Las dietas que sí funcionan, según confirman los científicos

Cada vez que aparece una nueva dieta se anuncia como la mejor opción para adelgazar, la más rápida y la que más fácil resulta. Parece lógico pensar que ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
1,30

Dieta1

Cada vez que aparece una nueva dieta se anuncia como la mejor opción para adelgazar, la más rápida y la que más fácil resulta. Parece lógico pensar que para publicitar todo esto hay que tener detrás alguna base científica que lo respalde, pero ¿quién dijo que la lógica y las dietas milagrosas tuvieran algo que ver?

Lo cierto es que la mayoría de los programas de régimen no cuentan con ensayos rigurosos que los avalen, pero según un nuevo estudio dirigido por Kimberly Gudzune, profesora de medicina de la Universidad John Hopkins, hay algunos que sí, en concreto dos.

Para llegar a esta conclusión se elaboró una revisión (publicada en Annals of Internal Medicine) para la que los científicos analizaron un total de 4212 estudios, referentes a 11 de las dietas de pago más populares, y descubrieron que de todos ellos solo 45 se realizaron de forma correcta, mediante ensayos controlados aleatorios (ECA) y registrando su evolución a largo plazo,

  • Weight Watchers (La versión española es Entulínea), que consiste a grandes rasgos en que cada alimento tiene un valor asignado en función de sus nutrientes, y tenemos una cantidad total que debemos consumir diariamente, sumando los platos que queramos. Esta dieta permite perder un 3% de peso el primer año.
  • Jenny Craig, que permite perder un 5% de peso el primer año y se basa en una serie de preparaciones y precocinados a domicilio, que la hacen muy cómoda de seguir pero también bastante cara.
  • Dieta2

    Ambas consiguen mantener la línea al menos 12 meses, aunque harían falta nuevos estudios para tener datos sobre el resultado en etapas más prolongadas.

    A corto plazo han demostrado su eficacia dietas como NutriSystem, las hipocalóricas como Medifast y dietas tipo Atkins o Dukan, basadas en un mayor consumo de proteínas y la reducción de los hidratos de carbono, pero no se ha demostrado que funcionen pasado un año, ni que nos protejan del perjudicial efecto rebote.

    Por último, otros régimenes analizados como Slim-Fast y algunos programas online como Biggest Loser Club, no tienen ningún tipo de respaldo científico en sus afirmaciones. Lo único que queda claro es que todas sirven para adelgazar… el bolsillo.

    No es casualidad que las dos únicas dietas que cuentan con evidencia científica sean las que están pensadas para perder peso de forma progresiva (un 3 y 5%). La cantidad es pequeña, pero realista y sostenible a lo largo del tiempo.

    Algo que también se puede conseguir (o seguramente mejorar) con una alimentación saludable, ejercicio y el consejo de un buen especialista en caso necesario. La mejor combinación para perder kilos con eficacia y sin riesgos.

    ¿Habéis probado alguna de estas dietas o similares? ¿Cómo ha sido vuestra experiencia?