado para hacer una “contracampaña”. Desde esa web también podéis descargar sus “tarjetas de buen rollo”.

En twitter también ha habido una respuesta masiva frente a las tarjetas: muchos usuarios han mostrado su apoyo a Kara Florish, la usuaria que colgó la foto, y hasta algunos de ellos han diseñado sus propias tarjetas de “odio a los intolerantes” para quitarle hierro al asunto. Otros han compartido su experiencia, como Sean Thomas Knox, quien cuenta cómo una chica rompió a llorar después de que un desconocido le diera la famosa tarjeta.

¿Qué responderíais vosotras si os dan esa tarjeta en el metro? Ojalá lleváramos una encima que dijera “por muy guapo y delgado que sea usted, no tiene educación ni corazón. Yo puedo adelgazar, usted no puede comprar un corazón nuevo.”

Imágenes | iStock, Pixabay
En Trendencias Belleza | Flexitarianos, vegetarianos, veganos… ¿quién es quién en el mundo de las dietas?