Los irresistibles deseos de Amanda Seyfried durante sus escapaditas a París para Givenchy

Givenchy ha querido mostrarnos cómo es un día a día, en la vida de Amanda Seyfried, cuando el rostro de la fragancia Very Irrésistible acude a París para ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
1,60

Mesenviesirresistibles

Givenchy ha querido mostrarnos cómo es un día a día, en la vida de Amanda Seyfried, cuando el rostro de la fragancia Very Irrésistible acude a París para el shooting de una nueva campaña para la marca. Así que durante 24 horas ha pedido a un fotógrafo que no se despegase de la actriz ni a sol ni a sombra, para que pudiese inmortalizar lo más memorable del día.

Probandose

Con su sonrisa y su peculiar estilo, Amanda acude a todos sus compromisos laborales, pero tiene tiempo también para hacer un alto en el camino y disfrutar de un delicioso macaron en Angelina; también se pasa por la boutique que Givenchy tiene en avenue Montaigne donde echa una ojeada a la última colección, y elige varios looks que lucirá en próximos eventos y alfombras rojas; para volver luego al hotel, darse un relajante baño de espuma y arreglarse para salir a cenar y a tomar unas copas con amigos a los que hace tiempo que no ve.

Desayuno

A la mañana siguiente, comienza el día con un delicioso desayuno donde no faltan frutos rojos del bosque – que ya sabemos todos que son unos estupendos antioxidantes -, y un buen zumo de frutas recién exprimidas. En la bandeja donde se lo sirven, no faltan tampoco unas bonitas y delicadas rosas para alegrarle la mañana.

Rosas

Llaman a la puerta, y un botones hace entrar un carrito con un montón de paquetes y bolsas que custodian todas las prendas, zapatos y accesorios que la actriz eligió el día anterior en la tienda para que se los pueda probar con calma. Después de probarse un montón de vestidos pertenecientes a la última colección con un precioso estampado floral, la habitación en su desorden reinante para una hermosa rosaleda o un jardín primaveral.

Vestidotubo

Finalmente, se decide por un vestido tubo de lentejuelas de color rojo que le sienta como un guante, al que accesoriza con con unas preciosas sandalias con tacón en forma de coma. So chic! Con un fantástico bolso a juego con el vestido en el que ha deslizado una invitación Amanda sale dispuesta a quemar la noche, aprovechando al máximo esta maravillosa escapada parisina.

Como se suele decir en Francia: Une journée bien remplie! Acompañándola durante todo el día un perfume, en edición limitada, al que han llamado “Mes envies irrésistibles”, porque ya se sabe que la mejor manera de vencer a la tentación es caer en ella.

Packaging

El estampado floral que aparece en muchas de las prendas pertenecientes a la colección prêt-à-porter de Givenchy que Amanda se probó, aparece también impreso en el packaging de esta fragancia. Es más, ha trascendido convirtiéndose en un precioso lazo anudado en torno al frasco, para que todas podamos accesorizar con él nuestros modeluquis, y revivir así también la escapadita de Amanda. Es como un nexo que nos une a ella más allá del tiempo y de la distancia.