¿Pensando en tomar un quemagrasas milagroso? Mejor no lo hagas

El bombardeo de la operación bikini está a la vuelta de la esquina y con él llega también la oferta de todo tipo de productos milagro con los que adelgazar ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
1,40

Quemagrasas1

El bombardeo de la operación bikini está a la vuelta de la esquina y con él llega también la oferta de todo tipo de productos milagro con los que adelgazar rápidamente, incluidos los suplementos quemagrasa, que siguen comercializándose a pesar de no tener, en la mayoría de los casos, una base científica que los sustente.

Pero el problema no se limita únicamente a si es cierta su efectividad, algunos de ellos como el Thermatrim pueden poner en riesgo nuestra salud, tal como han alertado varias autoridades sanitarias.

La alerta médica

La FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.U.U) ya avisó hace tiempo mediante un informe, que este producto contiene, sin reflejarlo en el envase, 100 miligramos de cafeína, además de melón amargo, cola de caballo, enebro, jengibre, tartrato de L-carnitina, celulosa microcristalina y té verde, que sí se indican en los ingredientes.

El pasado diciembre se prohibió su distribución en Méjico, pero se sigue vendiendo a través de Internet y es aquí donde nos toca de cerca ya que desde La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) han alertado de que han tenido que atender a diversas personas en centro sanitarios por los efectos producidos por el consumo de estas pastillas.

Quemagrasas2

Según detallan en su web los pacientes presentaban sudoración e hipertensión importantes y, de forma esporádica, síncope y clínica de parestesias distales progresivas (pérdida de sensibilidad, sensación de hormigueo y/o entumecimiento).

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) también se ha hecho eco de este problema y recomienda (lógicamente) no consumir Thermatrim.

Remedios asombrosos y “naturales”

Que un producto lleve la etiqueta de “natural” como en este caso, no significa que esté libre de riesgos, así que hay que tener cuidado con lo que compramos, especialmente si lo hacemos fuera de establecimientos regulados.

Una señal inequívoca de que algo va mal es que nos intenten vender una pérdida de peso fulminante y sin ningún tipo de esfuerzo. Los milagros no existen, ya sean en forma de pastilla, batido o dieta, y las consecuencias, en algunos casos, pueden ser realmente perjudiciales.

Aunque ya lo hemos dicho en muchas ocasiones, me voy a repetir una vez más: para perder peso de forma segura no hay nada como una alimentación saludable y practicar algo de deporte. Además si necesitamos bajar varios kilos, los nutricionistas y los médicos están ahí para ayudarnos y guiarnos a encontrar los métodos más adecuados.

¡Con la salud no se juega!