Probamos el Sistema de Fotodepilación de Luz Pulsada Venus Naked Skin®: primeras impresiones

No tener que depilarme más es uno de los sueños (prácticos) de mi vida, con el añadido, por supuesto, de que desaparezca el pelo, porque no depilarme y ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
1,40

Venus

No tener que depilarme más es uno de los sueños (prácticos) de mi vida, con el añadido, por supuesto, de que desaparezca el pelo, porque no depilarme y quedarme peluda es una posibilidad que siempre he tenido a mi alcance.

Soy morena de piel, mi vello no es exageradamente abundante pero sí bastante oscuro, y debo tener unas reservas de testosterona inagotables porque no para de crecer, ¡y a qué velocidad!

Hace unos años me hice unas cuantas sesiones de depilación láser en las ingles, pero no obtuve buenos resultados, quizá porque no fueron suficientes o por mi tipo de piel, el caso es que al año siguiente el pelo volvía a ocupar el mismo espacio de siempre como si no hubiera pasado nada.

Desde hace unos meses, estoy probando en casa el Sistema de Fotodepilación de Luz Pulsada Venus Naked Skin® en axilas, ingles y pubis, y aunque no estoy haciendo del todo bien los deberes respecto a los tiempos (prometo enmendarme), empiezo a notar algunos efectos.

¿Quién lo puede usar?

Tonospiel

Este sistema de fotodepilación está especialmente indicado para tonos de piel claros o medios y vello oscuro. No resulta efectivo con vello pelirrojo, rubio claro, gris o blanco. Lo mejor es comparar nuestro tono de piel con el de la tabla para salir de dudas, en mi caso, al ser morena (y en verano todavía más) me he tenido que limitar a las zonas de mi cuerpo más claras, aunque no descarto en invierno probar con las piernas o encima del labio superior.

Tampoco es recomendable utilizar Venus Naked Skin® si se ha sometido la piel a bronceado, ni tomar el sol durante el tratamiento, y no es posible usarla en zonas delicadas como pezones, genitales, sobre manchas, pecas o tatuajes. En la página web de Braun encontraréis todas las indicaciones sobre en qué partes se puede aplicar y en cuáles no.

¿Cómo funciona?

El sistema utiliza tecnología LPI de Onda Cuadrada, originalmente usada en centros especializados. La energía lumínica actúa sobre la melanina del vello oscuro, transfiriendo calor a su raíz y “durmiendo” el folículo piloso. Por eso es importante que haya un contraste entre el color de la piel y el del pelo, para que este calor pueda dirigirse de forma adecuada al lugar correcto.

Venusfunciona

La zona a tratar debe estar limpia, depilada (con cuchilla) y seca. Para poner en marcha el dispositivo basta con conectar el sistema de alimentación a un enchufe y enseguida se ilumina el botón rojo del sensor de piel. Con este calibramos el tono de la zona en la que queremos eliminar el vello y queda seleccionado el ajuste que necesitamos. La escala de configuraciones va desde I (mayor potencia), hasta IIII (menor potencia), para las pieles más oscuras.

Antes de iniciar el tratamiento hay que poner sobre la piel una generosa capa de gel, que viene incluído en el maletín de Venus Naked Skin®, después situamos el aplicador en la parte a tratar y esperamos a que la luz blanca nos confirme que el contacto es adecuado. Ya solo queda pulsar (evitando mirar hacia la luz brillante) y repetir la operación las veces que haga fatal, teniendo en cuenta que si cambiamos de zona hay que volver a calibrar el tono.

Es fácil hacer el seguimiento de por dónde hemos pasado, ya que el aplicador va dejando una marca rectangular sobre el gel. Lo mejor es ir marcando un clic después del otro, en línea, de forma ordenada, hasta completar la zona en la que queremos eliminar el pelo.

La fase inicial dura de 6 a 12 semanas de tratamiento, con una sesión quincenal, y se recomienda una fase de mantenimiento en la que se realice una sesión cada dos meses.

Mis primeras impresiones

Gillette Venus Naked Skin Device

Vaya por delante que soy un absoluto desastre, y que estos últimos meses no han sido quizá los que he tenido más tiempo del mundo. Me ahorraré la versión extendida de las excusas, pero confieso que mis sesiones no han sido cada 15 días, más bien realicé la primera el 24 de mayo, la segunda el 15 de junio, la tercera el 2 de agosto y la última hasta ahora el pasado 24 de septiembre.

Las ingles solo pude hacerlas en la primera sesión, ya que después con la playa y la piscina ya no era viable, pero las retomaré dentro de dos semanas. Para el pubis y las axilas el calibrador me marca el ajuste III y IIII, dependiendo de en qué zona lo sitúe, por lo que imagino que tardaré más semanas en conseguir una depilación permanente.

Aun así, y a pesar de mi uso irregular, hay partes en las que ya no me sale nada de vello. Tienen el tamaño de una moneda de dos céntimos y son como “calvas” por las que el pelo no crece, aunque a su alrededor lo siga haciendo igual de oscuro y fuerte que siempre.

Se nota el calor al utilizarlo, pero la molestia es ligera y el dolor más que soportable. El maletín es práctico y bonito, y en general el uso del sistema es tan sencillo y rápido, que me merezco una buena colleja por no haber seguido los plazos estipulados.

Me comprometo a ser más constante en mis aplicaciones siguientes, ahora que el clima también comenzará a acompañar, para ver si mejoran los resultados. ¡Tengo esperanzas!

¿Habéis probado Sistema de Fotodepilación de Luz Pulsada? ¿Qué tal la experiencia?

Este producto nos fue enviado para la prueba por Braun. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas para más información.