La guía definitiva para conseguir los abdominales de Jennifer Lawrence

Desde que se pusieron de moda los vestidos cut-out hemos empezado a preocuparnos más por nuestra cintura y abdominales, ya que quedan a la vista a través ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,70

Desde que se pusieron de moda los vestidos cut-out hemos empezado a preocuparnos más por nuestra cintura y abdominales, ya que quedan a la vista a través de las aberturas estratégicas de estas prendas. Esto es algo que la actriz Jennifer Lawrence, asidua a este estilo de vestidos, sabe muy bien y se cuida a través de dieta y ejercicio para poder presumir de figura.

Según ella misma nos ha contado en numerosas ocasiones, Lawrence es una amante de la comida no-demasiado-sana, especialmente de las pizzas, y aún así ha sabido mantener un físico envidiable. Para prepararse para su papel de Mística en X-Men: primera generación contó con la ayuda del preparador físico Dalton Wong, que nos habla de los secretos de la actriz para conseguir ese abdomen plano, y nosotras os contamos algunos de los nuestros.

Mantente activa durante todo el día

Lawrence-abs

Lawrence-abs

Hacer una hora de ejercicio al día no nos convierte en personas activas: ¿qué pasa con las 23 horas restantes? Por mucho que salgas a correr durante una hora a diario, si el resto del tiempo lo pasas sentada en una silla frente a una pantalla y dejando pasar cada oportunidad que tienes para moverte, seguirás siendo una persona sedentaria.

Muévete cada vez que puedas: destierra el ascensor, camina hasta el trabajo, camina hasta el gimnasio (¿vas en coche para subirte a la cinta? WTF?), sal a dar una paseo en tu tiempo libre… Lawrence comenzaba cada día con una carrera suave o una caminata de 20 o 30 minutos: de esta forma se activaba desde primera hora de la mañana.

Haz tiempo para entrenar

Lawrence-abs

Lawrence-abs

El “no tengo tiempo” dejó hace mucho de ser una excusa válida para desentendernos del entrenamiento. Pon en orden tus prioridades y verás como cuando quieres conseguir algo no “tienes tiempo” para ello, sino que “haces tiempo” y lo sacas de donde sea.

No es necesario que entrenes dos horas cada día: de hecho, si eres capaz de entrenar dos horas a fuego es que algo no estás haciendo muy bien. 45 minutos es más que suficiente para calentar, realizar un circuito de alta intensidad y estirar de forma correcta. Si ya has comenzado el día caminando o corriendo, no necesitas nada más.

También puedes usar esos 45 minutos para hacer una rutina de Yoga o Pilates: ve cambiando tu entrenamiento y combinando distintas disciplinas para obtener lo mejor de cada una de ellas.

No te olvides de la relajación

Lawrence-abs

Lawrence-abs

Dedica unos minutos diarios a relajarte o incluso a meditar para pasar algo de tiempo contigo misma: es un tiempo para ti, para estar tranquila, para examinar qué has hecho durante el día y qué tienes que hacer el día siguiente. Una rutina de estiramientos relajantes antes de irte a la cama puede ayudarte a dormir mejor y a mejorar tu descanso, algo muy importante para poder trabajar y entrenar bien al día siguiente.

Recuerda que los tres vértices del triángulo del fitness son el entrenamiento, la alimentación y el descanso: si no descansas y te relajas de forma adecuada será mucho más difícil alcanzar tus metas. Tus músculos se recuperarán peor del esfuerzo, estarás más cansada y te costará más trabajo concentrarte, algo que al realizar actividad física puede llevarnos a una indeseada lesión.

Entrena con tu peso corporal

Lawrence-abs

Lawrence-abs

No te limites al cardio y entrena con peso, aunque sea con tu propio peso corporal. Entrena a través de ejercicios complejos que impliquen grandes grupos musculares y que pongan en movimiento todo tu cuerpo: tu abdomen se activa al realizar este tipo de movimientos complejos y trabajas tu zona media.

Además, el implicar un mayor número de músculos, estos movimientos te hacen gastar más energía al realizarlos, es decir, que te hacen consumir más calorías en el proceso. Si además trabajas con intervalos de alta intensidad, también estarás aumentando tu gasto calórico después del ejercicio. Eso no lo consigues corriendo durante una hora a un ritmo moderado ni haciendo 200 abdominales al día.

El entrenamiento con el propio peso corporal se puede realizar en cualquier sitio ya que no necesitas material para ponerte manos a la obra. Una app que puede ayudarte a comenzar con tu entrenamiento es Freeletics: en Vitónica la estamos probando ahora mismo, y dentro de unas semanas os contaremos qué tal nos ha ido, pero os adelantamos que los entrenamientos son rápidos pero muy intensos.

Cuida tu alimentación

Lawrence-abs

Lawrence-abs

Por supuesto, si quieres lucir figura es indispensable que cuides tu alimentación. Lo más práctico es utilizar la regla del 80/20: el 80% de las comidas que haces deben ser saludables, y el 20% puedes salirte un poco de la norma. Pero sí debes saber distinguir entre saludable y no-saludable: muchas veces los productos que creemos que son muy sanos en realidad no lo son.

Basa tu alimentación en frutas, verduras y hortalizas, y complementa con proteína de calidad, hidratos de carbono de bajo índice glucémico y grasas beneficiosas. Mantente bien hidratada a base de agua y no de refrescos. Y llena tu nevera de alimentos (¡no productos!) saludables: si no tienes guarrerías a mano, habrá menos posibilidad de que te las comas.

Controla la cantidad de azúcares añadidos que incluyes en tu alimentación: no solo los productos dulces los contienen, sino también otros salados y aparentemente muy sanos, como la pechuga de pavo en lonchas, por ejemplo. Compra alimentos y no productos y lo tendrás todo mucho más fácil.

Tus circuitos de entrenamiento

Lawrence-abs

Lawrence-abs

¿Todavía no sabes cómo debes entrenar? Aquí tienes una recopilación de artículos donde puedes encontrar circuitos de entrenamiento: ¡sin excusas!.

Imágenes | Cordon Press, iStock
En Trendencias Belleza | Tres ejercicios para marcar cintura