Loewe celebra el 30 Aniversario de su perfume Aire con su versión Atardecer

Loewe Perfumes nos presenta su nueva creación, dentro de la familia Aire Loewe, una fragancia inspirada en la calidez y serenidad de la hora mágica del ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,10

Loeweatardecer

Loewe Perfumes nos presenta su nueva creación, dentro de la familia Aire Loewe, una fragancia inspirada en la calidez y serenidad de la hora mágica del atardecer de donde toma prestado su nombre Aire Loewe Atardecer, cuyo aroma nos hace sentir libres y cargados de sueños e ilusiones. Aire Atardecer simboliza un viaje a nuestro interior, reforzando el carácter hedonista de estos perfumes.

Su tono aterciopelado color melocotón dota a esta nueva reinterpretación de una sutil elegancia y sofisticación porque, si hacemos caso a los responsables de la marca, en el interior de cada mujer existe un espacio de naturaleza alejado de todo y de todos, al que solo ella puede acceder. Un lugar que ahora, Loewe, gracias a su savoir faire, ha sabido llegar mediante un perfume.

Packaging

Una nueva creación que nos traslada a un jardín secreto y misterioso, para una mujer libre, natural, sin artificios. El nombre que recoge el concepto de esta nueva fragancia transmite la sensación producida por la liberación, el contacto con la naturaleza, el olvido de las preocupaciones, el reencuentro con uno mismo, la vuelta al origen, a lo auténtico y natural. Un Eau de toilette floral y ligera, que evoca el candor y la frescura de un jardín secreto.

Un jardín luminoso, primaveral y relajado. Sugerente, elegante y femenino. Para una mujer emprendedora, segura de sí misma, amante de la libertad y que sabe disfrutar del día a día. Mujeres que no temen equivocarse convirtiendo su optimismo en fuente de atracción.

Frasco

En las notas de salida encontramos bergamota, flor de naranjo y fruta de la pasión; en el corazón Ylang Ylang y jazmín Sambac con acordes de sándalo, almizcle y vainilla.

Un elixir custodiado por el clásico frasco de cristal de líneas curvas y suntuosa, que se ha vestido para la ocasión con un suave guardapolvos de color melocotón que nos hace recordar los cielos al atardecer, donde todo está en calma, momento en el que podemos evocar nuestros sueños. El juego de transparencias propio de esta línea se mantiene recordando el tallado de una piedra preciosa. Su tapón dorado mantiene la elegancia atemporal de la familia Aire Loewe.