Rojo, ¿para qué te quiero? Aprende a sacarle todo el partido a tu labial

Aunque pueda parecer raro, vuestros labios no son los únicos que pueden beneficiarse de un labial. Este bastoncito tiene muchos otros talentos tan ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
1

Bodegon

Aunque pueda parecer raro, vuestros labios no son los únicos que pueden beneficiarse de un labial. Este bastoncito tiene muchos otros talentos tan desconocidos como insospechados. Os invitamos a descubrir 4 nuevas maneras de optimizar la utilización de vuestras barras de labios preferidas.

Como Blush

Si después de un largo día de trabajo tus compañeros te invitan a tomar una copichuela en una de esas terrazas tan apetecibles que han abierto ahora que ya han encendido el verano, y al entrar en el baño te ves con la tez mustia y apagada, la solución está en ese labial que se ha convertido en uno de tus imprescindibles.

Elígelo siempre en función de tu tono de piel y no sólo de los colores que marcan las tendencias. Utilízalo como si fuese un blush para refrescar tu tez. Aplícatelo con el dedo procurando difuminarlo bien hacia las sienes. En seguida notarás la diferencia.

Como anti-ojeras

Aunque parezca mentira, podemos utilizar un poquito de nuestro labial para camuflar nuestras ojeras. Resulta que el color rojo es un color que viene que ni pintado (perdonar el chiste fácil) para neutralizar las ojeras más oscuras.

Bodegondg

Como corrector de granitos

Con el tema de los granitos provocados por el acné ocurre lo mismo que con las ojeras. Aunque al principio, al aplicároslo, parezcáis una víctima de Freddy Krueger, si os fijáis en el vídeo tutorial subido a YouTube por Ravinder Osahn veréis que no os engaño. Lógicamente, tendréis que extenderlo y difuminarlo bien, y luego cubrirlo con una buena base, pero el resultado os sorprenderá.

Para ocultar un tattoo

Si Melanie Griffith hubiese conocido este truco se hubiese ahorrado mucho en tiritas y esparadrapos. Y no sólo a ella. Muchos quizá se precipitaron a la hora de hacerse alegremente un tatuaje, y ahora hay ocasiones, como cuando se busca trabajo, que uno no sabe o no puede ocultarlos. ¡Qué no cunda el pánico! Nuestro labial está siempre muy cerca cada vez que lo necesitamos. Antes de intentar cubrirlo con una buena capa de maquillaje, lo mejor es que apliquemos por encima nuestro famoso Rouge. Ya veréis como así lográis camuflarlo mucho mejor.

Mgtaormina Filmfestival