Mis ojos necesitan un cuidado extra. Contorno relajante de Pond´s, lo probamos

No voy a negarlo, he tenido vacaciones estas últimas semanas sin embargo, muchas de vosotras me entenderéis. ¿Se consideran vacaciones (tal y cómo nos las ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,80

Ponds

No voy a negarlo, he tenido vacaciones estas últimas semanas sin embargo, muchas de vosotras me entenderéis. ¿Se consideran vacaciones (tal y cómo nos las venden la publicidad más habitual) con cinco niños de distintas edades?, pues dejarme deciros que no, que pasamos días fuera de casa pero el estrés y el caos sigue reinando en mi vida. Por eso, en ocasiones necesito una ayuda extra a la hora de cuidarme, os hablo hoy del Contorno de ojos relajante de Pond´s.

Madrugones para ir la playa, obligatorios no tan solo para pillar un buen sitio si no para que después los peques se echen la siesta y les entre el suficiente sueño para que descansen y a su vez que aguanten por la noche, es la pescadilla que se muerde la boca… ¡Las mamás me entenderán! El caso es que hay días a los que les falta horas de descanso y si hay una zona del rostro que no perdona esa es justo donde muchas flaqueamos, el contorno de ojos por eso, la importancia de dar a esa zona tan delicada un cuidado extra, sobre todo para evitar ojeras y bolsas.

¿Qué destacaría de sus ingredientes?, lo primero es decir que viene sin perfume, ideal para los ojos más delicados. Enriquecido con vitamina E (antioxidante) y vitamina B5 (restaura y suaviza la piel), entre sus nutrientes aceite de jojoba y manteka de Karité. Nada más aplicarlo notas un ligero descanso, aunque en esto tiene mucho que ver el hacerte un suave masaje en la zona ocular.

Está orientado para todo tipo de piel, se absorbe muy rápido y no deja brillos, perfecto para las que lo usan el contorno también por el día y se maquillan nada más acabar con la aplicación de las cremas. Yo me lo aplico solo por la noche, por la mañana me levanto con sueño, para que negarlo, pero al menos no me delatan las bolsas ni las ojeras, tan solo de vez en cuando el “mal humor” mañanero.