Los distintos materiales con los que puedes entrenar en casa, en el gimnasio o al aire libre

¿Eres de las que siempre hace lo mismo cuando entrena? Mismo itinerario cuando sales a correr, mismas máquinas en el gimnasio, mismos ritmo en la ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0

¿Eres de las que siempre hace lo mismo cuando entrena? Mismo itinerario cuando sales a correr, mismas máquinas en el gimnasio, mismos ritmo en la elíptica… En la variedad está el gusto, y utilizando distintos medios y distintos métodos de entrenamiento es como podemos conseguir resultados a la vez que mantenemos nuestra motivación.

Teniendo un mundo de posibilidades delante de nosotros para realizar diversos entrenamientos, ¿por qué centrarnos solo en uno o dos y cerrarnos a los demás? A continuación te presentamos los distintos materiales que puedes utilizar para variar tu entrenamiento y darle un toque más divertido.

Un gimnasio en el parque entrenando con TRX

El TRX es uno de nuestros mejores amigos a la hora de entrenar al aire libre. Este sistema de entrenamiento en suspensión con el que trabajamos con nuestro propio peso corporal está formado por un par de correas elaboradas en cordura (un material muy resistente, el mismo que suele usarse en las correas de los paracaídas, para que os hagáis una idea) que se atan a un punto fijo como puede ser el marco de una puerta o, si estamos en el parque, un árbol.

Lo mejor del TRX es, por un lado, su facilidad de uso ya que es muy intuitivo, y por otro su versatilidad: nos puede servir tanto para facilitar algunos ejercicios (como por ejemplo las sentadillas, que podemos hacerlas más sencillas agarrándonos a las asas) como para hacer más difíciles otros (imaginad una plancha con los pies en el aire, sujetos por el TRX, que será más intensa que la plancha habitual).

Es perfecto para realizar entrenamientos de cuerpo completo por intervalos como el que podéis ver en el vídeo que acompaña este texto. En este caso hemos elegido un entrenamiento con diferentes ejercicios para piernas, glúteos y zona central con saltos, para subir las pulsaciones de forma rápida. Podemos realizar 30 segundos de cada ejercicio y dejar entre ellos un minuto de descanso.

Bandas elásticas para entrenar en casa

Las bandas elásticas, gomas elásticas o therabands son un elemento muy útil para entrenar en nuestra propia casa, ya que nos pueden facilitar un entrenamiento de fuerza sin ocupar apenas espacio. Podemos encontrarlas de distintas resistencias y longitudes, de modo que se pueden adaptar a los distintos grupos musculares que queramos trabajar en cada momento.

Con una sola banda podemos trabajar todo el cuerpo: solamente tenemos que reducir su longitud acercando los agarres de las manos para que la resistencia que ejerza sea mayor. También podemos atar los extremos y colocarla alrededor de las piernas (un poco por encima de las rodillas o bien por encima de los gemelos) para trabajar nuestro tren inferior.

A la hora de adquirir una, os recomiendo las que son de tejido (no de goma) como esta de Decathlon: en ocasiones he visto alguna de goma que se rompe (y te llevas un buen latigazo), así que mejor prevenir. Además, las de tejido pueden lavarse a máquina sin problema para mantenerlas siempre en perfecto estado.

Distintos materiales para usar en el gimnasio

Uno de los materiales o implementos más versátiles que podemos utilizar son las kettlebells o pesas rusas. Casi todos los centros disponen ya de estas “pesas con asas” que nos ayudan a tonificar todo nuestro cuerpo. No las uses solo para hacer flexiones de tronco (que tampoco es que nos ayuden mucho): prueba con otros ejercicios que combinan la fuerza muscular con el entrenamiento aeróbico como los kettlebell swings, que nos ayudan a trabajar toda la zona posterior de nuestro cuerpo y todo el abdomen, incluyendo la musculatura interna del mismo.

También son muy útiles los sacos de arena o sandbags, que nos permiten trabajar en todos los planos del movimiento. Podemos levantarlos, echarlos a la espalda, arrastrarlos, correr cargando con ellos o trabajar con giros con ellos gracias a los distintos pesos y a sus múltiples asas, que nos ofrecen distintos agarres para los diferentes ejercicios. Al ser deformables (el peso se mueve en su interior, no está fijo en el mismo sitio todo el tiempo) nos obligan a poner a trabajar siempre la musculatura del abdomen para guardar bien el equilibrio.

Los balones medicinales de diferentes pesos también nos ayudan a trabajar todo el cuerpo: pueden actuar como plataformas que generan inestabilidad (imagina colocar una mano sobre un balón medicinal y la otra en el suelo mientras haces flexiones), podemos lanzarlos contra la pared (el famoso wall ball de CrossFit) o usarlos como lastre mientras hacemos abdominales.

Como veis, no siempre tenemos por qué trabajar de la misma manera en el gimnasio, en casa o al aire libre: existen muchas opciones a nuestro alcance para variar los entrenamientos, y cuantas más aprovechemos, más motivados nos mantendremos y más cerca estaremos de nuestras metas. ¡Aprovecha todo el material a tu alcance!

Imagen | iStock
Vídeos | Vitónica TV, Natalie Jill Fitness, Lady Fitness en Instagram
En Trendencias Belleza | Buenas ideas para motivarte en verano y seguir llevando una vida saludable