Pilates y Yoga: diferencias y similitudes, ¿cuál me conviene?

Los estudios de Yoga y de Pilates han proliferado mucho en los últimos años. Estas disciplinas, que hace tiempo solo llegaban a una minoría, se han abierto ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,80

Pilates-Yoga

Los estudios de Yoga y de Pilates han proliferado mucho en los últimos años. Estas disciplinas, que hace tiempo solo llegaban a una minoría, se han abierto al gran público y han desarrollado distintas escuelas y estilos entre los que podemos elegir.

Desde Trendencias Belleza apostamos por combinar Pilates y Yoga para mejorar tu cuerpo y despejar tu mente. ¿Tienes que elegir una de las dos? Te contamos sus diferencias y similitudes para que puedas elegir cuál te conviene más.

Pilates para entrenar tu cuerpo

pilates El método Pilates fue creado en sus inicios como medio de rehabilitación en un hospital de Inglaterra para los soldados heridos de la Segunda guerra Mundial (si queréis conocer toda la historia de Joseph Pilates, podéis visitar este post en Vitónica, con un divertido vídeo de dibujos animados). Su base, por tanto, era y es la actividad física y el control corporal.

Las distintas escuelas del método Pilates tienen siempre como base los principios de su fundador, aunque cada una se ha ido desarrollando hacia una vertiente distinta. La reeducación corporal a través del movimiento inteligente es lo que las une a todas ellas.

Elige Pilates si quieres mejorar tu postura corporal y tu tono abdominal, ser más consciente de tu cuerpo y de cómo se mueve en el espacio. Con el Pilates también mejorará tu respiración, ya que serás más consciente de ella, y esto te ayudará a mejorar en deportes aeróbicos como correr o spinning.

Yoga para liberar tu mente

Yoga La principal diferencia entre Pilates y Yoga es que el Yoga no es sólo una disciplina deportiva, sino que engloba todo un estilo de vida. El Yoga supone la unión de cuerpo y mente, y aquellos que lo practican realizan un viaje de auto-descubrimiento interior. No en vano, una parte importante de las clases de Yoga es la meditación.

Sin embargo, el Yoga tiene muchas similitudes con el Pilates: hay posturas que se repiten en ambas disciplinas, aunque con distintos nombres, y en las dos trabajamos el control corporal. Quizás el yoga sea más exigente en cuanto a flexibilidad y equilibrio.

El Yoga tiene muchísimas variantes: el Ashtanga Yoga es el que se suele practicar en la mayoría de los estudios. También hay mucha oferta de Kundalini Yoga y, en los últimos años, de Bikram Yoga, que se practica en una sala con una temperatura y humedad muy altas.

Si lo que quieres es encaminarte más hacia el trabajo de flexibilidad de tu cuerpo, a la relajación y a la paz mental, entonces deberías elegir el Yoga.

¿Con cuál os quedáis vosotras?

Palabras relacionadas: